Actualizado 22/03/2011 14:02

El alcalde de Caldas (Pontevedra) declara en el juzgado que no considera su actuación "incumplidora de la ley"

[Sin Asunto]
EP/REMITIDO

La instrucción sigue abierta y no se descartan nuevas imputaciones

CALDAS DE REIS (PONTEVEDRA), 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Caldas de Reis (Pontevedra), el socialista Juan Manuel Rey, ha declarado este martes ante la titular del Juzgado número 1 de esa localidad que no considera "incumplidora de la ley" su actuación, por la que está imputado por desobediencia grave al no cumplir una sentencia en la que se obligaba a derribar un edificio.

Fuentes judiciales confirmaron que el regidor se ha limitado a rechazar la posibilidad de ese delito, mientras que el alcalde, a su salida del edificio judicial caldense, se ha limitado a decir que la vista fue "bien, bien".

A la salida, pasadas las 11.00 horas, Juan Manuel Rey ha rechazado hacer declaraciones sobre su declaración ante el juez, si bien, preguntado si observa relación entre su imputación y la proximidad de las elecciones municipales del 22 de mayo, ha contestado: "Pregúntale al candidato independiente", en referencia al grupo Independientes de Caldas (ICdR).

La causa comenzó este verano cuando un vecino denunció la situación irregular del edificio ubicado en el número 57 de la calle Real de Caldas de Reis, si bien el pleito ya comenzó en la época del exregidor, el también socialista José María Tobío.

Así, en febrero de 2009, el juzgado de lo contencioso-administrativo número 3 de Pontevedra dictó una sentencia firme que anulaba la licencia municipal y obligaba a derribar el edificio por el que este martes ha declarado como imputado el alcalde. De esta manera, el fallo anuló el permiso concedido por la comisión de gobierno a la empresa promotora.

SIGUEN LAS DILIGENCIAS

Según fuentes judiciales, la instrucción del caso está todavía abierta y no se descartan nuevas imputaciones por el incumplimiento de la resolución. De hecho, José Manuel Rey es la primera persona que comparece por este caso.

Además, descartan cualquier relación de la imputación con la cercanía de las elecciones municipales, puesto que, recuerdan, la causa comenzó en verano de 2010 y "toca cuando toca". En este sentido, han manifestado que los tiempos judiciales son independientes de las distintas citas electorales.

El alcalde de Caldas llegó y salió acompañado por un asesor jurídico para declarar ante el juez sobre las 10.00 horas, si bien se retrasó su turno y volvió cerca de las 11.00 horas para comparecer ante la justicia.