Actualizado 07/01/2007 18:13 CET

Estatuto.- Touriño ve "razonable" aparcar la reforma para antes del fin de su mandato si ahora no se llega a un acuerdo

No descarta celebrar más de una reunión con los otros dos líderes en caso de que en el primer encuentro no fuesen "capaces de arreglarlo"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, afirmó hoy que considera "razonable" aparcar la reforma estatutaria si PPdeG, PSdeG Y BNG no sean "capaces de llegar a un punto común". En ese caso, se mostró partidario de conseguir la aprobación del nuevo texto "antes de que finalice esta legislatura".

En una entrevista a la cadena SER, recogida por Europa Press, Touriño reconoció que en el último encuentro entre los líderes de nacionalistas y populares, que tuvo lugar el 23 de diciembre, "no se acercaron posiciones y de ahí no salieron elementos positivos de avance".

Por este motivo, apostó por "sentarnos los tres en torno a una mesa" para reformar el Estatuto, "que es lo espera la mayoría de los ciudadanos de Galicia". "Debemos tener la conciencia clara de que el mejor momento es este, y debemos ser capaces de cumplir, de estar a la altura de las circunstancias y hacer las renuncias necesarias", sentenció.

En esta línea, Touriño se mostró partidario de mantener más de una reunión con Alberto Núñez Feijoo y Anxo Quintana, en caso de que en la primera, que se celebrará en la segunda quincena de este mes aunque no tiene fecha concreta, no se llegue a un acuerdo.

SPRINT FINAL

Así, el presidente de la Xunta afirmó que en esos 15 días "iniciaremos estas entrevistas que deberían permitir dar ese sprint final". "No debemos autolimitarnos y poner toda la intensidad en el trabajo, si no somos capaces de poder arreglarlo en una primera reunión, debemos darnos un margen de maniobra necesario para buscar fórmulas y lograr un texto integrador".

Además, el titular autonómico defendió que, "de no alcanzar ese consenso", la reforma se realice antes de que finalice el año. En este sentido, afirmó que "sería una pérdida de tiempo seguir por detrás de la dinámica de otras comunidades" y añadió que le "gustaría llegar al final de esta legislatura con la reforma del Estatuto".

No obstante, advirtió de que "el tiempo pasa, y otras comunidades avanzan y tienen más recursos, yo no coincido en que puede haber un tiempo mejor". "El mejor tiempo es el presente, y aprovecharlo creo que es la obligación que todos asumimos y comprometidos con los gallegos", sentenció el presidente gallego.