Publicado 17/11/2015 12:50CET

Denuncian al director y funcionarios de la APLU por el derribo de una casa en Lugo

Alega que "el expediente lo tramitaron a nombre de otra persona" y no de los propietarios

LUGO, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Uno de los propietarios de la casa de la parroquia de Ombreiro (Lugo) con orden de demolición de la Axencia para a Protección da Legalidade Urbanística (APLU), David López, ha anunciado este martes que tanto él como su hermana han interpuesto "una querella criminal contra el director de la agencia y los funcionarios, por prevaricación".

Al respecto, alegan que "el expediente (de derribo) lo tramitaron a nombre de otra persona", su madre, y que a los propietarios, que son los dos hermanos, "no se dio traslado del expediente en sí".

David López pregunta al respecto "de dónde sacan ese dato y por qué no se usan los cauces habituales que tiene la administración, que son la consulta del registro de la propiedad y del catastro", donde, según añade, "figura la propiedad a nombre" de su abuelo. "Después de mi padre y luego de nosotros", abunda.

"Somos los propietarios y tanto a mi padre como a nosotros nunca se nos notificó nada", ha afirmado sobre la supuesta ilegalidad urbanística en que se habría incurrido en la construcción de una vivienda que data de 2003 y que consta de 180 metros cuadrados en planta baja y 140 en planta alta.

Sobre los funcionarios que han acudido a la demolición, ha apuntado que "reventaron la cerradura". "Aunque nos opusimos y ahora están dentro", ha dicho pasadas las 12,00 horas. En el interior hay "muebles, sofás y otro mobiliario que van a retirar para fuera y después demoler", ha comentado.

"DADA DE ALTA EN EL CATASTRO"

López asegura que la casa "está dada de alta en el catastro, se paga el IBI (del Ayuntamiento de Lugo)" y "nunca se comunicó nada a los propietarios reales", ha afirmado.

Esta familia también ha querido agradecer el apoyo de vecinos, en torno a un centenar, para evitar el derribo, un respaldo que se ha trasladado también "a través de Internet".

Entre los que han acompañado a los propietarios se encontraba el portavoz del BNG en el Ayuntamiento de Lugo, Rubén Arroxo, que acusa la existencia de "irregularidades" dado que la orden de demolición "no viene a nombre de los propietarios".