Publicado 14/04/2016 15:39CET

La gripe ha provocado 12 muertes en Extremadura

MÉRIDA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Los hospitales extremeños registran 16 pacientes considerados casos graves confirmados de gripe, enfermedad infecciosa que la pasada semana provocó la muerte de tres personas, con lo que la cifra total de víctimas mortales desde el inicio de la temporada de vigilancia se eleva a doce, según el informe semanal de la Subdirección de Epidemiología del Servicio Extremeño de Salud.

   Desde el inicio de la temporada de vigilancia del virus hasta el pasado domingo 10 de abril los centros hospitalarios de la región han notificado un total de 128 casos graves ingresados con gripe, 100 de los cuales han recibido ya el alta hospitalaria.

   En el conjunto de España, hasta la fecha se han notificado 2.615 casos graves hospitalizados en todas las comunidades autónomas, y se han producido 243 defunciones asociadas a la gripe.

   De los 128 casos graves registrados en Extremadura, al menos 87 pacientes tenían uno o varios factores de riesgo (68%), mientras que 29 de ellos no tenían patologías previas que supusieran un riesgo añadido a la gripe y en 12 casos no consta.

   Los factores de riesgo más frecuentes entre los hospitalizados están siendo, por este orden, enfermedad pulmonar crónica (30 casos), enfermedad cardiovascular (28), diabetes (24), inmunodeficiencia (21), obesidad (17), enfermedad renal (9), enfermedad hepática (8) y embarazo (2).

   El motivo del ingreso de estos pacientes han sido las diversas complicaciones que presentaban asociadas a la gripe, en la mayoría de los casos neumonía (122), pero también síndrome distrés respiratorio agudo -insuficiencia respiratoria--(26), co-infección --una segunda infección además de la gripe--(24), y fallo multiorgánico (18).

   De todos los casos graves, al menos cien pacientes (78%) no se habían vacunado contra el virus de la gripe, mientras que dieciséis sí lo habían hecho (12'5%) y en doce casos no consta.

   La tasa de incidencia semanal de la gripe en Extremadura experimentó un nuevo descenso la pasada semana, situándose en 50 casos por cada 100.000 habitantes, muy por debajo del umbral epidémico que este año estaba marcado para nuestra región en 88 casos por cada 100.000 habitantes.

RESIDENCIA DE MAYORES DE MONTIJO

   Por otro lado, este jueves se han restablecido las visitas de familiares a la residencia de mayores "El Valle", de Montijo, y se ha reanudado la actividad en el centro de día ubicado en ese centro, que habían sido suspendidas temporalmente a causa de un brote de gripe detectado la semana pasada.

   A consecuencia del brote, cuatro enfermos fueron ingresados en hospitales de Badajoz con diagnóstico confirmado de gripe. Tres de ellos han recibido ya el alta y el único que permanece hospitalizado se encuentra estable, afebril y evoluciona satisfactoriamente.

   Entre residentes, usuarios del centro de día y trabajadores, se registraron otros 47 casos con síntomas compatibles con gripe, aunque no confirmados en laboratorio. La mayoría de ellos ya están curados, y los que continúan con síntomas están sin fiebre y evolucionan correctamente, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

   Al detectarse el brote, la Dirección de Salud de Badajoz, junto a la Dirección del centro y sus responsables sanitarios, adoptaron inmediatamente las medidas oportunas de control e higiene respiratoria, y decidieron revacunar a los residentes y trabajadores para reforzar su inmunización.

   Tras una reunión con los familiares, el día 9 se suprimieron las visitas a los residentes y se suspendió la actividad del centro de día para no favorecer la propagación del virus.

   Para evitar la transmisión de la gripe, la Dirección General de Salud Pública del Servicio Extremeño de Salud recuerda la importancia de seguir unas pautas básicas de conducta como lavarse las manos con frecuencia, cubrirse nariz y boca cuando se tose o estornuda, y evitar los saludos con contacto físico.

   Para las personas con síntomas como fiebre o malestar general, también aconseja quedarse en casa hasta un día después de la desaparición de los síntomas, aproximadamente una semana.