El 60% de herencias entre hermanos quedan libres de Impuesto de Sucesiones y se revierte el alza de Patrimonio

Reunión del Consello de la Xunta
XUNTA DE GALICIA
Actualizado 18/10/2018 19:17:54 CET


   Los presupuestos gallegos para 2019, que han sido aprobados este jueves por el Ejecutivo que dirige Alberto Núñez Feijóo y agotan el techo de gasto de 9.850 millones de euros como se había avanzado --crecen un 3,8%, 363 millones más--, irán acompañados de cuatro nuevas rebajas fiscales.

   Así lo plasmará la ley de acompañamiento de las cuentas, según han ratificado Feijóo y el conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, quienes han concretado que, entre los nuevos beneficios fiscales, está la rebaja del Impuesto de Sucesiones para todas las herencias entre hermanos. La reducción se duplica al pasar de 8.000 a 16.000 euros.

   De este modo, seis de cada diez herencias entre hermanos (el 60%) quedarán exentas de tributar y en el 40% restante de los casos se pagará "menos".

   Asimismo, el Ejecutivo autonómico ha decidido revertir la subida del Impuesto de Patrimonio formalizada en 2013. Feijóo ha justificado que se subió en un escenario de crisis y ahora se opta por eliminar ese incremento del 20 por ciento de la tarifa, por lo que se retorna a la que actualmente está vigente en el Estado y que aplicaba el bipartito. El mínimo exento se mantiene en 700.000 euros.

   En la línea de lo avanzado por el presidente en el Debate sobre el Estado de la Autonomía, la Xunta también rebaja los impuestos --transmisiones patrimoniales-- para comprar una vivienda usada para residencia habitual.

   En el caso de la compra de vivienda habitual, la rebaja será del 25% en los impuestos para menores de 36 años, familias numerosas o personas con discapacidad (el tipo baja del 4% al 3%), que serán "los que menos paguen en España". Al tiempo, se materializa un 12,5% de rebaja general en los impuestos para gallegos con un límite de patrimonio (el tipo pasa del 8% al 7%). En total, 10.000 familias gallegas verán cada año rebajados sus impuestos a este ámbito.

   En cuarto lugar, la apuesta por la innovación quedará reflejada en el incentivo de la participación e inversión en pymes innovadoras e iniciativas empresariales de base tecnológica. Así, se amplía la deducción del 20% al 30% en el IRPF para inversión adquisición de acciones de nuevas entidades ---con un 15% adicional si el beneficiario tiene sello de pyme innovadora--. Igualmente, habrá menos impuestos para los que hagan donaciones a investigación.

   Sin salir del ámbito fiscal, la Xunta ha remarcado que mantendrá las rebajas aprobadas desde que Feijóo se puso al frente del Ejecutivo autonómico y que han permitido un ahorro en impuestos de "1.100 millones de euros".