La comisión de Angrois se retoma este miércoles, tras la polémica por la acusación de bloqueo a Ana Pastor

Accidente de un tren Alvia en Angrois (Santiago) el 24 de julio de 2013
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 08/10/2018 18:16:53CET

   Abre la sesión uno de los mayores expertos en el ámbito europeo en ERTMS, el sistema de control de la velocidad que no estaba en la curva

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La comisión que investiga en el Congreso el accidente del tren Alvia registrado en julio de 2013 en el barrio de Angrois, en Santiago, se retoma este miércoles, después de la polémica vivida la semana pasada, cuando un exresponsable de Renfe señaló que la exministra de Fomento Ana Pastor impidió que se volviesen a estudiar las causas del siniestro.

   La sesión empezará a las 16,00 horas con Jaime Tamarit, uno de los mayores expertos en el ámbito europeo en ERTMS, el sistema de control de velocidad que no estaba instalado en los últimos kilómetros de la línea, en la curva de A Grandeira, en la que descarriló el convoy, y que también se había desconectado a bordo del ferrocarril. La tragedia dejó 80 muertos y más de 100 personas heridas.

   Tamarit es exdirector del Laboratorio de Interoperabilidad Ferroviaria del CEDEX (centro de estudios y experimentación de obras públicas), organismo autónomo pero adscrito orgánicamente al Ministerio de Fomento.

   Durante la instrucción en el juzgado, todavía abierta, varios expertos han apuntado a la ausencia de ERTMS como uno de los elementos más relevantes a tener en cuenta para que se produjese el accidente, más allá del exceso de velocidad con el que circulaba el maquinista.

   De hecho, la Audiencia Provincial de A Coruña, en su último auto, sostiene que la hipótesis es que existía un riesgo que no se analizó por la "ausencia de supervisión" por el sistema ERTMS y por la "conjunción" de varias circunstancias como la reducción significativa de velocidad en la curva (de 200 a 80 kilómetros por hora) y las pautas de Adif sobre balizamiento o señalización de las limitaciones permanentes de velocidad o cambios de velocidades máximas.

   Por estos hechos están investigados, además del maquinista del Alvia, dos cargos de Adif, un exresponsable de Renfe y tres técnicos de la consultora pública Ineco.

   El conductor iba despistado por una llamada que recibió del interventor para darle unas indicaciones sobre la llegada del tren a Ferrol y se desorientó, por lo que cuando comenzó a frenar ya era demasiado tarde.

FACTORES HUMANOS

   A las 17,00 horas comparecerá la directora de investigación y proyectos ESM del Instituto de Investigación de Seguridad y Factores Humanos, Pilar Calvo, quien elaboró un peritaje por encargo del abogado del maquinista centrado en los factores humanos que concurren en los siniestros.

   Por último, a las 18,00 horas, será el turno de Pere Macías i Arau, ingeniero de Caminos, exdiputado y exmiembro de la subcomisión de seguridad ferroviaria.

POLÉMICA CON ANA PASTOR

   El pasado miércoles, el expresidente de la comisión de investigación de accidentes ferroviarios (CIAF) Vicente Rallo, encargado de la investigación que realizó este órgano sobre el accidente de Angrois, dijo en la comisión que, en su día, planteó repetirla a la ministra de Fomento, Ana Pastor, pero que esta le dijo que no. "Me dijo: 'no, no, esto está ya acabado, presentado y liquidado'. A nosotros no nos habría parecido ninguna barbaridad", aseguró en un primer momento.

   Esto provocó la inmediata reacción de Ana Pastor, quien, a través de su entorno, negó haber mantenido esa conversación con Rallo y aseguró por tanto que nunca bloqueó ninguna propuesta de reabrir la investigación. Así, acusó al compareciente de mentir al Congreso y le exigió una rectificación, que no tardó en llegar, a través de una nota de prensa en boca del propio afectado.

   De hecho, Vicente Rallo volvió al Congreso por la tarde y solicitó una comparecencia complementaria para achacar sus palabras a un "lapsus" y argumentar que donde dijo "ministra" había querido decir "CIAF". La diputada de En Marea Alexandra Fernández atribuyó esta sucesión de hechos a "presiones" en un contexto en el que el expresidente de la CIAF llegó a asegurar que "a lo mejor" había "hablado de demasiadas cosas" por la mañana.