Actualizado 17/12/2013 20:45 CET

El alcalde de Baralla se mantiene en el cargo con el apoyo de todo el PP

La Guardia Civil desalojó del pleno a varias personas que pedían su dimisión portando fotografías de represaliados por el franquismo

   LUGO, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Baralla (Lugo), el popular Manuel González Capón, seguirá en su puesto tras sostener que los condenados a muerte durante el franquismo "será que lo merecían", gracias a los votos de todo el Grupo Municipal del PP en un pleno extraordinario convocado para debatir su continuidad como primer edil. Aunque decenas de vecinos mostraron su apoyo al regidor en el interior del Consistorio, fuera del edificio un centenar de personas se concentraba para pedirle que abandonara el cargo.

   El resultado de la votación en la sesión que arrancó a las 9.00 horas de este mismo jueves fue de ocho votos en contra de su renuncia, los de sus compañeros de filas, frente a los tres que sumaron BNG y PSOE para exigirle que dejase el bastón de mando.

   En su intervención, tal y como había anunciado, el regidor barallense leyó un comunicado para volver a pedir disculpas y se mostró agradecido por la presencia de los vecinos que acudieron para respaldarle. "Me da ganas y fuerza para seguir trabajando y luchando por ellos", ha valorado quien dirige este municipio desde hace 26 años.

   En todo caso, ha puntualizado, en declaraciones a Europa Press, que el hecho de haber contado con ese apoyo "no" le "sirve" para sentirse "orgulloso" de sus palabras justificando la represión franquista.

   Eso sí, con respecto a las críticas de la oposición en este municipio lucense, ha asegurado que tanto socialistas como nacionalistas "saben que fue un tema salido de madre y fuera de contexto". "Ellos me conocen", ha enfatizado González Capón.

PROTESTAS

   Pese a que parte de los poco más de 2.500 habitantes de Baralla decidieron arroparle en el pleno, en el exterior de la Casa consistorial protestaban más de un centenar de personas, convocados por la oposición y por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

   El único incidente se produjo cuando el alcalde pidió a la Guardia Civil que desalojase a unas personas del interior del salón de plenos por pedir su dimisión mientras portaban fotografías de represaliados por la dictadura.

VISIÓN DE LOS GRUPOS

   Al término del pleno, el portavoz del BNG en Baralla, Xosé Manuel Becerra, ha instado al presidente del PP provincia, Xosé Manuel Barreiro, y al jefe de filas del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, a que "aclaren si asumen las declaraciones" de González Capón.

   "Porque --ha razonado-- si no las asumen y avalan, tienen que obligarlo a dimitir. Un alcalde que apoya el franquismo no puede seguir en el sillón de la Alcaldía", ha recalcado el nacionalista.

   Por su parte, el portavoz socialista, Manuel Pérez, ha dejado claro que tanto el alcalde como los concejales que, con su voto, permiten su permanencia en el cargo, son "franquistas". Por ello, ahora pide que González Capón sea cesado como diputado provincial.

Para leer más