Gobierno Vasco aprueba contratar por 22,2 millones el suministro de energía eléctrica 100% renovable o de cogeneración

Publicado 04/09/2018 16:24:07CET

VITORIA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno vasco ha aprobado, en su reunión de este martes, la puesta en marcha del expediente para la contratación del suministro de energía eléctrica generada en un 100% a partir de fuentes de energía renovables y/o cogeneración de alta eficiencia. Con un importe de gasto de 22.260.272 euros, se autoriza la contratación del suministro de energía eléctrica de la Administración General de Euskadi y diversas entidades del sector público autonómico.

El Ejecutivo vasco lleva contratando energía renovable desde el año 2008 en diferentes porcentajes hasta llegar, con este contrato, al 100%. De esta forma, el Gobierno Vasco cubrirá su demanda eléctrica con fuentes de energías renovables, dando cumplimiento a la normativa vasca en materia de sostenibilidad energética y a los compromisos del Programa de Gobierno para la promoción e implantación de alternativas energéticas sostenibles que reduzcan la dependencia de los combustibles fósiles.

El Gobierno Vasco ha destacado que, de esta manera, se convierte, "una vez más, en ejemplo y tractor de acciones sostenibles que limitan los impactos de la energía empleada en el medio ambiente y el territorio, mediante el ahorro y el empleo de técnicas y tecnologías que impliquen una mayor eficiencia en su uso, contribuyendo también a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero".

Las bases y detalles del concurso público para esta contratación se publicarán próximamente en el perfil del contratante de la Administración General, y en la web del Gobierno Vasco, www.euskadi.eus. Incluirá seis lotes, dos por cada territorio, y diferencia según la potencia y si el consumo es telemedido o no.

El Ejecutivo autonómico ha precisados que licita y contrata los servicios y suministros para el sector público de manera "lo más conjunta y centralizada posible", de forma que aprovecha las economías de escala, abarata costes y ahorra gasto "mejorando, sensiblemente, la gestión de los recursos públicos".