PNV no ve "mucha negociación" para investir a Sánchez. "El 22 empieza una cuenta atrás real"

Actualizado 09/07/2019 11:03:46 CET
Itxaso Atutxa, presidenta del PNV en Bizkaia
Itxaso Atutxa, presidenta del PNV en BizkaiaEUROPA PRESS - Archivo

Dice que, si el "problema" de Chivite es la abstención de EH Bildu, también contará con ella Sánchez y no se le ha oído "escandalizarse"

BILBAO, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del PNV en Bizkaia, Itxaso Atutxa, ha advertido de que, por el momento, no se ha visto "mucha negociación" para recabar apoyos a la investidura de Pedro Sánchez y, a partir del día 22, "empieza una cuenta atrás real" porque, "si no hay investidura, el futuro es negro". Asimismo, ha afirmado que, para tener el voto a favor del PNV, tendrá que "decir qué ofrece de estabilidad y cómo vislumbra la agenda vasca".

En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, ha criticado que, más de dos meses después de las elecciones generales, no se ha visto "mucha negociación" y ha advertido de que a partir del día 22, fecha en la que está fijado el debate de investidura, "empieza una cuenta atrás real" porque, "si no hay investidura, el futuro es, no incierto, sino negro" ya que "eso nos abocaría seguramente a unas nuevas elecciones".

En este sentido, ha señalado que "septiembre va a ser un mes muy difícil para todo el mundo y especialmente para las fuerzas catalanas", con una Diada "no sencilla" y la posibilidad de un final del juicio del 'procés' que "no pinta muy bien", de manera que "el voto de los catalanes en septiembre se complicaría mucho".

A su entender, repetir las elecciones el 10 de noviembre es "una barbaridad" y ha apuntado que, por su parte, le gustaría que "los partidos que tienen posibilidades de gobernar, se sienten a negociar".

En este sentido, ha señalado que en Euskadi el PNV y el PSE-EE han invertido "muchísimas horas de negociación" para reeditar, tras las elecciones locales y forales, "acuerdos de los que ya veníamos". "Y no estoy viendo eso en el ámbito español", ha criticado Atutxa, que ha cuestionado "si creen que los acuerdos llegan por voluntad" simplemente.

La dirigente del PNV ha opinado que la repetición de elecciones "no le conviene a nadie" y, tras recordar que experiencias parecidas anteriores "no han dado precisamente muy buen resultado", ha apuntado que quizá en unas hipotéticas elecciones en noviembre el PSOE podría "mejorar" su situación, "pero también necesitaría apoyos y, por tanto, volveríamos a estar en otro proceso de necesidad de negociación" en la que ahora no les ve "empeñados".

Atutxa ha precisado que, por lo que respecta al PNV, hubo un "primer contacto" entre el portavoz en el Congreso, Aitor Esteban, y el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, y después "contactos existen pero no se negocia absolutamente nada". En este sentido, ha precisado que el PSOE "necesita primero un socio importante que le dé una mayoría suficiente para poder negociar con el resto".

Por ello, ha señalado que, tras la nueva ronda de contactos que inicia este martes Pedro Sánchez, "no sé si a partir de ese momento, quizá limando alguna aspereza con Podemos, podamos los demás partidos saber, por lo menos, qué es lo que están acordando".

"Supongo que Pedro Sánchez y el PSOE han entendido que el PNV se adhiere, apoya o no imposibilita gobiernos en el Estado que den estabilidad, siempre y cuando haya un programa de programa que piense en los retos de Euskadi, en la agenda vasca y que no lleve a la recentralización", ha manifestado Atutxa, que ha recordado que únicamente "dos veces en la historia" los jeltzales han apoyado con votos a favor una investidura.

Según ha agregado, "es una decisión que hay que tomarla con mucha cautela, y en este caso parece que necesitarían un voto afirmativo del PNV, pues tendremos que hablar y nos tendrán que decir qué ofrece de estabilidad para los próximos cuatro años y cómo vislumbra la agenda vasca".

La presidenta del BBB del PNV ha indicado que el tipo de acuerdo es "algo que tienen que arreglar" entre el PSOE y Unidas Podemos y desde el PNV "ahí no nos metemos". "No tenemos ningún problema por que haya ministros de uno o de otro partido en el gobierno. Lo que nos importa es qué van a firmar, en qué se va a basar ese programa de gobierno", ha insistido.

"POCO OPORTUNO"

Por otro lado, ha considerado "poco oportuno" que la líder del PSN María Chivite señalara este pasado lunes que no descarta reunirse con Navarra Suma para "explicarle" el programa de gobierno suscrito entre el PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E, de cara a una posible abstención a su investidura.

"Si el problema es la abstención necesaria de Bildu, con esa misma abstención seguramente va a contar Pedro Sánchez el día de su investidura y no le he oído a Pedro Sánchez escandalizarse por ello. Seguramente porque, además, en la normalidad de un partido con representación parlamentaria, también entra ofrecer este tipo de apoyos o no a quien se presente a la investidura", ha apuntado.

Según ha criticado, "María Chivite está jugando a intentar tener contenta también a esa otra parte navarra que sigue viendo en el abertzalismo algo ajeno a lo navarro". Además, ha advertido de que, tras la investidura, las mayorías para gobernar "son difíciles".

"Me gustaría saber si Navarra Suma es capaz de aceptar el programa de gobierno que hemos pactado. La dificultad no está tanto en si Geroa Bai y el PSN tengan un acuerdo al que no se puedan presentar terceros, sino en que los terceros --y en este caso creo que Navarra Suma con dificultad-- podrían asumir ese programa de Gobierno", ha señalado.

Contador

Para leer más