Actualizado 17/12/2013 21:10 CET

La Consejería de Fomento alcanza las 500 viviendas entregadas esta legislatura, tras las 21 adjudicadas en Almendralejo

Entrega de viviendas
GOBIERNO DE EXTREMADURA

MÉRIDA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Fomento del Gobierno de Extremadura ha alcanzado las 500 viviendas entregadas esta legislatura, tras las 21 adjudicadas en la localidad pacense de Alemendralejo.

El consejero de Fomento y Vivienda, Víctor del Moral, ha entregado este martes 21 viviendas de promoción pública (VPP) a familias de Almendralejo, en un acto en el que han participado el alcalde almendralejense, José García Lobato, y el director general de Arquitectura y Vivienda, Manuel Lozano.

"En total son ya 500 las familias extremeñas que han visto cumplido, en lo que llevamos de legislatura, uno de los principales deseos de toda persona, contar con una vivienda digna, en este caso de promoción pública", ha destacado Del Moral antes de proceder a la entrega de los pisos.

El consejero de Fomento también ha defendido, en su discurso ante los adjudicatarios, la política de desahucios que se está desarrollando, según ha informado el Gobierno de Extremadura en nota de prensa.

"Nuestra actuación no es fruto del capricho, es una auténtica necesidad; desde el Ejecutivo autonómico estamos tomando las medidas necesarias, siguiendo siempre criterios racionales y legales, para adjudicar las viviendas públicas de Extremadura a quienes las necesitan, como ustedes, lo antes posible, y no a quienes no las precisan o las destrozan", ha aseverado.

Víctor del Moral ha recalcado que "todos los desahucios tienen amparo judicial" y se están ejecutando tras "un largo, complejo y garantista proceso, que lleva muchos años, resultado del trabajo de la Comisión Técnica de Intervención Social de Viviendas".

"Lo que realmente generaría alarma social sería mantener la actuación pasiva de la Administración, continuar de brazos cruzados viendo cómo se malgasta el dinero público y cómo no se defiende a los más débiles", ha indicado el consejero.

Desde junio de 2011, el Gobierno de Extremadura ha entregado 286 viviendas nuevas a otras tantas familias en 42 municipios de la región. A ellas se suman otras 214 a través de adjudicaciones directas de inmuebles recuperados previamente. En total, se han entregado ya 500 viviendas públicas esta legislatura.

El máximo responsable autonómico de Vivienda ha recordado dos medidas de "especial calado" introducidas recientemente por Ejecutivo autonómico.

Por un lado se ha introducido un nuevo criterio de minoración de la renta que pagan los inquilinos de viviendas de promoción pública. Esta minoración puede llegar incluso al 100% de la misma durante un máximo de 2 años. En virtud de esto, quienes destinen más del 10% de sus ingresos a pagar la renta de la vivienda social, y cumplan con los demás requisitos exigidos por la norma, podrán pedir esta exención del alquiler.

Desde que comenzara a aplicarse esta minoración, en junio pasado, el número de familias que han solicitado acogerse a esta "novedosa medida" asciende a 738, de las cuales todas han acreditado tener derecho a ella.

DESAHUCIOS HIPOTECARIOS

Por otro lado, el Gobierno de Extremadura ha establecido un instrumento legal capaz de dar respuesta a las familias afectadas por ejecuciones hipotecarias con la consiguiente pérdida de su vivienda, según ha recordado el Ejecutivo regional.

En este sentido, ha introducido un "nuevo criterio objetivo" que constituye la base o la justificación para la adjudicación de vivienda por extrema y urgente necesidad.

La nueva norma determina que se procederá a la adjudicación directa en los supuestos en los que se acredite por parte de la unidad familiar la perdida de la vivienda, tras una orden judicial de desahucio, por la imposibilidad del pago de las cuotas hipotecarias.

A día de hoy, 18 familias en Extremadura que perdieron su hogar por no poder pagar al banco la hipoteca disfrutan ya de una vivienda de promoción pública.

ENTREGA EN ALMENDRALEJO

Las 21 viviendas que se han entregado en Almendralejo, situadas en las calles Ortega Muñoz, Campo Arañuelo, El Salvador, Miró, Federico García Lorca, Torre del Oro y San Pablo, habían sido recuperadas previamente por el Gobierno de Extremadura después de que sus anteriores adjudicatarios incumplieran el contrato de arrendamiento y entregaran las llaves. En unos casos no residían en la vivienda, en otros no pagaban la renta e incluso ejercían actividades antisociales.

La inversión total realizada por la Consejería de Fomento para volver a poner en servicio estas viviendas ha ascendido a 119.430 euros, lo que supone una media de coste de reparación de casi 6.000 euros por inmueble.

El sorteo para la asignación de cada piso a su adjudicatario tuvo lugar el pasado 29 de agosto.