Actualizado 19/10/2010 15:13

Los menores de edad podrán evitar la multa por hacer botellón en Barakaldo con talleres y trabajos comunitarios

Botellón
EP

El Ayuntamiento vizcaíno ha abierto 184 expedientes a menores de edad en los seis primeros meses del año

BILBAO, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Barakaldo pondrá en marcha, a comienzos de noviembre, un nuevo programa piloto con el que los menores de 16 años podrán condonar la multa impuesta por beber en la calle a cambio de participar en talleres de sensibilización o, en el caso de los adolescentes de entre 16 y 18 años, realizar trabajos comunitarios.

En rueda de prensa, el alcalde de la localidad, Tontxu Rodríguez, la concejala de Seguridad Ciudadana, Olga Santamaría Navaridas, y la concejala de Igualdad, Dulcina Pereiro, han presentado la iniciativa que, según han indicado, tiene como "objetivo atajar el botellón desde la adolescencia, el periodo donde las personas adquieren muchos de sus hábitos".

A finales de 2008 el Consistorio baracaldés aprobó la Ordenanza Reguladora de la Publicidad, Venta y Consumo de Alcohol en la vía pública con el fin de combatir mejor esta practica incívica e intensificar la vigilancia policial y con la que, actualmente, sanciona con hasta 750 euros a aquellas personas que son sorprendidas haciendo botellón en la calle.

En primer lugar, el máximo regidor de la localidad fabril ha recordado que en 2009 la Policía Local levantó 296 actas a menores de 18 años por beber alcohol en la vía pública y ha apuntado, además, que en los primeros nueve meses y medio de este año se han abierto otros 184 expedientes a menores de edad por el mismo motivo, cuyas multas "generalmente" las pagan los padres, no los infractores.

"El 38 por ciento de los infractores son menores de edad", ha señalado el alcalde, quien ha indicado, a este respecto, que se trata de "un problema de civismo" porque "juntarse para beber en la calle ocasiona molestias al resto de ciudadanos".

"Pero, a la vez, también hablamos de un problema de salud pública, puesto que el alcohol sigue siendo hoy en día uno de los principales factores de morbilidad y mortalidad dentro de la población", ha recordado Rodríguez.

El máximo regidor ha subrayado también que, "ante estos datos", el Consistorio "cree necesario actuar específicamente sobre este colectivo con la implantación del nuevo programa piloto que sirva de alternativa a la imposición de las sanciones económicas".

Por otro lado, Santamaría ha avanzado que "se va a imponer una fianza de 100 euros" a los menores que participen en las iniciativas. Esta cantidad se les devolverá a posteriori "con el fin de que el dinero les sirva también de acicate a la hora de realizar el taller o los trabajos comunitarios", ha agregado.

El día exacto de la puesta en marcha de la medida está aún por determinar y, desde ese momento, los menores de 16 años tendrán la oportunidad de condonar su multa si participan satisfactoriamente en un taller de sensibilización organizado por el área municipal de Prevención de Drogodependencias, similar al que se organiza ya con los que toman algún tipo de droga como el cannabis.

A los adolescentes de entre 16 y 18 años, por su parte, también se les perdonará la sanción siempre que realicen trabajos en beneficio de la comunidad, en el marco de los sistemas de voluntariado organizados por este Ayuntamiento.

De este modo, al mismo tiempo que se les envía a los padres de los menores la carta informativa de la sanción, se les ofrecerá la posibilidad de que los menores participen en una de las dos iniciativas, dependiendo de la edad del adolescente.

"Mientras tanto, eso sí, el área municipal de Seguridad Ciudadana seguirá tramitando el correspondiente expediente sancionador", ha aclarado Rodríguez.

INFORMES

El área municipal de Prevención de Drogodependencias se encargará de emitir cada cierto tiempo un informe en el que relacionarán los menores que van a participar en cualquiera de las iniciativas, dejando en suspenso la sanción.

Una vez completada con éxito la participación del menor en un taller o un servicio en beneficio de la comunidad, se le condonará definitivamente la sanción.

En el caso de que el adolescente no supere satisfactoriamente su participación en cualquiera de los dos programas, la sanción se aplicará como a cualquier otro ciudadano. "Lógicamente, ocurra lo que ocurra, informaremos a los padres o tutores del menor de lo ocurrido, para que en el seno de su vida familiar tomen también las medidas que consideren oportunas", ha detallado Rodríguez.

Rodríguez, además, ha explicado que "el botellón o la moda de hacer litros en cuadrilla no es exclusiva de Barakaldo y ha indicado que casi todos los municipios la sufren".

DERECHOS

La proliferación de este fenómeno ha hecho que, junto con el derecho a disfrutar de su tiempo libre, "afloren diversos comportamientos y actitudes que en ocasiones desbordan los límites de lo tolerable invadiendo los derechos de otros ciudadanos cuyas libertades son igualmente dignas de protección", ha explicado Rodríguez.

A este respecto, el máximo regidor se ha lamentado porque se producen "gritos, ruido, música a todo volumen, suciedad, orines en la vía pública, etc. La nómina de actuaciones desagradables es amplia".

La normativa de finales de 2008 buscaba, precisamente, poner fin a estos problemas de convivencia a través de multas. La aprobación de la ordenanza vino acompañada de una intensificación de la vigilancia policial.

"Para intentar aplicar la normativa hasta en el último rincón de la ciudad, el refuerzo policial, según están demostrando las sucesivas estadísticas policiales, está dando sus frutos y confío que siga dándolos en el futuro. No vamos a parar hasta ver que el botellón desaparece de Barakaldo, ha precisado Rodríguez.

SENSIBILIZACIÓN

Desde hace varios años, por otro parte, el Ayuntamiento baraldés lleva a cabo acciones de sensibilización con los menores y jóvenes que no sólo consisten en charlas en colegios.

Desde el área municipal de Juventud se organizan sesiones informativas con los infractores y, además, se envían todos los fines de semana cientos de mensajes sms a móviles con mensajes cívicos, muchos de ellos relacionados con el alcohol.

El alcalde ha subrayado que al Ayuntamiento no le "importa dejar de recaudar dinero si con ello logramos sensibilizar a nuestros adolescentes. Lo primero es su propia salud y el bienestar del resto de los baracaldeses, que son quienes sufren en primera persona las consecuencias del botellón".

"El afán de la ordenanza Reguladora de la Publicidad, Venta y Consumo de Alcohol en la vía pública es prevenir y disuadir, nunca recaudar dinero", ha insistido el alcalde.

REINCIDENTE

En el caso de un menor sea reincidente el Consistorio "lo tiene claro" ha enfatizado el máximo edil del municipio, quien ha indicado, a este respecto, que "no se van a dar segundas oportunidades a nadie".

Quien sea reincidente y sea cazado por segunda, tercera o cuarta vez bebiendo en la vía pública se le aplicará la sanción correspondiente, independientemente de que sea menor y haya participado con anterioridad en alguna de las dos iniciativas.

"Y es que el ser humano es así y, por desgracia, muchas veces uno no aprende la lección hasta que no le tocan el bolsillo", ha lamentado el alcalde de la localidad.