Publicado 14/01/2022 13:33CET

El alcalde de Santiago apunta a "la primera semana de febrero" para aprobar en pleno los presupuestos de 2022

El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, y la concejala de Economía e Facenda, Marta Abal, presentan los presupuestos para 2022
El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, y la concejala de Economía e Facenda, Marta Abal, presentan los presupuestos para 2022 - AYUNTAMIENTO DE SANTIAGO

   Bugallo se abre a incorporar al BNG al acuerdo, pero avisa que "es imposible" establecer un calendario de proyectos

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Santiago de Compostela, Xosé Sánchez Bugallo, ha apuntado a "la primera semana de febrero" para la celebración de un pleno que apruebe los presupuestos locales para el 2022, toda vez que "no va a dar tiempo" en la sesión ordinaria prevista para el 27 de enero.

   En una rueda de prensa celebrada este viernes, el regidor ha explicado que una vez aprobadas las cuentas de los auditorios municipales, Incolsa y Tussa (este mismo viernes), el lunes se aprobarán los de Uninova, tras lo cual se programará "la propia tramitación de los presupuestos".

   Así, Bugallo ha reconocido que "no va a dar tiempo" a que las cuentas queden ratificadas en el pleno del 27 si hay que cumplir los plazos de comisiones y emisiones de informes, entre otras, así que habrá que convocar otro posterior. "En los últimos días de enero pienso que no, previsiblemente la primera semana de febrero", ha afirmado.

   En cualquier caso, el alcalde ha saludado que "se está recorriendo el camino que hay que recorrer", ya que el gobierno local, constituido por el PSOE, llegó a un acuerdo a principios de enero con Compostela Aberta para sacar adelante los presupuestos con mayoría en la Corporación.

INCORPORACIÓN DEL BNG AL ACUERDO

   Preguntado por los medios sobre la posibilidad de sumar el 'sí' de los dos concejales del BNG, Bugallo ha respondido que "por supuesto" está encima de la mesa. "Nosotros, ahora mismo, lo que queremos es dejar cerrados todos los temas con Compostela Aberta, que particularmente pienso que deberían estarlo (...), pero eso no impide que podamos incorporar cuestiones propuestas por el BNG", ha dicho.

   A tal efecto, el regidor compostelano ha contado que en la mañana de este mismo viernes ha hablado con la portavoz municipal nacionalista, Goretti Sanmartín, y ha avanzado que "la semana que viene" habrá conversaciones entre ella y la concejala de Hacienda, Marta Abal.

   "Por nuestra parte, haremos todo lo posible para que esa incorporación (la del BNG al acuerdo) sea posible", ha insistido.

UN CALENDARIO DE PROYECTOS PARA 2022

   Precisamente, una de las exigencias del Bloque es establecer un calendario de los proyectos presupuestados ante lo que considera una baja ejecución por parte del Ayuntamiento. Sobre estas críticas, Bugallo ha advertido que "es muy difícil que eso sea así en Santiago y en ningún ayuntamiento", dada la "normativa aplicable" a las administraciones locales.

   "No es posible vincular ningún contrato a una operación de crédito hasta que esté formalizada. Esto tiende a que los procesos se dilaten en el tiempo", ha asegurado, para responsabilizar de esta situación a las leyes aprobadas por el exministro de Hacienda Cristóbal Montoro en 2014.

   Así, a pesar de que estas normas estatales "se flexibilizaron" con la pandemia con la posibilidad de los ayuntamientos de recurrir al crédito y al uso del superávit, "no cambió nada" en procedimientos de contrataciones, por lo que "es bastante normal" que los proyectos "se vayan de la anualidad".

   "Esto entiendo que es conocido por Goretti (Sanmartín) y por cualquiera que conozca la normativa de la administración local. Nadie tiene más interés que el propio gobierno en incrementar el nivel de ejecución, pero todos tenemos que cumplir los plazos y trámites que marca la ley", ha recalcado.

DEPURACIÓN CONTABLE

   A todo ello ha añadido que los datos de ejecución que ofrece el BNG, aunque "no son falsos", sí "son irreales", ya que el Ayuntamiento está pendiente de realizar "una depuración contable".

   "Lo razonable sería calcular el grado de ejecución con relación al presupuesto de esa anualidad, no con relación a cantidades que vienen arrastradas desde hace años", ha aseverado el alcalde, para posteriormente cifrar "entre un 50 y un 60 por ciento" la ejecución de proyectos.

   En todo caso, sobre la petición de los nacionalistas, Bugallo ha advertido que "si se formula", excusarán de seguir hablando porque "es imposible ese cumplimiento".

Contador

Para leer más