El Hospital Nuestra Señora de la Montaña de Cáceres, a la espera de un protocolo de vaciado y desmontaje de equipos

Publicado 14/01/2020 14:04:36CET
Carlos Carlos, presidente en funciones de la Diputación de Cáceres
Carlos Carlos, presidente en funciones de la Diputación de Cáceres - EUROPA PRESS

El presidente en funciones de la Diputación Provincial insiste en que "no ha llegado ninguna propuesta formal" ni pública ni privada

CÁCERES, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Nuestra Señora de la Montaña de Cáceres está a la espera de que se diseñe un protocolo para vaciado y desmontaje de los equipos sanitarios que se encuentran allí y que tendrán que ser desmontados por expertos, ya que conlleva la manipulación de gases o redes eléctricas, entre otras cuestiones, antes de que el edificio pase a manos de su propietaria, que es la Diputación de Cáceres.

El presidente en funciones de la institución provincial, Carlos Carlos, ha informado este martes que el primer paso que hay que dar es mantener una reunión con el presidente de la Junta de Extremadura y el alcalde de Cáceres para que se incorporen a la comisión que se ha creado para dirimir el futuro del inmueble, una vez se han trasladado los servicios sanitarios, a excepción del Punto de Atención Continuada (PAC), que continúa prestándose allí.

Esa comisión, formada por los grupos políticos con representación en la diputación cacereña, se reunió por primera vez el 27 de diciembre pasado y se acordó "respetar" los acuerdos que se tomaran y que "no se politizara el tema del hospital", ha dicho Carlos a preguntas de los medios sobre este asunto tras el balance de gestión de 2019 y tras las declaraciones del PP de que sería un edificio "muerto y cerrado" en el centro de la ciudad.

El primer paso a dar es iniciar la reversión del edificio a su propietaria, que es la Diputación de Cáceres, con el diseño de un protocolo de desmontaje, pero la fecha de la reunión con la Junta "no está fijada" y se mantiene a la espera de cuadrar agendas entre las instituciones.

Respecto al uso futuro que se le dará al inmueble, el presidente en funciones ha insistido en que "no ha llegado ninguna propuesta formal" y no se ha decidido si la inversión será privada o pública porque, "a lo mejor hay suficientes metros para las dos", ha indicado.

"Esa decisión la tomará la comisión y se valorarán las propuestas oficialmente pero no ha llegado ninguna propuesta formal que tendrá que valorarlo una vez el edificio vuelva a ser revertido a la diputación y el edificio esté desalojado al cien por cien", ha recalcado.

A partir de ahí se verá qué propuestas acoge aunque la idea que sostiene la diputación cacereña es desarrollar un proyecto socio-económico que dinamice el centro de la ciudad pero que repercuta también en toda la provincia.

"No hay proyectos concretos, por lo tanto vamos a ir paso a paso y lo primero es fijar con la Junta los protocolos para vaciar el edificio. Hasta que el edificio no esté vacío, la diputación no se hará cargo de él", ha subrayado el presidente en funciones, que considera que los pasos a dar en este proceso deben ser "tranquilos" y "asentados", además de "recapacitar las decisiones que se tomen porque repercutirán para toda la vida y merece la pena que la decisión final sea pausada y no arrepentirnos a la hora de tomar una decisión", ha dicho.

Cabe recordar que el edificio del Hospital Nuestra Señora de la Montaña es un inmueble situado en el centro de la capital cacereña de unos 20.000 metros cuadrados. Cualquier uso futuro que no sea hospitalario necesitará de una reforma importante que podría alcanzar los 20 millones de euros, por lo que la Diputación de Cáceres ya ha indicado que "no" está dispuesta a asumir esa reforma en solitario.

"No se pueden hipotecar las políticas de reto demográfico, de inversión o asuntos sociales para rehabilitar el hospital y tendremos que buscar inversión privada", ha concluido.

Contador

Para leer más