Publicado 22/06/2020 19:03:02 +02:00CET

El Colexio de Traballo Social también rechaza el bono de 250 euros de la Xunta, que sí respalda el Clúster del Turismo

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Colexio Oficial de Traballo Social de Galicia, al igual que varios colectivos médicos antes, ha rechazado el bono de 250 euros que anunció el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, para el uso en hoteles y restaurantes por parte de sanitarios y otros profesionales que lucharon contra el coronavirus. Sí respalda la medida el Clúster Turismo de Galicia.

   Sin embargo, los trabajadores sociales han advertido que su "código deontológico" y la "ética" les impiden "aceptar esta extraña compensación" por hacer su trabajo.

   "Lo que sí sería todo un reconocimiento para los trabajadores sociales es que desde la administración autonómica se cumpliesen las ratios de referencia en la dotación de personal para los servicios sociales para dar cobertura de forma continuada y garantista a los servicios sociales como esenciales dentro de la comunidad", ha aseverado.

   Para la junta de gobierno del Colexio, lo que necesita el colectivo de trabajadores sociales que trabajó durante la crisis son "contratos estables" y "un refuerzo inmediato" ya que esta situación "no ha hecho más que empezar".

   Al margen de este bono, el Colexio critica la actuación en el caso de los centros de día, cuya reapertura han urgido diversos colectivos, y también ha defendido, en relación a la 'tarjeta monedero' para personas desfavorecidas, que se pone de manifiesto "un modelo de atención obsoleto, de carácter asistencialista y próximo a la beneficiencia".

   "Tampoco queremos pasar por alto el carácter estigmatizador que conlleva llevar una tarjeta de 'pobre'", ha advertido, para concluir que la Administración debe apostar por unos servicios públicos que "den cobertura con dignidad a los derechos más esenciales".

APOYO DEL CLÚSTER

   Por su parte, representantes del sector turístico gallego encabezados por el presidente del Clúster Turismo de Galicia, Cesáreo Pardal, mantuvieron este lunes un encuentro con la Consellería de Cultura e Turismo con el objetivo de trasladar a la administración pública "la idoneidad" de poner en marcha medidas que permitan la reactivación del sector turístico de forma inmediata, como pueden ser los bonos directos.

   Así, Cesáreo Pardal, ha valorado, según informa en un comunicado el Clúster, la puesta en marcha de acciones como el 'Bono Solidario', ya que permiten incentivar la demanda en el sector de forma inmediata.

   "Desde el sector nos parece una medida esencial en cuanto que nos permite favorecer el consumo interno. Nuestra intención es ser capaces de recuperar lo antes posible la normalidad y que nuestras empresas y trabajadores puedan volver a trabajar", ha remarcado el presidente del CTG, Cesáreo Pardal, tras el encuentro con los representantes de la Consellería, en el que también participaron representantes de hoteles, agencias de viajes y turoperadores.

   En este sentido, Pardal ha recordado que la medida había sido demandada por el conjunto del sector como una herramienta de reactivación y como tal se había incluido en el Plan de Reactivación presentado por la Xunta y desarrollado en cooperación con el sector turístico gallego.

   Asimismo, señala que este bono que ahora se pone en marcha en Galicia "sigue la estela de iniciativas similares" planteadas en otras comunidades y países para "incentivar el consumo propio y animar el turismo nacional", y ha señalado a territorios como la Comunidad Valenciana, Málaga o países como Malta o Italia.

Contador

Lo más leído

  1. 1

    La Reina Letizia elige Benidorm para lucir el vestido con el que nos enamoró en Mallorca el verano pasado

  2. 2

    Mila Ximénez se apoya en su amiga Chelo García Cortés en estos duros momentos

  3. 3

    Fidel Albiac y su reacción tras las declaraciones de Gloria Mohedano contra Rocío Carrasco

  4. 4

    ¿Cómo ha cambiado la cepa actual del Covid-19 a nivel mundial? ¿Es más infecciosa?

  5. 5

    Dimite el Gobierno francés en bloque para facilitar una renovación