Actualizado 14/08/2009 21:03 CET

Matute (Alternatiba) dice que "el cambio y la normalidad prometidas" por López han quedado "en agua de borrajas"

Afirma que "el cambio" ha sido a la derecha y "la normalidad se ha transfigurado en aumento de la crispación y limitación de libertades"

BILBAO, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El dirigente de Alternatiba Oskar Matute afirmó hoy que "el cambio y la normalidad prometidas" por PSE-EE "han quedado en agua de borrajas" como, a su juicio, se ha demostrado en los primeros cien días de gobierno de Patxi López.

En un comunicado, Matute consideró que el Ejecutivo, "hasta el momento ha evidenciado tener una escasa o nula iniciativa legislativa, más allá de la mera inversión en banderas españolas para su colocación en las delegaciones del Ejecutivo autonómico".

El representante de Alternatiba precisó, en este sentido, que "'el cambio' anunciado a bombo y platillo por el Partido Socialista, "se ha convertido en un cambio a la derecha, reflejado en su acuerdo con el PP", mientras que "'la normalidad' presuntamente pretendida, se ha transfigurado en un aumento de la crispación y en una limitación de las libertades".

Tras reclamar la adopción de medidas de tipo fiscal para afrontar la crisis y la habilitación de mecanismos "que permitan asistir a las más de 100.000 personas que se encuentran en paro y a toda esa cantidad de gente que no tiene ningún tipo de prestación", destacó que, para afrontar la actual situación económica, hay que "apostar por lo público como garantía de equilibrio y de estabilidad".

"Hemos de subir los impuestos a los que más tienen, que son los que llegan sin ningún problema a fin de mes, y aumentar, así, los recursos que hacen funcionar los mecanismos de protección social, puesto que no podemos dejar el bienestar del ciudadano al albur de los caprichos del mercado", apuntó.

Y VASCA

Oskar Matute criticó que "el cambio de siglas en el Gobierno vasco no haya traído consigo ningún cuestionamiento de políticas y actuaciones ya dibujadas por sus predecesores respecto a proyectos tan sangrantes como la 'Y' ferroviaria vasca, el super puerto de Pasaia, la Super-sur o las bonificaciones fiscales".

También consideró "injusto y aventurado" acusar a los anteriores ejecutivos autónomos de haber sido "tolerantes o comprensivos" con ETA, "ya que existen pruebas tan graves como elocuentes de su implicación decidida en la lucha contra el terrorismo".

No obstante, el dirigente de Alternatiba apuntó que "no todo es negativo en estos cien días, puesto que PSE-EE y PP están reconociendo, de facto, el hecho diferencial y el ámbito de actuación específico vasco, ya que, mientras socialistas y populares disfrutan de su luna de miel en Euskadi, se descalifican burdamente en el resto de España".

Por último, Matute puso su esperanza en "la próxima conformación de un polo de izquierdas capaz de responder a los retos de la sociedad con honestidad y con seriedad" "Este próximo otoño Alternatiba iniciará el proceso de construcción serena de una izquierda combativa con la crisis y con las políticas de derechas", concluyó.