Caixabank propone que su ERE afecte a 65 empleados y 34 oficinas en Galicia

CaixaBank
CAIXABANK
Publicado 17/01/2019 17:55:19CET

   La medida prevista para la comunidad supone un 8% de la plantilla y un 18% de las sucursales

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La dirección de Caixabank ha planteado a los sindicatos un expediente de regulación de empleo (ERE) para 2.15l7 empleados, 65 de ellos en Galicia, donde cuenta con una plantilla de unos 800 trabajadores y donde propone el cierre de 34 oficinas de las 190 de las que dispone.

   En concreto, según fuentes sindicales consultadas por Europa Press, el mapa de "excedente" de plantilla trasladado por la entidad cifra en 32 los trabajadores que a su juicio sobran en A Coruña, 21 en Pontevedra, siete en Lugo y cinco en Ourense.

   Por provincias, el cierre de oficinas que pretende la empresa (casi el 18% del total) sitúa el mayor dato en Pontevedra, 19, seguido de las 12 de A Coruña, dos en Ourense y una en Lugo.

   El secretario xeral de la sección sindical de CC.OO. en Caixabank Galicia, Xoán Carlos Viveiro, ha criticado el anuncio en lo que concierne a la comunidad: "Es poco entendible", ha aseverado.

   Al respecto, ha destacado que en los últimos tiempos el banco ha incorporado empleados en Galicia, donde "se están haciendo horas extras no remuneradas" en todas las oficinas. "Son muchas contradicciones, aún hay gente en periodo de pruebas y estas salidas no se justifican", ha subrayado.

   De acuerdo con el planteamiento que comunicó la dirección, "parece que quieren centrar" la reducción de personal en grandes ciudades, lo que en la comunidad gallega se traduciría en localidades como Vigo, A Coruña y Ferrol.

   "Casa poco con las declaraciones del consejero delegado (sobre previsión de resultados). No se justifica con los números", ha insistido Viveiro, para quien el argumento del incremento de clientes en el canal digital es "una disculpa", ya que al mismo tiempo "pretenden aumentar el horario de atención en oficina". "O una cosa o la otra", ha incidido.

   El dato de salidas previstas por Caixabank en Galicia supone algo más de un 8% de la plantilla en la comunidad, algo que, además, para este portavoz sindical, no se corresponde con el hecho de que la entidad nunca acometió procesos de integración con otras en este territorio, algo que sí ocurrió en otras autonomías. De ahí, entiende, que el número de trabajadores y sucursales sea más ajustado.

   Los sindicatos recibieron la primera comunicación sobre el ERE el 10 de enero y la primera reunión dentro de las conversaciones previas ha sido este jueves. Tienen fijadas otras dos para los próximos dos jueves, 24 y 31 de enero.

DATOS ESTATALES

   En global, la dirección de CaixaBank ha planteado a los sindicatos un ERE para 2.157 personas, más del 7% de la plantilla, en el marco del nuevo plan estratégico 2019-2021, que contempla una reducción del 18% de la red de oficinas.

    En concreto, el excedente de plantilla estimado se repartiría en 1.913 empleos de la red de oficinas y 244 de servicios de apoyo a la red, que en total suman los 2.157 planteados, sin afectación al territorio de Barcelona ni Teruel.

   CaixaBank ha presentado esta propuesta a la representación sindical en la reunión mantenida con la "firme voluntad de llegar a un acuerdo consensuado" tras el proceso de negociación abierto el pasado 10 de enero, en el que se constituyó la mesa negociadora y se fijó el calendario de reuniones.

   Entre otras medidas, CaixaBank también ha puesto sobre la mesa ampliar el horario de atención al público por las tardes a todas las oficinas, aunque sin especificar cómo ni cuándo; ampliar la movilidad geográfica de los 25 kilómetros al ámbito provincial; aumentar la plantilla 'in touch' de 900 a 2.000 personas; abaratar la clasificación de oficinas o eliminar subdirectores y segundos responsables en oficinas de menos de cuatro empleados.

   Los objetivos de negocio del banco presidido por Jordi Gual pasan por cerrar 821 sucursales urbanas, hasta contar con total de 3.640 en 2021, y avanzar hacia una transformación de su red que permita ampliar el número de oficinas de asesoramiento urbanas ('Store') hasta las 700, desde las 285 actuales, así como mantener la red de sucursales en pequeñas poblaciones (red AgroBank) y desarrollar sus servicios digitales.

   Extender la red de oficinas 'Store' supone aumentar las integraciones de pequeñas sucursales urbanas, que se unirán en una única oficina, de mucho mayor tamaño y más servicios y con horario de apertura ininterrumpida de mañana y tarde.

INDIGNACIÓN EN LOS SINDICATOS

   Las organizaciones sindicales, que ya esperaban que la entidad trasladara las cifras sobre el número de puestos afectados, han mostrado su indignación ante las medidas de reestructuración que ha propuesto la entidad y han subrayado que se trata de una decisión "traumática", porque se amenaza con la unilateralidad si no hay acuerdo.

    CC.OO. ha lamentado la "falta de respeto a la profesionalidad de la plantilla" y han recordado que en 2018 la dirección del banco reconoció que "el excelente equipo humano" era el que hacía posible los "extraordinarios resultados alcanzados".

   El sindicato ha asegurado que no comparte ninguna de las medidas planteadas y cree que no hay razón que las justifique. "La propuesta de CaixaBank no busca sino llevar al límite la negociación para conseguir aplicar de forma unilateral estas medidas forzosas, tal y como prevé el procedimiento en caso de no llegar a un acuerdo", ha criticado CC.OO.

   Por su parte, UGT ha vuelto a pedir la retirada de estas medidas "poco prudentes y nada proporcionales" y ha denunciado que los datos aportados por la consultora externa son contradictorios con los reflejados en el plan estratégico.

   "No puede ser que ante los inversores y accionistas se diga que somos los mejores y vamos a pagar más dividendos, mientras que ante los trabajadores se diga justo lo contrario y se pretenda pagar menos en las nóminas", ha señalado UGT, que considera que las medidas son "completamente inadecuadas y desproporcionadas".

   El Sindicato de Empleados de CaixaBank (SECB) también ha solicitado formalmente que se retire el formato de la negociación y se comience a negociar bajo acuerdo laboral. "Con todo lo que la empresa ha puesto encima de la mesa, se ve una negociación muy dura, ardua y complicada y todos los empleados debemos ser conscientes de ello. Las movilizaciones de la plantilla deben comenzar a estar presentes en la cabeza", ha advertido en su cuenta de Twitter.

   En la comunidad gallega, CC.OO. dispone de la mitad de los delegados de Caixabank en Galicia, que se reparten de la siguiente manera: (seis de CC.OO. en A Coruña, seis de SECB y dos de UGT; cinco de CC.OO. en Pontevedra, cinco de SECB y tres de UGT; cinco de CC.OO. en Lugo y tres de CC.OO. en Ourense, uno de UGT y uno de SECB).