Actualizado 17/12/2013 21:02 CET

Detenidas dos mujeres como presuntas autoras del robo de teléfonos móviles en un centro comercial de Badajoz

MÉRIDA, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron el pasado día 6 de septiembre en Badajoz a dos mujeres de 46 y 49 años por su presunta autoría de un delito de hurto de varios teléfonos móviles en el Centro Comercial 'El Faro' de Badajoz.

Los hechos sucedieron sobre las 14,00 horas del mencionado día, cuando se recibió en la Sala de Operaciones de la Comisaría Provincial de Badajoz una llamada telefónica del responsable de un establecimiento sito en el Centro Comercial 'El Faro' que manifestaba que se acababa de producir un hurto en dicho establecimiento.

Una vez desplazados al lugar de los hechos, los agentes policiales actuantes se entrevistaron con el encargado del establecimiento, quien manifestó que el vigilante de seguridad del mismo había observado cómo dos mujeres, que se encontraban retenidas por éste, habían introducido varios teléfonos móviles en un bolso, y rebasaron las líneas de caja sin abonar los mismo.

Por este motivo, el vigilante de seguridad las detuvo y comprobó que los teléfonos, valorados en 1.433 euros, se encontraban en un bolso cuyo interior habían forrado con papel de aluminio con el objetivo de inutilizar los sistemas de guarda y alarma del establecimiento, por lo que llamó a la Policía Nacional.

Ante tales manifestaciones, los agentes detuvieron de estas dos mujeres como presuntas autoras de un delito de hurto y fueron trasladadas hasta dependencias policiales para la tramitación de las correspondientes diligencias, ha informado en nota de prensa la Policía Nacional.

Una vez en dependencias policiales, le fueron intervenidos otros dos teléfonos de última generación así como dos cámaras fotográficas, las cuales se encontraban en el vehículo utilizado por las detenidas, al objeto de realizar las gestiones oportunas tendentes a verificar si las mismas también eran sustraídas.

Cabe recordar que las detenidas son dos mujeres, de 46 y 49 años de edad, con antecedentes policiales que, tras la tramitación del correspondiente atestado, fueron puestas en libertad con cargos.