La ampliación del centro Helga de Alvear de Cáceres permitirá exponer 3.000 piezas

El arquitecto Emilio Tuñón presenta las obras del centro Helga de Alvear
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 19/11/2014 20:16:00 CET

El proyecto, elaborado por el estudio de Emilio Tuñón, conectará la calle Pizarro con Camino Llano a través del jardín y con un paso cubierto

CÁCERES, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La segunda fase de la ampliación de la Fundación Centro de Artes Visuales Helga de Alvear de Cáceres permitirá exponer la colección completa de la galerista alemana, que cuenta con más de 3.000 piezas, ya que el proyecto sumará al actual centro, situado en la conocida como Casa Grande, unos 5.000 metros cuadrados construidos, de los que 3.000 se destinarán a salas expositivas.

   El proyecto, elaborado por el estudio de arquitectos de Emilio Tuñón, recuperará el jardín situado en las traseras del actual edificio para disfrute público y conectará la calle Pizarro, donde seguirá estando la entrada principal al museo, con la calle Camino Llano a través de unas escaleras y un corredor cubierto con tramos al aire libre que podrá usarse como pasadizo para desplazarse de una vía a la otra sin necesidad de entrar en la fundación.

   Así lo ha explicado Tuñón en el acto de presentación de esta ampliación en la que se invertirán 10 millones de euros, cinco de ellos aportados por el Gobierno de Extremadura y los otros por la propia Helga de Alvear que cede también la casa anexa al actual edificio y aporta el millón de euros que ha costado el proyecto arquitectónico.

   Con esta ampliación, que podría estar terminada en 2017, el centro contará con 8.000 metros cuadrados totales construidos, de los que la mitad se destinarán a exposiciones ya que a los 1.000 metros cuadrados actuales habrá que sumar los 3.000 que se sumarán con el edificio de nueva creación.

   El nuevo edificio mantendrá la fachada actual de la casa situada al lado del actual centro y además se levantará otro inmueble de tres plantas de nueva construcción, fundamentalmente en color blanco que se hará ocupando 700 metros del jardín trasero, que ha sido cedido por la Universidad de Extremadura y que cuenta con 2.300 metros cuadrados totales de superficie.

   Según ha explicado el arquitecto se trata de un proyecto que consolidará toda la manzana situada entre la calle Pizarro, integrada en las estribaciones del casco antiguo, y Camino Llano, ubicada en la zona nueva de la ciudad y que, además, recupera el jardín, donde también podrían colocarse esculturas de la colección, para configurar un centro con un gran atractivo cultural para la capital cacereña.

   Esta segunda fase del Centro de Artes Visuales Helga de Alvear posibilitará redistribuir la Casa Grande para albergar el área administrativa de la fundación, la sala de exposiciones temporales, la biblioteca y los espacios educativos donde se celebran cada semana los talleres infantiles, cuyo espacio contará con una salida directa al patio interior cubierto por una gran pérgola.

   Dentro de los objetivos arquitectónicos, Emilio Tuñón ha señalado la creación de "un atractor cultural eficaz y versátil, con una imagen equilibrada y reconocible". Además, Tuñón también persigue en el proyecto "construir un volumen sencillo, desde el punto de vista formal y constructivo, estableciendo un ajustado diálogo con la Casa Grande".

ESTRUCTURA ORDENADA Y FLEXIBLE

   Las salas de exposiciones se agrupan mediante una estructura ordenada y flexible, organizada en cuatro niveles. En el primero de ellos, con acceso por la calle Pizarro, se sitúan las taquillas y el control de acceso como paso previo a una gran sala a doble altura en la que podrán exponerse obras de arte de gran tamaño. En esa planta comienza un recorrido expositivo descendente.

   El segundo nivel expositivo está compuesto por dos grandes salas de las cuales una de ellas coincide con el comienzo de un gran vacío iluminado con un ventanal orientado al nuevo jardín del Centro de Artes Visuales Helga de Alvear. La segunda sala es la que permite el paso exterior conectado con la nueva planta de talleres de la Casa Grande.

   El tercer nivel expositivo está dividido en tres salas de similares dimensiones, ofreciendo un espacio expositivo versátil gracias al apoyo estructural y funcional de dos muros transversales. Este espacio cuenta con una altura libre de diez metros, de gran utilidad para exponer algunas piezas de gran altura.

   La última planta se sitúa a la altura de Camino Llano ofreciendo un lugar idóneo para la entrada de carga y descarga, almacenes y la posibilidad de un espacio expositivo en conexión con el nivel de calle, y por tanto de gran versatilidad. El muro actual que existe se consolidará en gran parte y algunos metros se reconstruirán para poder colocar unas escaleras de acceso desde la calle y salvaguardar la accesibilidad.

ABIERTO EN 2017

   En la presentación del proyecto ha estado la consejera de Educación y Cultura del Gobierno de Extremadura, Trinidad Nogales, quien ha asegurado que "Extremadura contará en 2017 con un centro de artes visuales que situará a Cáceres entre los destinos prioritarios del arte contemporáneo".

   El proyecto ha sido aprobado por el Consejo Rector de la Fundación Helga de Alvear, que es la institución encargada de realizar la ejecución y contratación de las obras, por lo que ya se está trabajando en los trámites previos necesarios para la contratación de las obras. La segunda fase "ya está en marcha", ha dicho Nogales.

   Nogales ha recordado que este "ambicioso" proyecto es posible gracias a la implicación del Gobierno de Extremadura y a la "generosidad" que ha demostrado Helga de Alvear alcanzando un acuerdo de colaboración público-privado "ejemplar".

   Respecto al proyecto presentado por el arquitecto la consejera ha señalado que es un "edifico a la altura de la colección que acogerá en su interior. Una colección que está clasificada entre las colecciones privadas de arte contemporáneo más destacadas en el ámbito internacional". "Es un digno continente para el valioso contenido que albergará", ha dicho la consejera.

   En parecidos términos se ha pronunciado la alcaldesa de la ciudad, Elena Nevado, quien ha subrayado que el Centro de Artes Visuales Helga de Alvear "consolida a Cáceres como un referente del arte contemporáneo" que se "complementa" con la ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad.

   Por su parte, la galerista alemana Helga de Alvear ha dicho que "está absolutamente contenta" con este nuevo proyecto que "simplifica bastante" el primero que se barajó hace años y que preveía ocupar con un edificio de nueva construcción prácticamente todo el jardín.

   "Eso siempre es positivo porque hay que ahorrar en todo el mundo", ha señalado, al tiempo que ha mostrado su satisfacción porque con esta nueva obra podrá verse íntegramente toda su colección que ahora se muestra al público en exposiciones temporales temáticas con una mínima parte de las obras que posee.

   A la presentación del proyecto, que ha tenido lugar en el actual Centro de Artes Visuales Helga de Alvear ha asistido también el presidente de la Diputación Provincial, Laureano León, y otras personalidades del mundo cultural de la ciudad.