Publicado 16/11/2020 17:34CET

Empresas de entrega de comida a domicilio guipuzcoanas piden ampliar el horario de reparto

Un cocinero prepara un plato en un restaurante
Un cocinero prepara un plato en un restaurante - IÑAKI BERASALUCE / EUROPA PRESS - Archivo

SAN SEBASTIÁN, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Casi medio centenar de empresas de entrega de comida a domicilio guipuzcoanas han pedido ampliar el horario de reparto, porque con las actuales restricciones por la pandemia de covid-10 no cubren "ni los costes".

Con el respaldo de Asociación de Hostelería de Gipuzkoa, estas empresas han recordado que Euskadi es la comunidad con horarios más restrictivos de todo el Estado. A su juicio, "es imposible" atender los pedidos de la noche si se mantiene la obligación de cerrar el local a las 21 horas, "tanto por razones operativas como de hábitos sociales".

En este sentido, han indicado que "el mayor volumen de pedidos se produce a lo largo del año entre las 20.30 y las 22.30 horas" y han defendido que "una ampliación del horario permitirá a este Servicio Esencial, que de hecho ya tuvo un horario más amplio en el primer confinamiento, atender las muchas demandas que recibe de todo tipo de personas, incluidas las que están confinadas".

Por ello, han pedido al Gobierno vasco, en una carta enviada a la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, que "se amplíe con urgencia el horario de entrega para garantizar su supervivencia y poder prestar con normalidad su labor, que está considerada además como Servicio Esencial".

Para estas empresas "deben primar siempre los criterios médicos para
garantizar la salud de la población" pero ven "difícilmente explicable la actual limitación de horarios, cuando durante el confinamiento de abril y mayo dispusieron de un horario más amplio que el actual".

En su carta, también apuntan que el resto de las Comunidades Autónomas "están permitiendo a este sector que sirva sus pedidos con una franja horaria mucho más amplia" y, además, "tanto en Francia como en Portugal los servicios a domicilio no tienen restricciones horarias".

Finalmente, lamentan que "la disminución de ingresos por la reducción del horario va acompañado de un mantenimiento de los costes fijos, como los laborales o de equipamientos de cocina, que ahora no pueden ser amortizados y que sitúan a muchas empresas al borde del cierre porque su actividad deja de ser rentable".

Contador