El alcalde en funciones de Tui renuncia a su acta de concejal por los malos resultados

Actualizado 28/05/2019 15:58:59 CET

Vincula el fracaso a la moción de censura "no entendida" y a que no se valoró su gestión

VIGO, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde en funciones de Tui (Pontevedra), Carlos Vázquez Padín, ha anunciado este martes que no recogerá su acta de concejal electo por los malos resultados obtenidos por su candidatura en las elecciones del domingo.

En una rueda de prensa, en la que ha estado acompañado por la concejala Milagros González, el regidor en funciones ha confirmado que no será concejal y, dado que la propia Milagros González (número 2 en su lista) también ha renunciado, la representación de Converxencia 21 en el pleno estará en manos del tercero de la candidatura, José Manuel Palacín.

Vázquez Padín, que fue concejal por el BNG entre junio de 1999 y diciembre de 2001, entró como edil de Converxencia 21 en 2011. En las elecciones de 2015 su partido logró dos representantes en una fragmentada corporación, que presidía el socialista Enrique Cabaleiro, y que contaba con ocho partidos.

En octubre de 2017, se aprobó una moción de censura auspiciada por el centro derecha que otorgó la alcaldía a Vázquez Padín, a pesar de que no lideraba el grupo mayoritario de la oposición (tenía 2 concejales, frente a los 4 del PP).

En las elecciones del domingo, el PSOE de Enrique Cabaleiro se hizo con la mayoría absoluta, al subir de 3 a 9 concejales, mientras que todos los partidos que habían firmado la censura y que concurrieron a los comicios fueron severamente castigados. Entre ellos, Converxencia 21, que pasó de dos a un edil.

"Es una asunción de responsabilidades, derivada de la decisión soberana de los ciudadanos de no apoyar nuestra candidatura", ha justificado Vázquez Padín, quien ha interpretado esos malos resultados como "una negativa de los ciudadanos a refrendar al alcalde".

POSIBLES MOTIVOS DE LA DERROTA ELECTORAL

El alcalde en funciones ha reconocido que "es complejo" encontrar una sola causa para la derrota electoral de su partido, y ha vinculado los resultados a varios factores.

Así, en primer lugar, ha admitido que "quizá la moción de censura no estuvo bien explicada, bien justificada". Por otra parte, ha señalado que también pudo influir "el recuerdo de voto de las generales".

Además, Vázquez Padín ha lamentado que, en sus 18 meses como regidor, no tuvo tiempo de visitar todas las parroquias y que mucha de su dedicación estuvo centrada en gestionar las consecuencias de la tragedia de Paramos (un matrimonio perdió la vida, hubo decenas de heridos y cuantiosos daños materiales por la explosión de un almacén pirotécnico ilegal en esta parroquia, hace un año).

En su opinión, "no se valoró la gran gestión de la crisis de Paramos", ni otras iniciativas, como la apertura de la calle Ourense o los cambios en el departamento de Urbanismo.

No obstante, Vázquez Padín ha aclarado que, pese a su renuncia, "la intención es que el partido siga teniendo actividad", y ha abogado por trabajar de cara a las elecciones municipales de 2023. Hasta entonces, ha insistido, Palacín ejercerá una "oposición constructiva y respetuosa" en la corporación tudense.