Unións Agrarias atribuye a la "dejadez" de la Xunta la llegada de la plaga de la patata en Bergantiños

Publicado 30/11/2019 17:13:45CET
Plaga de la patata
Plaga de la patata - LIDIA SENRA - Archivo

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Unións Agrarias (UUAA) ha atribuido la llegada de la plaga de la patata a tres parroquias de A Laracha y Carballo, en la comarca de Bergantiños, a la "dejadez" de la Xunta y ha considerado que las políticas de la Consellería de Medio Rural contra este insecto son "propagandísticas" e "ineficaces".

   Así lo ha denunciado el sindicato agrario en un comunicado, en el que destaca que la presencia de esta plaga en la zona hace "saltar todas las alarmas" por estar en una de las áreas productivas de mayor calidad dentro de la IXP Pataca de Galicia y poner en "grave riesgo" un sector económico puntal en la comarca por su cercanía con Coristanco.

   La organización ha recordado que ya advirtió de la necesidad de habilitar un fondo suficiente para garantizar el "lucro cesante" de las explotaciones de autoconsumo que verán cerrada la posibilidad de sembrar. Y es que la presencia de esta plaga lleva aparejada, entre otras cuestiones, la prohibición del cultivo en la zona durante un periodo de dos años.

   Por todo esto, Unións Agrarias ha reclamado una convocatoria inmediata de la Mesa da pataca en Galicia para informar al sector y poner en marcha "un plan ordenado y serio" para la erradicación real de la polilla guatemalteca.

MEDIDAS TRAS LOCALIZAR LA PLAGA

   Tras detectarse la presencia de la plaga en estas parroquias, de la que informó el viernes Medio Rural, se procedió a la destrucción de los tubérculos afectados y a la activación de las medidas de cuarentena, que incluyen la prohibición de plantación y de su transporte durante dos años, igual que se hizo en el resto de casos.

   Las localidades donde se encuentra la infestación, las parroquias de Lendo y Caión (en A Laracha) y Noicela (en Carballo), solo podrán comercializar patatas embolsadas y etiquetadas preparadas para el consumidor final.

   Esta medida implica que en las parroquias limítrofes se establezca trampeo, con el fin de que el insecto no se propague. Además, las patatas recogidas no se podrán dedicar a siembra mientras la plaga no se dé por erradicada.

Contador

Para leer más