La UE constata "una reducción" de la plaga de la patata en Galicia y ve posible erradicarla en un futuro próximo

Plaga de la patata de la polilla guatemalteca
MINISTERIO DE AGRICULTURA - Archivo
Publicado 08/01/2019 18:32:15CET

Un informe valora la eficacia de las medidas tras la aparición de la polilla guatemalteca en la Comunidad por primera vez en 2015

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los análisis realizados por la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea constatan "una reducción rápida y sostenida" de la plaga de la patata en Galicia, por lo que prevé que será posible erradicarla en un futuro próximo si se siguen de forma efectiva las normas de control.

Entre el 17 y el 21 de septiembre de 2018, técnicos de la UE realizaron una auditoría sobre la incidencia de la polilla guatemalteca en Galicia --en un análisis que comenzó en España el día 11 de ese mes--. Posteriormente, hicieron un informe provisional en noviembre en el que se concluye que las acciones efectuadas provocaron una "significativa reducción de su población".

"La aplicación continuada de estas medidas debería conducir en un tiempo a la erradicación de la 'tecia solanivora' (polilla guatemalteca) en España en general y en Galicia en particular", sostiene el informe.

La primera vez que se detectó la polilla guatemalteca en Galicia fue en 2015 en los ayuntamientos coruñeses de Neda, Ferrol y Narón. Hasta la fecha se ha extendido a más de una treintena de municipios, principalmente en Ferrolterra y A Mariña lucense, en cosechas de autoconsumo sin alcanzar las principales zonas de producción de Bergantiños y A Limia.

Así, se valora la eficacia de las medidas puestas en marchas en las comunidades de Galicia y Asturias, con resultados positivos en los únicos territorios peninsulares afectados por la plaga, que por el momento no ha saltado a más autonomías. Una de las hipótesis que baraja el Ministerio de Agricultura es que pudo llegar a la Península desde Canarias --presente desde 1999--.

MEDIDAS EFICACES

La auditoría realizada remarca la existencia de un programa de control "integral" de la plaga, que se estableció de forma "fiable" y con una "base sólida".

De tal forma, el informe determina que "la prohibición de la producción de la patatas en zonas infestadas, las restricciones para su movimiento desde dentro de las áreas demarcadas y su aplicación activa permitieron una menor propagación de la plaga".

Tras su aparición en 2015 en Galicia, la plaga se fue extendiendo por zonas de Ferrolterra y A Mariña, mientras que en 2018 llegó hasta el municipio costero de Muxía (A Coruña), lo que puso en alerta a la cercana zona de producción de Bergantiños.

Durante este periodo la Xunta ha implementado diversas medidas de control como la colocación de trampas, zonas tampón y prohibición de plantación. Todo ello, acompañado de indemnizaciones para afectados por patatas de siembra, consumo y almacenes.

Contador