Detenido en Vigo un hombre por supuestamente agredir a su pareja en una vivienda en la que se encontraba un bebé

Publicado 08/04/2019 17:28:06CET

VIGO, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un hombre de 33 años, J.A.M.S., ha sido detenido en Vigo por supuestamente haber agredido a su pareja tras haber llegado ebrio al domicilio familiar, en el que también se encontraba un bebé que era hijo de ambos.

Según ha trasladado la Policía Local, los hechos se produjeron este domingo en torno a las 4,36 horas, cuando los agentes se desplazaron a la calle Martín Lago tras ser contactados por un supuesto delito de violencia de género. A su llegada, comprobaron que la puerta de la vivienda estaba abierta y que, en su interior, se encontraba la pareja.

El hombre aseguró que solo había dañado el mobiliario de la casa, pero que no había agredido a su pareja. Mientras, la mujer manifestó que el hombre había llegado ebrio al domicilio familiar y que la había despertado. Además, añadió que la había acusado de dar aviso a la policía de que portaba cigarrillos con drogas blandas.

Ella aseguró que le había instado a salir de la vivienda para no despertar al hijo de ambos, que dormía en su cuna en la misma habitación, y él, como respuesta, la agredió y amenazó; una actuación que, al parecer, repetía cuando se encontraba en estado ebrio. Como consecuencia, el varón fue detenido y se ofreció una ambulancia a la mujer, que la declinó por miedo al hombre y a su familia.

VIOLENCIA DE GÉNERO

En otro orden de cosas, la Policía Local fue contactada sobre las 15,14 horas de este domingo por una discusión de pareja que tenía lugar en la calle República Argentina, donde detuvo a un hombre de 21 años, K.A. el A., por un supuesto delito de violencia de género.

Tras llegar a la vivienda y escuchar a la mujer pedir a su pareja que no la agrediese de nuevo, ella rechazó abrir la puerta a los agentes al argumentar que no se encontraba vestida y que no encontraba las llaves. Además, escucharon a un hombre pedirle que no les dejase pasar.

Ante la insistencia de los policías, la mujer les permitió acceder a la vivienda, donde comprobaron que ella presentaba signos de haber sido agredida. Aunque en principio la mujer las achacó a una caída, finalmente reconoció que habían sido infringidas por su pareja y que no se trataba de la primera vez que se producían estos hechos, que aseguró que tenía miedo de denunciar. Finalmente, el hombre, que negó las acusaciones, fue detenido.

Contador

Para leer más