Publicado 16/06/2020 15:41:29 +02:00CET

El plan de reactivación del rural de la Xunta reserva 24 millones para ayudas directas a productores y pymes

Reunión del Consello Agrario, con el conselleiro do Medio Rural, José González
Reunión del Consello Agrario, con el conselleiro do Medio Rural, José González - Xunta de Galicia

   El conselleiro pide a los integrantes del Consello Agrario delimitar cuáles son los sectores más afectados por la pandemia

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La Consellería do Medio Rural invertirá 165 millones de euros en su plan de reactivación y dinamización para hacer frente a la crisis provocada por la covid-19, de los que 24 millones serán para ayudas directas a productores y pequeñas y medianas empresas (pymes) afectadas por la pandemia.

   Estas ayudas directas serán de un importe máximo de hasta 7.000 euros por productor y de hasta 50.000 euros por pyme, según ha trasladado el conselleiro, José González, quien ha pedido este martes, en una reunión con el Consello Agrario, que los integrantes de este órgano trasladen cuáles son los sectores más afectados.

   "No queremos dejar a nadie atrás", ha esgrimido, posteriormente, en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por la secretaria xeral técnica de la Consellería, María Jesús Lorenzana.

   En esta línea y para evitar que ocurra como ayudas del Gobierno central que, por una inadecuada "definición" no llegaron "a dónde tienen que llegar", ha asegurado que, con los datos "objetivos", la Xunta hará una delimitación de los sectores y procederá a cubrir las "pérdidas de renta" registradas debido a la crisis del coronavirus.

   A priori, ha avanzado que el sector lácteo ha respondido "bastante bien" a la crisis tanto en precios como en ventas, mientras que el vitivinícola sí que ha experimentado una notable caída de ventas, mientras que en el vacuno de carne, por ejemplo, han descendido los precios.

IMPACTO ECONÓMICO DE MÁS DE 568 MILLONES

   González ha presentado a los agentes del sector los detalles de este plan que, con una inversión de 165 millones, prevé un impacto económico estimado de más de 568 millones de euros en el tejido productivo del rural gallego.

   El plan parte de tres grandes objetivos: fortalecer la competitividad de los distintos sectores productivos del rural en un contexto marcado por el coronavirus, impulsar la promoción y comercialización con una estrategia de diferenciación basada en la calidad y en la diversidad, y reforzar y poner en valor la labor de los sectores agroganadero y forestal para mantener la vida y el paisaje rural.

   Asimismo, se sustenta en cinco ejes de actuación: la promoción, la comercialización y la internacionalización de los productos agroalimentarios gallegos; la sostenibilidad económica de los sectores agroganadero y forestal; el refuerzo de la resiliencia del territorio rural; la formación, la innovación y la digitalización; y la simplificación y flexibilización administrativa.

   De entre las 14 medidas y 36 acciones que conforman el detalle del documento, el conselleiro ha destacado, sobre todo, las ayudas directas a los sectores productivos orientadas a garantizar que su actividad continúa. Cuando se concreten los sectores más afectados, se articulará una orden de ayudas específica.

PLAN DE LIQUIDEZ YA EN MARCHA

   Esta medida se integra en el eje de la sostenibilidad de los sectores productivos, junto con otras como el ya activado plan de liquidez, que incluye el anticipo de la PAC o la agilización del pago de subvenciones, como es el caso de los anticipos de hasta el 50% de las ayudas agrícolas, ganaderas y de desarrollo rural de las convocatorias cofinanciadas por fondos europeos, sin necesidad de que el interesado atribuirt aval de la entidad bancaria.

   Además, en este mismo apartado, se contempla la puesta en marcha de planes específicos de reactivación de los sectores más afectados, con participación de los operadores. El fomento de la cooperación y de la concentración empresarial son otras acciones previstas, así como el refuerzo de la coordinación con los agentes del territorio, reforzando la presencia a través de las oficinas agrarias comarcales y de los distritos y realizando un plan de digitalización de estas oficinas, junto con la puesta en marcha de la oficina agraria móvil.

   También, según ha indicado González, se reforzará la colaboración con los grupos de desarrollo rural, apostando por los fondos Leader en aspectos como la capacitación sobre nuevas vías de comercialización para productores, la creación de redes entre los productores locales o la identificación de nuevos canales de comercialización en circuitos locales.

NUEVO MODELO DE PAGOS DIRECTOS

   El conselleiro ha explicado que se está implementando un Plan estratégico de la PAC post 2020, que aspira a activar medidas "adaptadas a las características y necesidades del medio rural gallego".

   Por ejemplo, se trata de propiciar un nuevo modelo de pagos directos, que contemple el mantenimiento del apoyo a las rentas de los productores, una mayor equidad en su reparto, el respaldo preferente a los pequeños y medianos agricultores y la integración de objetivos medioambientales mediante eco-esquemas que pongan en valor los sistemas productivos existentes.

   Precisamente, en el eje de la promoción, de la comercialización y de la internacionalización, ha destacado el fomento de 'Mercaproximidade', el canal alternativo de venta de productos primarios creado por la Xunta durante la emergencia sanitaria, mediante iniciativas como una campaña de concienciación de la sociedad sobre la importancia del consumo de proximidad o la promoción de productos gallegos entre el alta hostelería y la restauración.

   En esta misma línea ha situado la creación de mercados singulares en localizaciones emblemáticas de las cuatro provincias y la vinculación de los productos a Galicia Calidade. También se potenciará la creación de un grupo de trabajo interdepartamental para el diseño de un Plan de internacionalización de las empresas agroalimentarias gallegas.

   Asimismo, el plan de la Xunta contempla la puesta en marcha de un programa de promoción del consumo de proximidad en los comedores escolares y otro de compra pública responsable, orientado al fomento de la adquisición de productos agroalimentarios por parte de la Administración autonómica, con la idea de emplearlos en hospitales, residencias y centros de día, entre otros.

PUESTA EN VALOR DE LA TIERRA

   En lo que respecta a la resiliencia del territorio rural, el conselleiro ha avanzado que se implementarán proyectos de recuperación y puesta en valor de la tierra, contando con palancas como la ley específica o iniciativas ya en marcha, como las aldeas modelo y los polígonos agroforestales.

   Todo ello, ha incidido, sin olvidar las reestructuraciones parcelarias que se seguirán decretando o el fomento de la multifuncionalidad de los montes a través del plan de pastoreo y el de sotos tradicionales para su recuperación.

AGILIZACIÓN DE TRÁMITES EN LAS SUBVENCIONES

   Finalmente, ha apuntado que, dentro del eje de la formación, de la innovación y de la digitalización, se trabajará en el impulso a la teleformación agroforestal.

   Además, se intensificará y flexibilizará la formación continua agroforestal, con una orientación hacia aspectos como la gestión empresarial, el marketing y las ventas, así como con un plan de impulso de la I+D+i agraria y con el impulso de la investigación y de la innovación en estas áreas.

   Finalmente, en el campo de la simplificación y flexibilización administrativa, José Gonzalez ha avanzado que, de inmediato, se autorizará la reforma de los procedimientos para la agilización de trámites en lo que respecta, por ejemplo, a subvenciones, y se potenciará una atención más personalizada a través de la Oficina Virtual y de la oficina agraria móvil, entre otras medidas.

Para leer más