El BNG se ratifica en facilitar las alcaldías al PSOE, pero en Ourense, A Coruña y Santiago no son decisivos

Publicado 28/05/2019 16:48:50CET

   Las direcciones de los dos partidos mantendrán sendas reuniones internas este miércoles, jornada en la que el PSdeG decidirá su "línea de acción"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

   Las elecciones locales celebradas este domingo han abierto un escenario que permite a los socialistas recuperar el poder local, para lo que, en todo caso, deberá buscar apoyos, al menos de investidura, en todos los ayuntamientos, salvo en Vigo, en donde Abel Caballero tiene una de las mayorías más holgadas de toda la historia de España.

   Con el nuevo panorama, y como ya avanzó en campaña electoral, el BNG se ha ratificado en que facilitará las alcaldías para gobiernos de izquierdas y, singularmente en este caso, para el PSOE, aunque no es decisivo en algunas urbes como Ourense.

   En el caso de la ciudad de As Burgas, aunque los socialistas fueron la fuerza más votada, la aritmética ofrece posibles combinaciones para el acceso al bastón de mando, por lo que habrá que esperar a las negociaciones entre los grupos.

   Más despejado lo tiene el socialista Ángel Mato en Ferrol, a quien los candidatos de Ferrol en Común y BNG dieron su apoyo la misma noche electoral para impedir que el popular José Manuel Rey Varela sea el futuro regidor.

   En el caso de Lugo, fuentes nacionalistas consultadas por Europa Press, han explicado que el BNG, con cinco concejales, también facilitará un gobierno del PSOE frente a la "derecha", aunque todavía falta por someter a la asamblea local el análisis de los resultados, que será el próximo jueves. "Está abierto a día de hoy un acuerdo de investidura o de gobierno", ha manifestado estas mismas fuentes.

   En Santiago de Compostela y A Coruña, si bien el BNG ha comprometido también facilitar los gobiernos del PSOE, con Xosé Sánchez Bugallo e Inés Rey, respectivamente, a la cabeza, la formación nacionalista no es decisiva. En ambos casos también depende de la actuación y negociaciones con las mareas locales: Compostela Aberta y Marea Atlántica.

   Sánchez Bugallo ya avanzó su intención de gobernar en solitario, mientras que la coruñesa Inés Rey apostó por construir una "mayoría de progreso" en la ciudad, sin aclarar si en un gobierno de coalición o en solitario.

   El caso de Pontevedra es el contrario al del resto de ciudades. Aquí es el BNG el que depende de los socialistas, aunque ha sido la fuerza más votada y Miguel Anxo Fernández Lores iniciará el próximo 15 de junio, con toda probabilidad, su sexto mandato al frente de la Alcaldía.

   Los nacionalistas no han abordado todavía la fórmula con la que gobernarán, sin descartarlo hacerlo en solitario; mientras que los socialistas locales esperarán los movimientos de Bloque para definir su postura, a lo que hay que sumar la línea general del PSOE de facilitar gobiernos de "progreso".

REUNIONES DE LAS DIRECCIONES

   Así las cosas, el Partido Socialista de Galicia prevé decidir su "línea de acción" sobre posibles pactos en una reunión de su dirección que tendrá lugar en la tarde de este miércoles en su sede autonómica de Santiago de Compostela.

   En ella, según han informado a Europa Press fuentes del partido, los socialistas abordarán la posibilidad de elaborar un documento marco en el que se perfile que el PSdeG siempre participará en acuerdos de gobierno con fuerzas progresistas.

   Por su parte, el BNG también reunirá a su ejecutiva este miércoles, si bien el Consello Nacional --máximo órgano de decisión entre asambleas-- no se celebrará hasta el sábado 8 de junio y será entonces cuando se marquen las directrices para decisiones como las diputaciones provinciales. La postura en cada municipio, en este caso, siempre se someten a sus asambleas locales y comarcales, para su elevación posterior al máximo órgano de decisión.

DIPUTACIONES

   Con algo más de margen para la decisión sobre las diputaciones provinciales, el PSOE está en condiciones de revalidar las presidencias de Lugo, A Coruña y Pontevedra, esta última a un único diputado de la mayoría absoluta.

   Precisamente, Carmela Silva podría optar por liderar en solitario el ente provincial pontevedrés, aunque en los otros dos casos podría repetirse la coalición de gobierno. En 2011, ambas formaciones políticas acordaron un marco para gobernar los tres entes provinciales con unas políticas comunes.