Publicado 14/06/2021 16:48CET

El comité clínico adaptará la normativa de grupos a todas las actividades pero no pondrá fin por ahora a la mascarilla

Reunión del comité clínico
Reunión del comité clínico - DAVID CABEZÓN @ XUNTA DE GALICIA

   Una incidencia de menos de 25 casos a 14 días, el objetivo para la nueva normalidad que todavía no se ha conseguido

   SANTIAGO DE COMPOSTELA / VIGO, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El comité clínico que asesora a la Xunta en la toma de decisiones para gestionar la pandemia se volverá a reunir este martes con el objetivo principal de dar luz verde a un cuerpo normativo en el que encajen las nuevas normas aprobadas la semana pasada y que, en síntesis, supone adaptar el tope de grupos de 15 personas en determinadas actividades y dejar sin efecto las restricciones para otras.

   Por el momento, lo que no está previsto es señalar el fin de las mascarillas en exteriores, una medida que los miembros del comité clínico señalan para más adelante, cuando el proceso de vacunación haya avanzado lo suficiente. "Les queda poco tiempo, pero aún tenemos que mantenerlas", ha manifestado este lunes el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, en declaraciones a los medios en Vigo.

   El titular de la Administración sanitaria recordado que la semana pasada se "dio un salto importante" al aumentar los grupos en hostelería a 15 personas en exteriores. Con ello, ahora se revisa toda la normativa e instrucciones para que haya "un criterio homogéneo" y que las actividades en que haya que seguir fijando este máximo por grupo se establezca así en el diario oficial.

   "Se trata de homogeneizar y trasladar los criterios que fuimos aplicando desde la semana pasada a la mayor parte de actividades. El límite de 15 se extiende a todas las actividades donde tenga sentido y al revés, donde no hay límite. Es una forma de armonizar todas las instrucciones a la nueva situación", ha esgrimido el conselleiro de Sanidade, para indicar, a renglón seguido, que no está previsto "ningún cambio" en el tipo de restricciones en la propia hostelería por el momento.

   En este sentido, en declaraciones a Europa Press, la doctora Marina Varela Durán, jefa de servicio de anestesiología y reanimación del Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra, ha señalado que "la velocidad de retirada de las medidas la darán los datos epidemiológicos".

PRIMEO ESTUDIAR EL IMPACTO

   Así, ha advertido de que todavía hay que "estudiar" el impacto de las medidas que entraron en vigor el pasado sábado, las cuales además del aumento de grupos en hostelería supusieron eliminar la prohibición de encuentros entre la 1 y las 6 de la madrugada y los límites en las reuniones sociales al margen de la hostelería.

   "Como hacemos siempre, se revisarán los protocolos para avanzar en el estudio de medidas posteriores que se puedan llevar a cabo", ha indicado, al respecto de lo que ha dicho que "hay que ser prudentes". También ha precisado que por el momento descarta que se vayan a relajar las medidas esta semana. "Se empezará a elaborar", ha referido sobre los protocolos y las ampliaciones de horarios en actividades.

   El "objetivo final" es volver a contar, ha manifestado, con un nivel básico de restricciones en la pandemia, pero eso "lo tiene que dar los datos epidemiológicos" y "todavía no estamos en esa situación". "Nos vamos aproximando", ha matizado, no obstante, en relación a que la incidencia a 14 días está ya por debajo de 50 casos.

LO "IDEAL", CERO O COMO MÍNIMO POR DEBAJO DE 25

   Para ese objetivo final, Marina Varela ha apuntado que lo "ideal" sería casos cero, pero que podría establecerse con un incidencia que se sitúe por debajo de 25 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días. "Sería una situación favorable", ha remarcado.

   La doctora Varela Durán ha puesto el acento en que la progresión en la desescalada "viene condicionada" por la población no vacunada, fundamentalmente la "joven" que está por debajo de los 40 años. Por ello, la integrante del comité clínico ha indicado que "las medidas

   tienen que ser progresivas".

   "La situación es buena, llevamos semanas con buena tendencia", ha corroborado el conselleiro de Sanidade, quien ha recordado que actualmente hay unos 1.400 infectados, frente a los 20.000 que llegó a haber en enero. En esa comparativa, "son pocos", pero les gustaría que hubiese "ninguno".

   Por ello, hay que "combinar mensaje de apertura y vuelta a la normalidad con seguir siendo prudentes", ha señalado Comesaña, quien ha apuntado que "siguen ingresando pacientes en UCI de menor edad". Por ello, al igual que Marina Varela, ha incidido en que es preciso "seguir manteniendo la mascarilla y la distancia" de seguridad para "no ahogarse en la orilla".

MASCARILLAS

   "Queda poco, pero aún tenemos que mantenerlas", ha aseverado el titular de Sanidade en relación al uso de la mascarilla en exteriores, por lo que ha confirmado que todavía este martes no se aprobará la eliminación.

   Tampoco ha puesto "fecha" la doctora Varela Durán, aunque también ha referido que hay que esperar una semanas, lo ha vinculado con la vacunación y también ha sugerido un levantamiento paulatino, fijándose primero en las personas inmunizadas. "Todavía no podemos dar una fecha, depende también del ministerio", ha recordado la doctora, en relación a que esta cuestión está regulada en una normativa de ámbito estatal.

   El conselleiro de Sanidade ha advertido, en todo caso, que las mascarillas en interior van a estar un "tiempo con nosotros". "Y en exterior, nos iremos adaptando a una situación muy concreta que tenemos que regular de algún modo", ha convenido.

MIEDO TRAS ELIMINAR RESTRICCIONES EN REUNIONES

   Comesaña ha confirmado la conversación que se mantuvo con los alcaldes de las grandes ciudades y el presidente de la Fegamp sobre la apertura y desaparición de límites, para que "no tuviera implicaciones". En este sentido "agradeció la buena disposición" para hacer cumplir las normas básicas, entre las que figura que el botellón no está permitido en toda Galicia, ya antes de la pandemia.

   También se refirió a la buena evolución del ayuntamiento de Mos. "Francamente buena, subió muy rápido, pero todos sabíamos donde estaba el brote (instituto) y la hostelería hizo un trabajo impecable y, fruto de esa situación probablemente" este martes estará en nivel medio bajo.

Para leer más