Actualizado 28/06/2010 21:07 CET

Sindicatos abertzales y CC.OO Euskadi celebran mañana, por separado, una huelga general contra la reforma laboral

careteles para huelga general del 29 de junio R
EP

La jornada de paro cuenta con el apoyo de EA, EB, Izquierda Abertzale, Aralar y Alternatiba, y el rechazo de PNV, PSE, PP y UPyD

BILBAO, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Sindicatos abertzales y CC.OO. Euskadi celebrarán mañana, por separado, una huelga general en la Comunidad Autónoma Vasca, contra la reforma laboral del Gobierno central. En el caso de las centrales nacionalistas, el paro y las movilizaciones se extenderán también a Navarra.

A esta jornada de movilización se han sumado los sindicatos CGT y CNT, los sindicatos médicos han dejado libertad a su afiliados para secundar la jornada de protesta, mientras UGT-Euskadi es el único gran sindicato vasco que no ha llamado a participar en la misma.

ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e Hiru celebrarán una manifestación en Bilbao que partirá, a las once de la mañana, de la Plaza Moyua. Los secretarios generales de estos sindicatos intervendrán al término de la marcha, en las inmediaciones del Ayuntamiento bilbaíno.

A las cuatro y media de la tarde, en la sede de ELA de Bilbao, los responsables de comunicación de los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e Hiru, realizarán una valoración detallada del desarrollo de la jornada de huelga.

Por su parte, CC.OO. de Euskadi desarrollará manifestaciones a las doce del mediodía en las tres capitales vascas, después de semanas de "intenso trabajo" de movilización e información, por lo que augura un seguimiento "muy importante" del paro.

El secretario general de CC.OO. de Euskadi, Unai Sordo, realizará una valoración general al inicio de la manifestación que encabezará en Bilbao y que partirá al mediodía de la sede del Gobierno vasco, para finalizar en la Plaza del Arriaga.

En San Sebastián y Vitoria, las manifestaciones las encabezarán los responsables territoriales de CC.OO., José Mari García y Mari Cruz Vicente, respectivamente.

OTROS SINDICATOS

UGT-Euskadi es el único de los cuatro grandes sindicatos vascos que no llama a secundar huelga mañana. Su secretario general, Dámaso Casado, considera que las "huelgas parciales no van a repercutir de la misma forma para intentar mantener nuestros derechos y condiciones de trabajo", por lo que instó a la unidad sindical entre CC.OO. UGT, ELA y USO para la convocada para el 29 de septiembre por CC.OO y UGT a nivel confederal.

Por su parte, los sindicatos de Medicina y Enfermería de Euskadi, que aglutinan al sindicato de Enfermería Sastse, el Sindicato Médico de Euskadi, la Federación Facultativos Hospitales de Euskadi, el sindicato de Auxiliares de Enfermería de Euskadi y la Unión de Técnicos Sanitarios de Euskadi, recomendaron a sus afiliados actuar "según su ideología" en la huelga general convocada para mañana.

Otras centrales como CGT o CNT han hecho un llamamiento a los trabajadores para que secunden la huelga general convocada, así como a participar en todas las movilizaciones desarrolladas "en torno a tan importante día de lucha, contra el conjunto de medidas antisociales que ha adoptado el Gobierno al dictado de los poderes económicos".

APOYOS POLÍTICOS

La jornada de huelga general cuenta con el apoyo de formaciones como Eusko Alkartasuna, Izquierda Abertzale, Aralar y Alternatiba, que consideran que esta medida está "plenamente justificada" y remarcan la necesidad de que tenga "una gran respuesta del conjunto de la ciudadanía". Asimismo, apelan a "entrar en una etapa de movilización continua" para cambiar el modelo actual.

También Ezker Batua-Berdeak ha llamado a secundar la huelga general contra la reforma laboral del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ya que, a su juicio, "cruza la línea roja de no respetar los derechos de los trabajadores".

Esta jornada de movilización es rechazada por los principales partidos vascos, como PNV, PSE-EE y PP. La formación liderada por Iñigo Urkullu considera que esta iniciativa es un "recurso" de los trabajadores, pero cree que "el país no está para huelgas".

Por su lado, los socialistas vascos, por boca de su secretario general y lehendakari, Patxi López, dijeron entender el "cabreo" de trabajadores, porque "las decisiones económicas son difíciles", pero coincidieron con los jeltzales en que "el país no está para huelgas".

En parecidos términos se ha expresado la presidenta del Parlamento vasco y miembro de la ejecutiva del PP del País Vasco, Arantza Quiroga (PP), quien considera que "no estamos para huelga general y menos forzada".

Desde UPyD, su parlamentario en la Cámara vasca, Gorka Maneiro, afirmó que el partido no apoya la huelga general, aunque entiende la reivindicación de los trabajadores y sindicatos, al ser contrario a la reforma laboral. Por ello, da libertad a sus afiliados y simpatizantes a actuar "en función de lo que consideren".

Para Hamaikabat, la reforma laboral planteada por el Gobierno central "no aborda el problema laboral en su plenitud, es incompleta e injusta". No obstante, considera que el mensaje de los convocantes de la huelga general de mañana "es sólo de choque" y echa en falta un mensaje y una acción "más cooperativa, de corresponsabilidad y compromiso, para construir un modelo de desarrollo humano que se funde en la innovación, la sostenibilidad y la participación de todas y todas".