Publicado 26/05/2020 19:23:53 +02:00CET

(AM) La presión social y el rechazo de la universidad obliga a la Xunta a retirar el borrador del plan de docencia mixta

La conselleira Carmen Pomar y los tres rectores gallegos, en una imagen de archivo.
La conselleira Carmen Pomar y los tres rectores gallegos, en una imagen de archivo. - XUNTA - Archivo

Las universidades remitieron su propia alternativa al texto de la Consellería, que la Xunta estudiará para tratar de alcanzar un consenso

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 May. (EUROPA PRESS) -

La Xunta ha retirado su propuesta de implantación de docencia mixta en el sistema universitario gallego, una iniciativa que ha generado un rechazo prácticamente unánime entre la comunidad académica y las propias instituciones tanto por sus planteamientos, por los tiempos marcados en el texto como por la supervisión del proceso por parte de entidades privadas y externas a las instituciones académicas.

La Consellería de Educación, Universidade e Formación Profesional anunciaba hace unas semanas la constitución de un grupo de trabajo para avanzar hacia un modelo mixto de enseñanza, que combinase la presencialidad y la docencia 'online', en el que estarían implicadas las propias universidades gallegas, entre otras entidades.

Hace unos días trascendió el borrador del documento, a la espera de alegaciones, en el que se planificaba la implantación de este modelo en dos fases: una voluntaria el próximo curso y otra general, en la que ya se extendería a la mayoría de grados, en el periodo 2021-2022.

La principal crítica al documento partió de que serían la Fundación Empresa Universidad Gallega (FEUGA) y una consultora externa las encargadas de pilotar y gestionar todo el proceso, en lugar de tratarse de una adaptación que partiese de las propias instituciones.

El texto señalaba, expresamente, que el diseño, planificación, coordinación y monitorización de esta transformación estaría a cargo de la coordinación de Feuga que, "con el soporte de un servicio de consultoría externa, afrontará la totalidad del proceso".

Todo ello motivó un rotundo rechazo desde los sindicatos docentes, el colectivo investigador y el propio profesorado de la universidad, que este mismo martes remitió una carta a la Consellería (suscrita por docentes de las tres instituciones académicas) para pedir la retirada del plan.

Finalmente, Educación decidió apartar el borrador y censuró que se utilizase la propuesta "para la confrontación", por parte "de determinados colectivos".

La Consellería defendió su plan argumentando, además, que los rectores habían mostrado su "conformidad" con la implantación de la docencia mixta durante una reunión telemática y lamentó la pérdida de esta "oportunidad" para el alumnado.

SIN LAS UNIVERSIDADES

Los responsables de las tres universidades consideraron razonable el objetivo de potenciar los instrumentos no presenciales y la constitución del grupo de trabajo para elaborar un plan en este sentido, pero no en los términos trasladados por la Consellería en el borrador.

En declaraciones a Europa Press, el rector de la USC, Antonio López, ha asegurado que el texto les vino "hecho" y no lo elaboró "ningún grupo de trabajo", o al menos ninguno en el que se encontraban las tres instituciones.

López censuró que la propuesta, redactada "al margen" de las universidades, supondría "cambiar el modelo presencial" y el sentido de la docencia, que ha definido como "un pilar" de la forma de entender esta institución.

Por tanto, el documento fue "más allá del planteamiento inicial" anunciado por la Consellería a los rectores, como así lo señalaron los tres responsables de las universidades en una reunión telemática a la conselleira Carmen Pomar, ha insistido López.

PLAN ALTERNATIVO

Las instituciones académicas se pusieron a trabajar "en un plan alternativo" que tenían previsto presentar en un nuevo encuentro con Educación este martes, una reunión prevista para las 13,30 horas y que, según ha explicado el rector, finalmente "fue desconvocada".

A pesar de ello, las universidades remitieron a la Consellería su propuesta. Fuentes de Educación han asegurado a Europa Press que la Xunta está en disposición a estudiar el documento para llegar a un "consenso" con las instituciones académicas

Este primer borrador, "consensuado" por las tres universidades, prevé medidas para incorporar las competencias digitales y acciones de mejora para atender circunstancias especiales como las vividas durante la crisis sanitaria. Es decir, soluciones que "mejoren y complementen la docencia presencial", y que a su vez atiendan a las particularidades de cada centro y universidad de modo "flexible" y "gradual".

El objetivo de estas instituciones es el de ofrecer "un plan marco". "Mejorar la docencia que hacemos y de acuerdo a un modelo que debemos seguir teniendo", ha insistido el rector compostelano.

LÍNEAS MAESTRAS

Los ejes sobre los que se basa el plan pasan por incorporar y mejorar los mecanismos de teledocencia y evaluación continua, sin que por ello se elimine la presencialidad.

Asimismo, otro de los puntos se refiere a la inversión en nuevos equipos informáticos, equipos de cámaras y de grabación para mejorar el campo virtual, además de un plan de formación dirigido a toda la comunidad universitaria.

Finalmente, el texto abordará medidas para garantizar la seguridad de profesionales y alumnos, sobre todo tras salir de un contexto de pandemia.

Para leer más