Publicado 28/09/2015 13:21CET

Euskadi contabilizó 476 empresas menos inscritas en la Seguridad Social en agosto sobre julio, pero 171 más que en 2014

Confebask cree que los datos "obligan a seguir estando alerta" porque la situación "dista mucho de estar normalizada"

BILBAO, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El número de empresas inscritas en la seguridad Social en el País Vasco se redujo en agosto en 476 respecto al mes anterior, pese a lo cual, en términos interanuales se han creado 171 empresas, un 0,3% más que en agosto de 2014, sumando un total de 57.221 empresas, según el informe sobre la evolución de tejido empresarial en la Comunidad Autónoma Vasca elaborado por Confebask.

Según los datos de la patronal vasca, el número de empresas descendió en agosto en los tres territorios, aunque con algo más de intensidad en Álava que en Gipuzkoa y Bizkaia. En términos interanuales, aumentó el número de empresas en los tres territorios, con una intensidad algo mayor en Bizkaia (0,4%) y menor en Gipuzkoa (0,2%).

El número de autónomos bajó en agosto en 1.174 personas, a pesar de lo cual sigue creciendo en términos interanuales, al computarse 426 autónomos más que en agosto de 2014, un 0,2% más. Desde que se inició la crisis, se acumula una pérdida de 17.023 autónomos (-9%).

El número de empresas en procedimiento concursal se redujo en el primer semestre un 23,7% respecto al primer semestre de 2014, afectando a 190 empresas, frente a las 249 del primer semestre de 2014. Por sectores, destaca el fuerte descenso de los concursos en industria (-63,9%), con una reducción más contenida en la construcción (-9,8%), así como en servicios (-9,6%).

Para Confebask, agosto no ha sido un buen mes ni para la creación de empresas, ni en cuanto al número de autónomos, pese a lo cual ambas variables siguen registrando crecimientos interanuales. En cambio, el número de empresas concursadas sigue reduciéndose con fuerza, aunque continúa por encima de los niveles previos a la crisis.

La patronal vasca ha señalado que "la evolución de los próximos meses nos dirá si estamos ante un bache temporal o ante un debilitamiento en el ritmo de la recuperación de empresas". En cualquier caso, ha añadido, estos datos "nos obligan a seguir estando alerta y a reforzar las medidas que favorezcan el crecimiento y la competitividad, pues la situación dista mucho de estar normalizada".