El Parlamento Vasco rechaza pedir que no se equiparen los impuestos del diésel con los de la gasolina

Publicado 18/10/2018 13:13:05CET

El PP asegura que la medida sería una "atrocidad" y el resto de grupos le reprochan su "manipulación" y "populismo"

VITORIA, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El PNV, EH Bildu, Elkarrekin Podemos y el PSE-EE ha rechazado una propuesta del PP contra la posible equiparación de la fiscalidad del diésel y la de la gasolina, una medida que según los 'populares' constituiría una "atrocidad" que "hundiría a España". El resto de grupos han acusado al PP de recurrir a la "manipulación" y el "populismo", al presentarse ahora "como el amigo de los currelas".

El pleno del Parlamento Vasco ha debatido este jueves sobre la posible modificación de los impuestos que afectan al combustible diésel, una medida que baraja el Gobierno central en el marco de su estrategia de 'fiscalidad medioambiental'.

Esta posible reforma incluiría elevar el impuesto especial que grava el gasóleo hasta igualarlo con el de la gasolina, lo que, en principio, acabaría con la diferencia de precio entre ambos tipos de combustibles.

El PP había registrado una moción en el Parlamento Vasco con la que pretendía instar al Gobierno autonómico a "mediar" ante el Ejecutivo central para que este renunciara a esta modificción tributaria, al considerar que su aplicación causaría "un grave daño" a la industria automovilística.

La propuesta, no obstante, ha sido rechazada con el voto en contra del resto de formaciones, que han reprochado al PP que recurra a la "manipulación" y el "alarmismo" en torno a este asunto, dado que lo que se está planteando no es una penalización sobre el diésel, sino igualar los impuestos aplicados a este combustible a los que gravan la gasolina.

El PNV, EH Bildu, Elkarrekin Podemos y el PSE-EE han acordado una enmienda en la que instan al Gobierno español a que a la hora de abordar la reforma de los impuestos sobre los hidrocarburos, "tenga en cuenta la lucha contra el cambio climático y contra la contaminación del aire".

"MEDIDAS COMPLEMENTARIAS"

Además, solicita que adopte "medidas complementarias" para evitar que dicha medida tenga un "efecto regresivo". Con ese fin, propone que una parte "sustancial" de los ingresos obtenidos a través de la eventual reforma tributaria se destine a la financiación del transporte público y, en general, a la movilidad sostenible, "introduciendo criterios de renta en los planes y programas que se aprueben y estableciendo sistemas de compensación".

La parlamentaria del PP Juana Bengoechea ha denunciado que el anuncio sobre la posible reforma de la fiscalidad sobre el diésel efectuado por el Gobierno central ha causado un "desplome" de las ventas de los vehículos que utilizan este combustible.

Además, ha asegurado que cerca de 50.000 empleos del sector de la automoción de Álava, entre ellos los de la planta de Mercedes en Vitoria, están "en riesgo" por la "incertidumbre" causada por el Ejecutivo del PSOE, al que ha acusado de que con esta medida, que ha calificado de "atrocidad" puede "volver a hundir España".

"Este Gobierno se paga el guateque a costa de los currelas", ha afirmado, en referencia a los negativos efectos que, según ha dicho, tendría una reforma de este tipo sobre los trabajadores.

La intervención de Bengoechea ha recibido duras críticas por parte del resto de partidos. La parlamentaria del PNV Josune Gorospe ha censurado la falta de "responsabilidad" y el "ventajismo" de la representante 'popular', a la que ha recordado que lo que se está planteando no es establecer un nuevo impuesto al diésel, sino acabar con la "bonificación" fiscal de la que se beneficia actualmente este tipo de combustible, con el fin de "equipararlo progresivamente" con la gasolina.

"CATASTROFISMO"

Por parte de EH Bildu, Mikel Otero ha criticado el "alarmismo y catastrofismo" de la parlamentaria del PP, a la que ha reprochado su "populismo", al presentar ahora al Partido Popular como "el amigo de los currelas". Además, ha afirmado que la amenaza para el futuro del sector del automóvil no viene de la equiparación tributaria entre el diésel y la gasolina, sino de las "dificultades" de las empresas para adaptarse al cambio de modelo energético y a la normativa medioambiental.

El parlamentario de Elkarrekin Podemos Jose Ramón Becerra ha destacado que es "falso", tal y como ha sostenido el PP, que la posible subida de los impuestos sobre el diésel sea el motivo del despido de trabajadores eventuales en la planta de Mercedes en Vitoria.

EXPORTACIONES DE MERCEDES

Según ha recordado, esta factoría prevé alcanzar el próximo año su récord de producción, y la reducción de pedidos que se ha producido en los últimos meses apenas supone un 2% de su actividad. Además, ha destacado que el 90% de los vehículos que produce la planta vitoriana se exportan a otros países, por lo que esas ventas no se ven afectadas por una posible subida de impuestos sobre el diésel en España.

Desde el PSE, Natalia Rojo ha coincidido en que la rebaja de las previsiones de producción de Mercedes es "mínima", aunque ha mostrado su "preocupación" por los trabajadores que puedan ver comprometido su peusto de trabajo. En todo caso, ha recordado que Mercedes ya tenía previsto el fin de estos contratos eventuales.