Las temperaturas caen este miércoles en Extremadura hasta 8 grados

Actualizado 01/07/2015 10:44:45 CET
Foto: EUROPA PRESS

   MADRID/MÉRIDA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Las temperaturas caerán este miércoles en algunas zonas de Extremadura hasta 8 grados centígrados, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

   Así, la primera ola de calor del verano se despide este miércoles, cuando aún subirán en algunos puntos del país las temperaturas aunque comenzarán a descender los termómetros y la bajada se acentuará el jueves.

   Sin embargo, el viernes, 3 de julio, volverá una nueva masa de aire cálido que elevará el mercurio, dando el pistoletazo de salida a la segunda ola de calor que, de momento, parece que, al menos, durará hasta el miércoles de la próxima semana.

   La portavoz de la Aemet, Ana Casals, ha explicado a Europa Press que este martes comienza un descenso térmico y que el miércoles se acerca un frente por el oeste, aunque se deshará pronto y apenas dejará precipitaciones pero sí provocará un descenso térmico significativo, más acusado cuanto más al oeste. La bajada de los termómetros se extenderá progresivamente de oeste a este a todas las comunidades el jueves.

   Casals ha precisado que los descensos de 6 a 8 grados centígrados afectarán sobre todo a Portugal, Ourense, oeste de León, Asturias, León, Zamora, Salamanca, en partes de Extremadura y en la cornisa cantábrica.

   En concreto, ha añadido que caerán ocho grados centígrados en las costas de Guipúzcoa, Vizcaya, interior de la provincia de A Coruña, interior de Ourense, Pontevedra y Asturias.

   Además, el jueves volverán a caer las temperaturas, salvo en A Coruña y en el extremo suroeste peninsular, e interior de Cádiz. La caída del termómetro será más acusada y se perderán 10 grados centígrados en parte de Cantabria, La Rioja, norte de Burgos, Navarra y hasta 12 grados centígrados en Guipúzcoa, Álava y Vizcaya. Igualmente, bajarán en el valle del Ebro y en el Sistema Ibérico, donde estaban "muy altas".

   Tras el "respiro" de estos dos próximos días, la portavoz ha anunciado que el viernes, 3 de julio, volverán a subir los termómetros "de forma generalizada" y que ese día "parece que se iniciará la segunda ola de calor" del verano en la que también se podrían superar los 40 grados centígrados. "De momento no se ve el fin, ya que al menos parece que durará hasta el miércoles", ha comentado.

   La portavoz ha adelantado que los termómetros subirán "mucho" en el Cantábrico oriental y superarán en ese periodo los 40 grados centígrados en los valles de los grandes ríos.

"AL MENOS" DURARÁ HASTA EL MIÉRCOLES

   El nuevo episodio de calor será más acusado a partir del domingo, 5 de julio, y se extenderá, al menos, hasta el miércoles, día 8. Asimismo, Casals ha añadido que "muy probablemente" se superarán los 40 grados centígrados a lo largo de los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir, así como en el valle del Ebro.

   En cuanto a las temperaturas nocturnas, también ascenderán y los valores más altos durante la noche se esperan en el cuadrante suroeste peninsular, al valle del Ebro, donde de forma generalizada, se mantendrán por encima de los 20 grados e incluso puntualmente podrían no bajar de los 24 grados.

   Por el contrario, las zonas menos afectadas por estas altas temperaturas corresponderán al norte de Galicia y las comunidades del Cantábrico occidental. En las costas también "verán aliviadas" sus temperaturas máximas por las brisas.

   En cuanto a Canarias, Casals ha comentado que también es posible que queden afectados por la ola de calor, sobre todo en las zonas de medianías.

OLAS DE CALOR EN ESPAÑA

   En opinión de la portavoz de Aemet, el hecho de que haya una ola de calor en junio, que cese durante dos días y comience una nueva, es "excepcional", aunque ha recordado que en las 80 olas de calor que se han registrado en España en los últimos 75 años, ha habido algunas muy largas. Del total de olas de calor, 45 de ellas se han registrado en Península, Baleares, Ceuta y Melilla y 35 en Canarias.

   Casals ha apuntado que entre agosto y septiembre de 1976, Canarias ha registrado una ola de calor que tuvo 14 días de duración y que la más larga ha sido la que se ha producido en 2003 y que durante 16 días ha afectado a 38 provincias entre el 30 de julio al 14 de agosto. También ese año ha destacado la de los días 3, 4 y 9 de agosto, con 28 provincias afectadas.

   Sin embargo, en territorio afectado se ha visto superada por la registrada entre el 8 y el 11 de agosto de 2012, que se ha extendido por 40 provincias.

   Además, la de 2003 ha sido una "ola de calor" especialmente destacable en todos los sentidos, ya que la "anomalía de la ola" fue de 3,7 ºC , valor sólo superado por la "ola" de 1987, con 4ºC.

   En cuanto a Canarias, Casals ha valorado que es "difícil" elegir la más relevante porque si se considera la duración, la más larga ha sido la del 28 de agosto hasta el 10 de septiembre de 1976, con 14 días de duración, aunque cuenta con una "anomalía de la ola" de las más bajas (2,3 ºC) y sólo afecta a la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

   Si se tiene en cuenta la anomalía de la ola, la que más ha destacado es la que se ha producido entre los días 5 y 15 de agosto también en el año 1976, con una anomalía de 6,1 ºC, 11 días de duración y las dos provincias afectadas.

   La portavoz ha recordado que para que se produzca como tal una ola de calor es preciso que, al menos, el 10 por ciento de las estaciones superen su temperatura umbral, al menos, durante tres días consecutivos.

Para leer más