Alberto Varela asume el mando de la Fegamp "consciente" de la responsabilidad que tienen todas las administraciones

Publicado 29/11/2019 19:50:39CET
El presidente de la Fegamp, Alberto Varela, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el expresidente de la Fegamp, Alfredo García (de izquierda a derecha)
El presidente de la Fegamp, Alberto Varela, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el expresidente de la Fegamp, Alfredo García (de izquierda a derecha) - XUNTA

   El expresidente de la institución apunta al "consenso" entre órganos como la llave de su presidencia

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El nuevo presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), Alberto Varela, ha dado comienzo a la nueva legislatura de la institución "siendo consciente" de las responsabilidades que tienen que asumir todas las administraciones.

   Este viernes el expresidente de la institución, Alfredo García, ha cerrado su legislatura para entregar el mando al alcalde de Vilagarcía de Arousa, Alberto Varela, que desde este 29 de noviembre hasta 2024 será el máximo responsable de la Fegamp. Allí también estuvo el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y el titular del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, que tuvo palabras para ambos.

   En el acto de clausura de la toma de posesión, Varela ha asegurado que los gobiernos locales "no pueden ni deben ser el armario para guardar las competencias que ninguna otra administración quiere". Por eso, aunque las alcaldías sean "la cara visible" de todo el sistema público, "todos los actores de la administración tenemos que ser conscientes de nuestra responsabilidad".

   Por la parte que le toca, ha recordado que los ayuntamientos se encargan del día a día de los ciudadanos, "del hábitat en la que conviven" y de los "servicios básicos", pero para eso precisan "mayor autosuficiencia financiera".

   Pide "lealtad institucional" y que "la concesión de ayudas sea ecuánime" para todas las localidades "gobierne quien gobierne". No olvida que "en el centro de todo están las personas" y admite que se necesitará "esfuerzo y talento" para luchar contra la desigualdad, el envejecimiento poblacional, el cumplimiento de los objetivos de la Agenda 2030 y la lucha contra los populismos".

    Además, ha subrayado todos los logros conseguidos por la antigua dirección y cree que "lo mejor está por venir". Su máxima siempre será "mantener el amor por los pueblos y mejorar la vida de los vecinos", un "anhelo" que, desde que existen ayuntamientos democráticos, une a todos los alcaldes.

LA XUNTA Y EL MUNICIPALISMO

   Por su parte, Feijóo ha hecho un repaso por la labor de los ayuntamientos desde la transición democrática. "La democracia local es donde los grandes principios y teorías se tienen que traducir en hechos inmediatos".

   Además, con sus palabras ha querido recordar al exedil de Vigo --que falleció el pasado miércoles-- Manoel Soto "y a los alcaldes que inauguraron la democracia local, que afrontaron el maltrato de estas instituciones". Ha rememorado cómo "los ayuntamientos tenían que suplir funciones que superaban sus posibilidades", pero a pesar de todo "la fortaleza del municipalismo sirvió de pedagogía democrática y escuela de gestión de asuntos públicos. Por eso cumple rendirle un tributo a los que fueron capaces de hacer tanto con tan poco".

   Respecto a la actualidad, el presidente de la Xunta ha señalado que "no es un logro menor mantener el fondo de cooperación local en una etapa de recesión constante". Ahora mismo "la financiación" acapara toda la atención de la Administración autonómica, que se ve "afectada" por la "inestabilidad" de España. En este sentido, Varela ha replicado que "los ayuntamientos fueron los primeros" en crear gobiernos de coaliciones diversas que "han funcionado" y hasta ahora "no se ha acabado el mundo".

   A pesar de eso, Feijóo cree que "la inestabilidad tiene consecuencias y también las tendría una política hipotecada por privilegios territoriales que olvidaran la igualdad que los españoles tienen constitucionalmente reconocida".

    Este también ha sido un día en el que el titular de la Xunta ha hecho hincapié en "los asuntos sobre los que habrá que dialogar y discutir" para llegar finalmente "a un acuerdo", en favor de los "ciudadanos", que son los únicos "propietarios de las instituciones".

"CONSENSO COMO LLAVE"

   De esta manera se ha dado relevo a Alfredo García, alcalde de O Barco de Valdeorras (Ourense). En la misma jornada también ha quedado consolidada la nueva dirección, con 1.560 votos a favor, 20 en contra y 20 abstenciones.

   Alberto Varela (PSOE) será el nuevo presidente; seguido de la vicepresidenta ejecutiva, María Barral (PSOE); el vicepresidente primero, Alfonso Villares (PP); y el vicepresidente segundo, Secundino García (BNG).

   A estos nombres se suman los de la comisión ejecutiva y los del consejo federal, que han formado una lista aprobada por consenso mayoritario. El mismo consenso que ha destacado el expresidente de la Fegamp, Alfredo García, como "la llave de su presidencia" durante toda la legislatura 2015-2019.

   Además, el expresidente también ha puesto en valor "el poder local como la clave para la recuperación del país" en una etapa como la actual. Ha señalado los "logros económicos alcanzados, la renovación del convenio de los GES, las medidas en gestión de la biomasa, la puesta en marcha de la sede electrónica" y otras muchas cuestiones que se han ido superando, a pesar de haber supuesto retos para los ayuntamientos.

Contador

Para leer más