La confianza de consumidores vascos mejora en el primer trimestre y se acerca a valores previos al inicio de la crisis

Actualizado 18/03/2011 12:35:11 CET
EP

FCAVN advierte de que persisten elementos de "preocupación" y destaca que un 40% de encuestados cree que la economía seguirá empeorando

BILBAO, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Indice de Confianza de los consumidores vascos ha mejorado en el primer trimestre del año y se acerca hasta valores previos al estallido de la crisis económica, aunque persiste un "trasfondo de preocupación" y casi un 40 por ciento de personas encuestadas cree que la economía va a seguir empeorando en los próximos meses, según la encuestra trimestral realizada por la Federación de Cajas de Ahorros Vasco-Navarras (FCAVN).

En concreto, dentro de esta mejora subsisten elementos que reflejan "preocupación" por el futuro de la economía general y del paro y el impacto que la crisis ha tenido en sus economías.

Por ello, según la encuesta, todo apunta a que el consumo de las familias va a seguir "una senda de debilidad" en los próximos meses, y que se seguirán esforzando por acumular ahorro.

En concreto, esa encuesta muestra que ese índice de confianza mejora hasta 91 puntos (+2), de manera que se consolida, "lejos de los valores netamente pesimistas de hace dos años". Este valor es superior al obtenido en la UE (88, -1) y España (82, +2).

En los tres casos, se puede observar una consolidación de los índices "lejos" de la zona de valores inferiores del período comprendido entre el primer trimestre de 2008 y el tercero de 2009, y próximos a los valores previos al estallido de la crisis.

Según la encuesta, la evolución positiva de la confianza de los consumidores vascos (+2) está marcada, en el lado positivo, por la recuperación de los índices de expectativas de economía general (89, +6) y del paro (80, +8).

No obstante, la Federación señala que hay que matizar esta evolución positiva. En el primer caso, casi un 40 por ciento de las personas encuestadas estima que la economía va a seguir empeorando en los próximos meses, mientras que un 46 por ciento de los consumidores cree que el paro va a seguir en aumento. En ambos casos queda reflejado "un grado relevante de preocupación" en relación al ritmo de la recuperación económica.

ECONOMIA DEL HOGAR

Asimismo, la encuesta revela que mejoran las expectativas sobre la economía del hogar (96, +1). Sin embargo, esta evolución tiene su "contrapunto" en el hecho de que un 37 por ciento de consumidores percibe que la economía de sus hogares ha empeorado en el último año, y en el retroceso del índice de expectativas de ahorro (98, -9). En concreto, un 40 por ciento de los encuestados no ha podido ahorrar nada en el último año y un 50 por ciento prevé que no podrá hacerlo en los próximos doce meses.

La Federación de Cajas de Ahorros Vasco-Navarras señala que a estos factores se añade la presión inflacionista. En concreto, con un IPC en febrero del 3,5 por ciento en Euskadi, un 55 por ciento de los encuestados cree que los precios subirán a mayor ritmo aún en los próximos meses y un 30 por ciento estima que seguirán a un ritmo similar.

La encuesta añade que, sobre ese trasfondo, se asienta la tendencia de "deterioro" del índice de expectativas de demanda de los consumidores (73, -3), con un 42 por ciento de encuestados que van a reducir las compras de bienes para el hogar. A su juicio, este dato está en línea con la evolución reciente de la información oficial disponible, que muestra "un aún débil" consumo de las familias (+1,16% en cuarto trimestre de 2010), y datos negativos en el comercio minorista (-1,2% en 2010, con ocho trimestres seguidos en negativo) y en las ventas en grandes superficies (-5,4% en 2010).

Por su parte, el índice de grandes inversiones ha mejorado ligeramente (2,3, +0,1), por el incremento de las expectativas de compra de primera vivienda (2,6, +0,3) y de coche (3,3, +0,5). De esta manera, en términos de intenciones de compra, los consumidores vascos vuelven a situarse en niveles semejantes a los previos a la crisis.

De hecho, en 2010 se han incrementado en Euskadi las compraventas de viviendas un 24,9 por ciento, si bien el 53 por ciento de las operaciones se ha realizado en la primera mitad del año, lo que, según la encuesta, podría indicar una "ligera" tendencia a la "ralentización" del crecimiento de esta operatoria.

Por su lado, las hipotecas constituidas sobre vivienda también han crecido un 12,1 por ciento en 2010 en Euskadi, con un "ligero" incremento del 0,5 por ciento en su importe medio, y con el 52 por ciento de las operaciones realizadas en la primera mitad del año.

Asimismo, la matriculación de vehículos ha experimentado una clara mejora a partir de junio de 2009 y se concluyó en el mismo mes de 2010 con un crecimiento interanual del 35 por ciento, y a partir de ahí se fue ralentizando para cerrar el año en negativo (-6,3%). Este comportamiento se mantiene y la matriculación en enero y febrero de 2011 sigue retrocediendo (-33%) con relación a los mismos dos meses del año anterior.

En síntesis, la Federación de Cajas de ahorros vasco asegura que la mejora de la confianza de los consumidores vascos (91, +2) bascula sobre unas expectativas "menos pesimistas" sobre la economía general y el paro, y sobre la base de una voluntad de ahorrar.

"La relativa estabilidad de la economía de los hogares está matizada por una contracción de las intenciones de demanda, que augura una debilidad del consumo de las familias en los próximos meses y por una presión al alza de los precios que va a impactar en su capacidad adquisitiva. A todo ello se suma una demanda latente relevante de primera vivienda y la predisposición a comprar coche si hay un ajuste de precios de la oferta", concluye.