1 de abril de 2020
 
Publicado 25/02/2020 14:35:50 +01:00CET

Detenido tras robar material de obra de una urbanización en Mungia y repostar su coche con una tarjeta robada

Lo sustraído en las casas en construcción tiene un valor de 20.000 euros y la estafa de combustible con la tarjeta de empresa suma 6.500

BILBAO, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Ertzaintza ha detenido a un varón de 42 años acusado de sustraer material de obra por valor de 20.000 euros de una urbanización de viviendas en construcción de Mungia (Bizkaia) y estafar más de 6.500 euros a una empresa de alquiler de vehículos a la que robó una tarjeta de crédito que utilizaba para repostar el combustible del vehículo utilizado en los robos, cometidos también en vehículos, trasteros y establecimientos comerciales.

El arresto tuvo lugar el pasado viernes cuando agentes de la Ertzaintza, que vigilaban al sospechoso, interceptaron la furgoneta en la que viajaba y, tras efectuar una inspección en el interior del vehículo, se localizó diversa herramienta coincidente con la denunciada en enero por el responsable de la obra de la urbanización de Mungia donde había actuado el arrestado.

Las herramientas y material de obra recuperado está valorado en más de 20.000 euros y al arrestado se le imputa también un delito de estafa por apropiarse de una tarjeta de empresa que utilizaba para repostar el combustible del vehículo utilizado en sus robos.

Todo arrancó en enero cuando un particular denunció en la comisaría de Gernika el robo de material de obra y maquinaria del interior de varias viviendas que se encontraban en construcción en una urbanización situada en la localidad vizcaína.

Según la denuncia, el autor del robo habría forzado la puerta de acceso y roto los cristales de varias ventanas. La investigación permitió identificar que el vehículo utilizado para desplazarse a la urbanización había sido contratado en una empresa de alquiler por un particular que contaba con numerosos antecedentes policiales por delitos de robo con fuerza.

Tras seguir la pista del sospechoso, los agentes dieron con su localización y procedieron a llevar a cabo una estrecha vigilancia en torno a sus desplazamientos. En el transcurso de uno de los seguimientos, observaron que el individuo se detenía en una gasolinera y llenaba un bidón con mil litros de combustible.

Las pesquisas efectuadas a raíz de sus movimientos permitieron descubrir que la factura del repostaje había sido abonada con una tarjeta apropiada indebidamente en una empresa de alquiler de vehículos y que estaba siendo utilizada para realizar repostajes cuyo importe alcanzaba los 6.500 euros abonados en diversas estaciones de servicio.

El viernes por la tarde, los agentes que vigilaban al sospechoso procedieron a interceptar la furgoneta en la que viajaba y, tras efectuar una inspección en el interior del vehículo, se localizó diversa herramienta coincidente con la denunciada por el responsable de obra de la urbanización de Mungia.

Ante tales evidencias, los agentes procedieron a su detención y acusarle de delitos de robo con fuerza y estafa. A su vez, en el posterior registro efectuado en su vivienda de Durango, los agentes hallaron también parte del material sustraído en la urbanización de Mungia, así como evidencias de otras sustracciones ocurridas en vehículos, trasteros y establecimientos comerciales que están siendo analizados al objeto de conocer su procedencia.

Asimismo, en la vivienda del detenido se localizó un arma simulada, piezas de armas cortas, así como munición tanto para armas cortas como escopeta. El arrestado ha sido puesto a disposición judicial este lunes.

Para leer más