El Ayuntamiento de Santiago aprueba el convenio de la nueva Edar y adelantará un máximo de 450.000 euros

Actualizado 11/03/2019 17:38:57 CET
El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, en rueda de prensa.
EUROPA PRESS - Archivo

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La junta del gobierno local de Santiago de Compostela ha aprobado este lunes el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y la Sociedad Estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes) para la financiación de los costes incurridos en el proceso de 'diálogo competitivo' para determinar el proyecto de construcción y explotación de la nueva Estación Depuradora de Aguas Residuales (Edar) de A Silvouta.

Tal como ha explicado en rueda de prensa el alcalde santiagués, Martiño Noriega, el Ayuntamiento se compromete en el convenio a adelantar un máximo de 450.000 euros para pagar el coste de los anteproyectos que se seleccionen, cantidad que será aportada entre 2020 y 2021 "ya que en 2019 los presupuestos están prorrogados".

"Seguramente sean menos, porque lo que se cubre son sobre 70.000 o 80.000 euros. Se está estimando un máximo de 5 o 6 proyectos que saldrán escogidos. Eso es muy optimista. Hay mucho margen ahí", ha subrayado el regidor, quien ha añadido que "normalmente se escogen tres propuestas".

"La idea es, si todo va bien, firmar el convenio con Acuaes en Madrid este viernes", ha adelantado Noriega, lo que dará paso a que la compañía estatal inicie el proceso de 'diálogo competitivo'. En este sentido, el alcalde de Santiago ha añadido que el dinero que abonará el municipio después "repercutirá" en un convenio a futuro del reparto de costes entre las tres administraciones.

'DIÁLOGO COMPETITIVO'

La forma que Acuaes utilizará para elaborar el proyecto de la nueva Edar de Santiago es el 'diálogo competitivo' que "más que pedir ofertas a empresas para ejecutar una obra, pide soluciones".

Así, según Noriega, consiste en lanzar un proceso en el que lo que prima es "el empleo de tecnología innovadora", así como "los plazos de ejecución".

"Normalmente la licitación de cualquier infraestructura se hace en concurso abierto. El diálogo competitivo es algo que se hace en las cuestiones que necesitan tecnología. Lo que se hace es lanzar un proceso en el cual se dice que tenemos unos terrenos, que están ocupados por la actual Edar, y que queremos ir a un proceso de una futura Edar en ese espacio, a ejecutar por fases y donde se prima el empleo de tecnología innovadora", ha explicado Martiño Noriega este lunes.

De esta manera, de todas las propuestas recibidas, "normalmente se eligen tres", las cuales elaborarán sus anteproyectos "y de ahí saldrá ya un anteproyecto final para iniciar el proceso de licitación".

Para leer más