Actualizado 27/07/2017 02:58 CET

'Séneca' canta contra la corrupción endémica del poder en el Festival de Mérida

Antonio Valero y Carmen Linares, en 'Séneca'
JERO MORALES/FESTIVAL DE MÉRIDA

   MÉRIDA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La corrupción como mal endémico del poder centra el nuevo espectáculo en cartel del Festival Internacional de Teatro de Mérida, 'Séneca', basada en la vida y muerte del filósofo metido a político en la "corrompida ciudad sagrada de los hombres".

   Basada en el texto escrito por Antonio Gala hace tres décadas, que sitúa la escena en el palacio del emperador Nerón en el siglo I, transmite la idea de que la corrupción no es un mal de nuestros días, sino que ha venido acompañado a los gobernantes a lo largo de toda la historia.

   "Peor que el crimen es la corrupción", exclamará Antonio Valero el papel del filósofo, que antes de morir rememorará en su conversación con Petronio, interpretado por Ignasi Vidal, algunos pasajes de su trayectoria como mentor de Nerón, al que da vida Diego Garrido, para tratar de justificar una vida dedicada a defender que la política, bien ejercida, es una herramienta para mejorar la vida del pueblo.

   La representación se plantea como una sucesión de escenas en la que irán apareciendo personajes, como la madre del filósofo, Helvia, a la que interpreta la cantaora Carmen Linares, que ofrece su personal versión de poemas y canciones del propio Gala, y cuyas interpretaciones, aunque breves, han sacado las mayores ovaciones de los alrededor de 1.700 espectadores presentes en el Teatro Romano de Mérida.

   Esther Ortega como Agripina, Eva Rufo como Popea, José Luis Sendarrubias como Otón, Aka Thiémélé como Esclavo y la extremeña Carolina Yuste como Acté completan el elenco de esta obra que versiona, dirige y escenografía Emilio Hernández.

   'Séneca' es una coproducción del Festival de Mérida y el Centro Dramático Nacional, que ya fue estrenada en marzo en el Teatro Valle-Inclán de Madrid, podrá verse en Mérida hasta el próximo domingo, día 30.

   En su intento por ser útil a la comunidad al lado de emperador Nerón, tanto su propia vida, en la que acaba rodeado de oro y propiedades, pese a considerar el dinero el "origen del mal", como su muerte, que llega tras recibir una invitación al suicidio del propio emperador y su entorno por desavenencias, reflejan el fracaso de Séneca en su lucha por evitar que la corrupción del poder llegara hasta nuestros días.

   Tras la función, que el público ha despedido con aplausos, tanto el director como los protagonistas han comparecido en la habitual rueda de prensa que se celebra tras los estrenos del Festival de Mérida.

   Emilio Hernández ha destacado la reacción del público, en especial cuando ha roto a aplaudir al finalizar una petenera ofrecida por Carmen Linares, así como la ovación final, con buena parte de las cáveas en pie. Unos aplausos que considera un reconocimiento al trabajo del equipo que espera que en las cuatro funciones que restan en Mérida "siga creciendo".

   Antonio Valero ha subrayado la "responsabilidad" que supone actuar siempre en el Teatro Romano de Mérida, al que ha definido como "el liceo de los teatros del mundo", y asimismo ha destacado la particularidad del público que asiste a las representaciones en este escenario y del que en esta actuación el grupo ha sentido "algo muy especial".

   Así, ha apuntado que en uno de los silencios que le tocan interpretar, en los que se convierte casi en un espectador más de las actuaciones de sus compañeros de reparto, ha sentido viendo el "silencio" del respetable, que "quizás", iban a "triunfar".

   Por su parte, Carmen Linares, ha dicho que para ella ha sido "un lujazo" haber podido actuar en Mérida "como actriz", algo por lo que ha dado las gracias a Emilio Hernández por haberle "empujado" a formar parte de la obra.

Para leer más