Actualizado 20/11/2015 20:24 CET

(AMP) SIT, UGT y CC.OO aprueban la propuesta final de convenio colectivo de PSA en Vigo, que firmarán el próximo lunes

Los tres aceptan al entender que se plantean "mejoras tanto sociales como económicas", mientras que CUT y CIG convocaron huelga

VIGO, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos de la planta de PSA Peugeot Citroën en Vigo SIT-FSI, UGT y CC.OO. han dado luz verde este viernes a la propuesta final de convenio colectivo planteada por la empresa, con lo que el próximo lunes, día 23, se producirá la firma del nuevo convenio para la fábrica en Vigo.

Así lo han trasladado a Europa Press fuentes de los tres sindicatos, después de que CC.OO., UGT y SIT hayan mantenido este viernes asambleas extraordinarias para someter a votación el planteamiento final que les hizo el pasado miércoles la dirección de PSA, que incluía entre sus propuestas implementar una nueva paga de hasta el 2 por ciento y ampliar jornada a 230 empleados.

Según ha comunicado el SIT a Europa Press, el sindicato ha llevado a la asamblea las propuestas de la empresa y los afiliados han avalado la firma del convenio al entender que "todas las medidas que ha puesto la dirección sobre la mesa han sido mejoras tanto sociales como económicas". "Es empezar a recoger pequeños frutos en la recuperación del centro de Vigo y mantener y mejorar lo que tenemos", ha asegurado.

Asimismo, CC.OO. ha indicado que un 70,31 por ciento de sus afiliados se han mostrado favorables a aceptar la propuesta, un 25 por ciento la ha rechazado y un 4,69 por ciento se ha abstenido. El sindicato ha trasladado a Europa Press que ha aceptado el planteamiento porque permite a los trabajadores "recuperar algo del poder adquisitivo perdido en el acuerdo del SIT" de 2014 y "buscar un futuro con un nuevo modelo que no suponga pérdidas salariales".

De la misma manera, fuentes del sindicato UGT han confirmado a Europa Press que la mayoría de los afiliados que han asistido este viernes a la asamblea han votado a favor de la firma del convenio, --con más de 100 votos a favor, unos 55 en contra y unas 15 abstenciones--.

Así, el lunes se llevará a cabo la firma del nuevo convenio colectivo de PSA en Vigo y se da por finalizado el proceso de negociación, por el que la dirección y los representantes sindicales --7 miembros de SIT, 2 de UGT, y 1 de CC.OO., CIG y CUT-- han mantenido cuatro reuniones desde el pasado 10 de noviembre para abordar el nuevo convenio colectivo de la planta, que afecta a unos 6.000 empleados y tendrá vigencia de 4 años.

CIG Y CUT

Por su parte, los sindicatos CUT y CIG en el marco de estas negociaciones decidieron convocar una huelga por horas este jueves y viernes, en turnos de mañana, tarde y noche, con el propósito de protestar por la "intransigencia" e inmovilidad de la empresa para negociar todos los puntos del convenio.

Los aspectos salariales han quedado fuera de la negociación del convenio después de que la dirección excluyese en la primera reunión debatir las medidas de ajuste salarial aprobadas en noviembre de 2014 --con el único apoyo del SIT-- para mejorar la competitividad de la planta y adjudicarse las nuevas furgonetas K9, al tratarse de un acuerdo con vigencia hasta 2019.

En este contexto, la CIG hará asamblea de afiliados en el local del sindicato el domingo día 22 a las 11,00 y las 11,30 horas, en primera y segunda convocatorias; mientras que la CUT ya se ha reunido con sus afiliados y por unanimidad han decidido no firmar el convenio por incluir las medidas de competitividad y los "recortes" del 2014, que en aquel entonces tampoco aceptaron.

PROPUESTAS DE CONVENIO

Entre las propuestas finales para el nuevo convenio colectivo de la planta, la dirección de la empresa ha planteado implementar a partir de 2017 una nueva paga por objetivos de un máximo del dos por ciento del salario bruto anual, dependiendo del resultado económico del Polo Ibérico --las plantas de Vigo, Madrid y Portugal--.

Además, este año la empresa abonará una paga no consolidable de 250 euros brutos a todos los trabajadores --salvo jubilados parciales, que cobrarán proporcionalmente--. La nueva paga se suma a la paga por objetivos de un máximo de un 1,5 por ciento que ya existía en la actualidad, cuya cantidad depende de los resultados económicos obtenidos el año anterior por la planta de Vigo.

La dirección también ha propuesto aumentar a jornada completa a un mínimo de 50 trabajadores anuales --que mantienen la cláusula de variabilidad--, hasta un tope máximo de 230 empleados a lo largo de la aplicación del convenio, que será de cuatro años.

En cuanto a promociones (subidas de categoría), la empresa ha indicado que podrían llegar a 500 en 2016, y ha señalado que para los siguientes años éstas se fijarían en una comisión establecida a tal efecto. Asimismo, la dirección se ha comprometido a reunirse al final de cada año para analizar la posibilidad de hacer contrataciones indefinidas y eliminar cláusulas de variabilidad.

OTRAS PROPUESTAS

La empresa también ha planteado reducir el número de delegados sindicales con representación en las comisiones de prevención de riesgos laborales, de servicios generales y de limitados y adaptación, si bien ha dado la posibilidad de que los sindicatos que firmen el convenio puedan incrementar un delegado en las comisiones en las que tienen representación.

A lo largo de estos días, también ha realizado propuestas sobre igualdad y conciliación familiar, proponiendo horarios flexibles y la realización de 'teletrabajo' para personal no vinculado directamente a la producción y ofreciendo que trabajadores pueda optar a una "excedencia de verano" para facilitar cuidar de los hijos entre el 15 de junio y el 15 de septiembre.

Además, desde el primer trimestre de 2016 el servicio de comedor de fábrica estará abierto a toda la plantilla y en próximas fechas se sustituirán los carnés de fábrica actuales por tarjetas monedero que posibilitarán la gestión del pago en el comedor, el acceso a equipos informáticos criptográficos, y a impresión itinerante, entre otras cuestiones.

La dirección de PSA, que ha dicho que con todos los cambios que se están haciendo "hay garantías" de que un nuevo modelo de vehículo recale en Vigo, también ha planteado ampliar el servicio de 'renting', así como establecer un seguro privado de salud al que podrán adherirse de forma individual y voluntaria los trabajadores, sus cónyuges e hijos, y que será complementario al actual.

Para leer más