Los premios Otaex reconocen en Mérida proyectos destinados a favorecer la accesibilidad universal de la población

Entrega de premios a la Accesibilidad Universal Otaex 2018
EUROPA PRESS
Publicado 14/12/2018 14:44:17CET

   MÉRIDA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Oficina Técnica de Accesibilidad Universal de Extremadura ha entregado este viernes, en Mérida, sus premios Otaex 2018, unos galardones que reconocen proyectos de inclusión y accesibilidad desarrollados por parte de personas físicas, entidades y administraciones en los principales sectores de la sociedad extremeña.

   En concreto, en esta edición se han entregado ocho galardones en distintas categorías entre los que destaca el Festival de Teatro Clásico de Mérida por la accesibilidad sensorial de las funciones teatrales o el proyecto de la mejora de accesibilidad en el Monasterio de Yuste, entre otros.

   De esta forma, el acto se ha celebrado en la Asamblea de Extremadura, en Mérida, y en él han participado el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara; la delegada del Gobierno en la región, Yolanda García Seco; y el consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles.

   Asimismo, también han participado en la entrega de premios la presidenta de la Asamblea de Extremadura, Blanca Martín; el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo; y el presidente de la Asociación para la Atención y la Integración Social de las Personas con Discapacidad Física de Extremadura (Apamex) y responsable de Otaex, Jesús Gumiel Barragán, entre otras autoridades.

   En su intervención, Guillermo Fernández Vara ha apostado por seguir trabajando para que la accesibilidad "llegue a todos los ámbitos de la vida", al tiempo que ha destacado que la Ley de Accesibilidad de 2014, "hizo que se pasase a la accesibilidad universal", ha señalado.

   En esta línea, Vara ha destacado que la Ley anterior, de 1987, era una norma "de brocha gorda que se centraba sólo en la accesibilidad física", mientras que la Ley de 2014, "es de brocha fina y ofrece una visión universal sobre la accesibilidad", ha afirmado.

   Por su parte, el responsable de Otaex, Jesús Gumiel Barragán, ha destacado la "importancia" de que las normas y proyectos de accesibilidad universal "no se centren en personas con discapacidad sino en personas que precisan accesibilidad", ha destacado.

   Asimismo, Vara ha mostrado su agradecimiento a Otaex, a los premiados y a las entidades y administraciones que contribuyen con sus proyectos de accesibilidad, al tiempo que ha abogado por seguir haciendo cambios "en las pequeñas cosas" que según ha dicho, "son las que hacen que una persona pueda hacer una vida normal y un proyecto de felicidad", ha concluido.

ACCESIBILIDAD SENSORIAL

   Por otro lado, respecto a las entidades premiadas, en la categoría de Tecnologías de la Comunicación y la Información, se ha premiado al Consorcio del Patronato del Festival de Mérida por su proyecto de accesibilidad sensorial, que permite a personas con discapacidad auditiva y sensorial, disfrutar del festival.

   En su intervención, el director del Festival de Mérida, Jesús Cimarro ha destacado su empeño por "seguir facilitando el acceso al teatro de personas con capacidades diferentes", al tiempo que ha resaltado que el festival es para un público "diverso, distinto y variado", así como que "todas las personas tienen alguna discapacidad y reivindicarla individualmente es lo que hace a todos iguales", ha señalado.

   Junto al Festival de Teatro de Mérida, Francisco Javier García Pajares, ha sido galardonado en la categoría de Trayectoria, por su proyecto 'Quiero tocar el cielo', un planteamiento de superación personal en el que García Pajares, se propone realizar viajes y pruebas de escalada con el fin de superar barreras psicológicas y físicas ante su condición de sordociego.

   En este sentido, Francisco Javier ha trasladado a los presentes su historia de superación personal y ha lanzado un mensaje de esperanza, "la felicidad te da alas para volar, yo quiero seguir persiguiendo mis sueños, saltando los glaciares que se presenten y enfrentándome a las tormentas", ha señalado.

   Asimismo, en la categoría de Productos y Servicios, la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, ha entregado el galardón al alcalde de la localidad cacereña de Pescueza, por su iniciativa 'Quédate con nosotros", destinado a prestar servicios de diversa índole para fomentar la permanencia de la población en el municipio.

   Por último, en la categoría de Formación, Divulgación y Publicidad, se ha reconocido al Laboratorio de Accesibilidad desarrollado en Cáceres, un proyecto ideado por el profesor y arquitecto Juan Saumell Lladó y que partió de una actividad universitaria.

ACCESIBILIDAD FÍSICA

   Por otra parte, respecto a los proyectos reconocidos por "favorecer" la accesibilidad universal a través de intervenciones físicas en distintos espacios, destaca el galardón otorgado a Patrimonio Nacional, en la categoría de Edificación, por las obras de adaptación desarrolladas en el Monasterio de Yuste.

   Así, el presidente del consejo de Administración de Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez, ha destacado la "importancia" de adaptar los monumentos para que "todas las personas puedan acceder libre e igualmente a los mismos", al tiempo que ha resaltado la "dificultad" que ha supuesto el desarrollo de las obras "debido a la estructura del monasterio y a la complejidad del monumento", ha señalado.

   Además, en categoría de Edificación, también se ha reconocido a la arquitecta de la consejería de Educación y Empleo, Isabel Asensio, por las obras de adaptación de aseos, vestuarios e itinerarios en el IES Rodríguez Moñino de Badajoz.

   Por otra parte, en al categoría de Urbanismo y Medio Ambiente se han reconocido las actuaciones realizadas por los ayuntamientos pacenses de Herrera del Duque, por la remodelación de la Plaza de España de la localidad adaptando su uso a personas con movilidad y visibilidad reducida.

   Por su parte, al Ayuntamiento de Llerena se le ha reconocido la implantación de nueve zonas de plataformas únicas en calles céntricas de la localidad para "garantizar" la circulación de forma autónoma y continua de todas las personas.