250 senderistas para salvar la Ermita de San Jorge de Cáceres

Actualizado 25/10/2015 10:53:28 CET
Ermita de San Jorge de Cáceres
EUROPA PRESS

   MÉRIDA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Un total de 250 personas se han inscrito para participar este domingo en una ruta senderista organizada por Natura 2000 que pretende reclamar la atención de las administraciones públicas para proteger la Ermita de San Jorge de Cáceres, que se encuentra en "absoluto peligro", en especial sus "magníficos frescos" que el agua de una laguna artificial está "destruyendo de forma acelerada".

   La ruta cuenta además con el apoyo de distintos colectivos y asociaciones juveniles y culturales, así como con la colaboración del Instituto Municipal de Juventud (IJEx) a través del proyecto "Cáceres Naturalmente".

   La previsión de participantes casi ha duplicado las 250 plazas habilitadas por la organización para realizar la ruta, por lo que no se descarta volverla a organizarla nuevamente en un breve espacio de tiempo, según informa Natura 2000 en una nota de prensa.

   La jornada ha comenzado en la sede de la asociación de vecinos Ruta de la Plata (junto al centro comercial), desde donde han partido los autobuses que han trasladado a los participantes hasta el lugar de inicio del recorrido, en la carretera que une Cáceres y Badajoz. Desde allí recorrerán a pie doce kilómetros, en los que visitarán la torre de los Mogollones, la ermita de San Jorge, el dolmen de la Hijadilla y un molino medieval, para terminar el recorrido en Malpartida de Cáceres, donde serán recogidos por los autobuses para regresar a Cáceres.

ORIGEN EN EL SIGLO XIV

   Según los estudios existentes, la ermita de San Jorge fue edificada inicialmente en el siglo XIV, siendo lo más característico del diseño de la misma, además de la presencia en su interior de un estanque artificial, la traza de su cubierta, compuesta por cuatro grandes arcos de medio punto que arrancan de fuertes muros, fabricados los últimos con mampostería en su zona baja y ladrillo en la superior, levantados sobre la piedra natural que circunda el edificio y apresa el agua del estanque.

   Sobre dichos arcos, grandes losas de granito hacen de techumbre del templo. De granito son también las losas que hacen de suelo del coro, sustentado por dos arcos escarzanos, únicos elementos que subsisten en el interior de la nave.

   Las líneas superiores que marcan los máximos niveles que ha alcanzado el agua en el interior del edificio rozarían el nivel de este coro, que al parecer siempre llegó a estar a salvo de las mismas. Una teoría que barajan los estudiosos y relacionada con la función de la ermita nos indica que a la misma, llena de agua, entraría el caballero montado sobre su corcel, y a la misma altura que el sacerdote, éste en el coro, sería bendecido por el hecho de haberse adentrado en las sagradas aguas. Un poco habitual ritual y manera de bendecir que haría aún más especial el edificio y necesaria la conservación del mismo.

   Otro de los lugares junto a los que pasará el recorrido se trata de la Torre de los Mogollones, actualmente también en estado de "completo abandono", que perteneció la atalaya a D. Diego García de Ulloa, llamada antiguamente el Castillo de las Seguras de Abajo.

   La torre se incluye en un largo listado de castillos, casas fuertes y torreones que desde el siglo XIV y principalmente a lo largo del siglo XVI se edificaron en las cercanías de la por entonces villa por las mismas familias que en el centro urbano edificaban los palacios que hoy conforman el centro histórico.

   Un reflejo del poder que una nobleza medieval mantenía en el Estado Moderno, y que mostraban tanto dentro del municipio como en sus señoríos, entre los que destacan los del camino de Mérida, como los Castillos de las Arguijuelas (o Herguijuelas), las Cerveras, el Garabato o Santiago de Bencáliz, o la Quinta de la Enjarada y las Casas de las Seguras, en dirección a Badajoz.

   Otro de los atractivos de la ruta será la visita al dolmen de La Hijadilla, monumento megalítico que podría corresponder a enterramientos colectivos y que incluye un valor patrimonial excepcional a la ruta de senderismo de Los Mogollones, desde la carretera de Badajoz a Malpartida de Cáceres, significando así un atractivo turístico para los amantes de rutas de senderismo en la naturaleza sin grandes dificultades.

   En la ermita de San Jorge tendrá lugar la lectura de un documento, firmado por distintas entidades y colectivos, solicitando su protección, y se invitará a los participantes a sumarse a dicha petición de protección pública, instando a las administraciones competentes a que pongan solución urgente a la protección de la ermita de San Jorge.