Publicado 28/03/2022 18:01

La Diputación de Álava reestructurará las residencias y habilitará unidades modulares de un máximo de 25 personas

González presenta la estrategia que orientará el desarrollo de los cuidados de larga duración
González presenta la estrategia que orientará el desarrollo de los cuidados de larga duración - DFA

El Gobierno foral presenta la estrategia que orientará el desarrollo de los cuidados de larga duración en el territorio

VITORIA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Diputación Foral de Álava ha presentado este lunes la estrategia que orientará el desarrollo de los cuidados de larga duración en el territorio, un documento que aglutina los principales proyectos que se están desarrollando en torno a la atención de las personas dependientes, incluido un plan de innovación y modernización de residencias forales que contempla la reestructuración de estos equipamientos, la construcción de nuevos recursos y la habilitación de unidades modulares de un máximo de 25 personas.

La estrategia se articula en torno a dos líneas de actuación: la destinada a las personas que quieren permanecer en su domicilio (planes Etxean Bai y Araba a Punto) y la orientada a las personas que precisan atención residencial (modelo Gizarea y Plan de innovación en las residencias forales), según ha informado el Gobierno foral en un comunicado.

El diputado general de Álava, Ramiro González, ha presentado este lunes a agentes del sector la estrategia que orientará el desarrollo futuro de los cuidados de larga duración en el territorio, y que aglutina los principales proyectos que se están desarrollando en torno a la atención de las personas dependientes, bien sean personas mayores, como con discapacidad o enfermedad mental.

La estrategia presentada este lunes servirá de hoja de ruta para los próximos años, y establece un marco para orientar el desarrollo futuro de los cuidados de larga duración. El objetivo es configurar un modelo sostenible, garantizar unos mejores servicios sociales de calidad, mejorar las condiciones del sector de los cuidados, y desarrollar modelos de atención integral cuyo espacio de cuidados sea el domicilio "hasta donde sea posible", según ha indicado González.

En un acto celebrado en el Museo Artium, Ramiro González y el diputado foral de Políticas Sociales, Emilio Sola, han trasladado las principales características del proyecto con el que la Diputación Foral de Álava da respuesta a la indicación de la Organización Mundial de la Salud para que los países creen "sistemas de cuidados a largo plazo adecuados y equitativos que satisfagan las necesidades de las personas mayores".

La estrategia de cuidados de larga duración en Álava plantea desarrollar un modelo "vanguardista", que se anticipe y responda a los retos de futuro y permita a las personas envejecer con calidad. Para ello, se facilitará un estado de bienestar y confort adaptado a las necesidades y preferencias de los usuarios, en un contexto de desarrollo humano y cohesión social.

RETO DEMOGRÁFICO

El diputado general ha incidido en la importancia de dar respuesta al "reto demográfico". De esa forma, ha recordado que en Álava casi hay 70.000 personas con 65 años o más. La esperanza de vida es de casi 87 años en el caso de las alavesas, 81 años en los hombres. Además, unas 12.000 personas mayores, con discapacidad o con enfermedad mental, tienen reconocido algún grado de dependencia.

González ha apostado por un "modelo inclusivo" en el que se atienda también a las personas con discapacidad y enfermedad mental que envejecen, y que precisan otros cuidados. "Buscamos un cambio profundo de nuestro sistema de servicios sociales, un cambio que no será inmediato, sino fruto de una transición a lo largo de los próximos años", ha explicado González.

El diputado general ha detallado algunas de las herramientas que se van a utilizar en el desarrollo de la estrategia, en la que se incluyen iniciativas "de vanguardia" de los cuidados, personalización e impulso de la atención en el domicilio, innovación y tecnología, residencias "que sean cada vez más hogar", formación a cuidadores, familiares y profesionales, y colaboración con los agentes del sector.

Por su parte, Sola ha detallado los cuatro proyectos que forman parte de la 'Estrategia de cuidados de larga duración en Álava'. El 'Plan Foral Etxean Bai' facilita a las personas dependientes, bien sea personas mayores como personas con discapacidad y enfermedad mental, su permanencia en el domicilio, apoyando a su vez la creación de empleo en el sector de los cuidados.

El programa consta de varias medidas ya en marcha, como el incremento del 20% de la cuantía de la Prestación Económica de Asistencia Personal (PEAP), deducciones fiscales para la contratación de cuidador/a profesional, o la formación de asistentes profesionales y de las familias cuidadoras. Asimismo, está prevista la apertura en los próximos meses del Centro Foral de referencia Etxean Bai para la persona con dependencia.

El programa de seguimiento de la persona se hará por vía preferentemente telemática, a través de la implantación en el domicilio de la persona de una aplicación de sencillo manejo, aunque se podrá completar por otras vías como la telefónica o la presencial.

La instalación de la aplicación permitirá elaborar un plan de cuidados en el que se indicarán las tareas diarias a realizar, por las familias y por la asistencia personal. Será posible, por ejemplo, enviar avisos, visualizar posibles incidencias, conocer y controlar las pautas de medicación y las tomas; monitorizar constantes, seguimiento nutricional, pautas de mantenimiento y activación física, y aplicar programas de estimulación cognitiva, etc.

Con el objetivo de que todo esto sea posible, se podrán instalar sensores en el domicilio y se proporcionarán tabletas electrónicas, entre otras ayudas técnicas y tecnológicas que ayudarán a realizar el seguimiento.

Por su parte, el 'Plan Araba a Punto' está orientado a combatir la soledad no deseada de las personas mayores en Álava. El objetivo es desarrollar propuestas de intervención socioeducativa que contribuyan a evitar el aislamiento y la soledad no deseada entre las personas mayores, así como impulsar el voluntariado de personas mayores y el apoyo a iniciativas de voluntariado para el acompañamiento a personas que se sienten solas y desean compañía.

Otra de las medidas previstas es el plan de innovación y modernización de las residencias forales, que incluye la reestructuración de estos equipamientos, la construcción de nuevos recursos, unidades modulares de un máximo de 25 personas y aplicación de nuevas tecnologías.

Este proyecto contempla la reestructuración de las condiciones de las actuales residencias forales con el mismo tipo de comodidades que los propios domicilios de las personas mayores, y con una organización en unidades modulares de pequeño tamaño, de un máximo de 25 plazas.

Dentro de este plan, se van a acometer diversas reformas para la modernización en las residencias forales, que contemplan desde la remodelación completa, como en la residencia de Samaniego, a reformas de diferentes espacios comunes, tanto en centros para personas mayores (residencias de Amurrio, Txagorritxu y Ajuria), como en la residencia para personas con discapacidad física Goizalde.

También se crearán dos nuevos centros de día y centros residenciales para personas con discapacidad intelectual, en Arratzua-Ubarrundia y en Laudio. Además, se desarrollará un proyecto de I+D con dos líneas de investigación: una plataforma tecnológica de visión artificial, a través de la cual se podrá hacer una detección de caídas, y una solución tecnológica de inteligencia artificial para identificar el dolor en personas con deterioro cognitivo.

Por otra parte, el modelo de cuidados 'Gizarea' tiene vocación transversal en todas los servicios y recursos del Instituto Foral de Bienestar Social. Este modelo va más allá de la atención centrada en la persona, y está centrado en las relaciones entre profesionales, familiares y residentes.

Más información