Actualizado 05/09/2012 21:20 CET

Unións Agrarias insta a las bodegas de Rías Baixas a adherirse al acuerdo sobre el precio de la uva

PONTEVEDRA, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El sindicato Unións Agrarias ha instado a las bodegas adscritas a la denominación de origen Rías Baixas que vayan a adquirir uva de la presente cosecha a "adherirse" al acuerdo que suscribirán este viernes las partes reunidas en torno a la Mesa do Viño. Según el preacuerdo alcanzado entre representantes de los viticultores y los bodegueros, el precio del kilo de uva oscilaría entre 1 y 1,40 euros dependiendo de la graduación.

En representación de Unións Agrarias, José Ramón González acusó de "dar plantón" en este encuentro al grupo de bodegas "que apoyaron la investidura del actual presidente del Consello Regulador de Rías Baixas", Juan Gil de Araújo. González censuró la actitud de estas bodegas, argumentando que "boicotean las mesas y apuestan por la especulación con el precio de la uva a la baja".

Frente a estas, existe otro grupo "muy importante" de bodegueros que, según el portavoz de Unións Agrarias, "se sientan a negociar y a trabajar para alcanzar una tabla de consenso". Por ello, José Ramón González demanda que la Xunta haga "discriminación positiva" en favor de aquellas empresas que lleguen a acuerdos en el momento de asignar subvenciones y que no se beneficien de ayudas aquellas que queden al margen de los pactos del sector.

Tras cuatro intentos fallidos, la quinta convocatoria de la Mesa do Viño concluyó con un preacuerdo, tras cuatro horas de conversaciones. Al encuentro asistieron, en representación de la Xunta, el secretario xeral de Medio Rural e Montes, Tomás Fernández-Couto; el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís; y el jefe territorial de Medio Rural e do Mar, Gerardo Zugasti. El viernes a las 17.00 la delegación de la Xunta en Pontevedra acogerá la reunión definitiva.

"UN HECHO"

"Para nosotros el acuerdo ya es un hecho", confirmó el portavoz de Unión Agrarias que, junto con Xóvenes Agricultures y Sindicato Labrego Galego, fueron los sindicatos representados. Durante el encuentro se comentaron las previsiones de la cosecha, que estará por debajo de los 20 millones de kilos de uva. No obstante, "lo poco que haya se crió muy bien" y, ante la perspectiva de buen tiempo para los próximos días, confía en que la maduración final sea óptima.

La vendimia podría comenzar en torno al 20 de septiembre, señaló José Ramón González, que se dirigió a las bodegas de Rías Baixas que, para justificar que no comprarán uva, alegan "que tienen las bodegas llenas de vino" de la cosecha anterior. Así, González les recuerda que para poder etiquetar la añada con fecha de 2012 necesariamente un 85% de la materia prima tiene que corresponder al año en curso.

González también demandó que se adopten los mecanismos de vigilancia adecuados para evitar la introducción de uva foránea, "y quien sepa de un delincuente, que lo denuncie", concluyó.