Actualizado 26/07/2009 16:18 CET

Galicia registra este verano temperaturas máximas por debajo de la media y una mayor nubosidad

Provincias como la de A Coruña sólo tuvieron en lo que llevamos de julio "dos días" despejados

A CORUÑA, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

Galicia ha registrado en los meses de junio y julio unas temperaturas máximas por debajo de la media y una mayor nubosidad en relación con otros años, lo que ha provocado que provincias como la de A Coruña sólo hayan tenido en lo que va de julio "dos días" despejados. Para el Centro Meteorológico Territorial en Galicia, esta situación no es atribuible al cambio climático sino a la "variabilidad del clima" en la comunidad autónoma gallega.

Así lo aseguró, en declaraciones a Europa Press, el delegado del Centro Meteorológico Territorial en Galicia, Francisco Infantes, quien admitió que "aunque la sensación en la ciudadanía es que está siendo un mal verano, si uno mira los datos la cosa no es para tanto", afirmó al comparar las estadísticas de otros años.

A este respecto, indicó que el mes de junio fue "cálido o muy cálido" en Galicia, salvo en las zonas próximas a la fachada atlántica por la existencia de más precipitaciones. En cuanto al mes de julio, según los últimos datos del Centro Meterológico Territorial, únicamente la provincia de A Coruña superó en lo que se refiere a las precipitaciones los valores normales.

"En la provincia de Pontevedra, estuvieron por debajo y en las provincias de Ourense y Lugo fue muy seco", señaló Francisco Infantes, quien aseguró que la mayor nubosidad está siendo en provincias como la de A Coruña "determinante para que exista la percepción sobre el verano que tenemos", aseveró en alusión a las quejas y comentarios entre los ciudadanos sobre la climatología.

Así, afirmó que en la provincia de A Coruña sólo hubo en lo que llevamos de julio "dos días despejados", mientras que en el caso del sur de Galicia "fueron cinco o seis",añadió. "Aunque son valores bajos, están dentro de lo que es normal",remarcó el delegado territorial del Centro Meteorológico.

TEMPERATURAS MEDIAS

En cuanto a las temperaturas medias, señaló que "se sitúan un grado y medio por debajo de lo que es normal, pero con valores compatibles a los del 2008", indicó sobre la situación de Galicia en en otros meses de julio.

No obstante, calificó de "llamativo" el que las temperaturas máximas no hayan alcanzado los 30 grados "salvo en la zona de Ourense y Allariz". Infantes atribuyó este dato a la presencia de "bastantes días" nubosos "lo que hace que exista entre la población la percepción de que hay pocos días de playa", apuntó.

SITUACION EN LAS CIUDADES

Por ciudades, indicó que la temperatura media en el mes de julio en A Coruña está siendo de unos 18, 9 grados, lo que consideró una "media normal", aunque no así en cuanto a las temperaturas máximas "que fue de 24,5 grados el pasado 13 de julio" y explicó que para esta ciudad, "elevada sería sobre 26 grados".

Asimismo, aseguró que lo mismo ha ocurrido en ciudades como Santiago, con una temperatura media un grado por debajo de lo habitual y cuya temperatura máxima en este mes de julio fue 26 grados, y en Pontevedra, donde la temperatura media fue de 18,6, "dos grados por debajo de lo que es normal", afirmó Infante.

Al respecto, manifestó que "la temperatura máxima alcanzada en Pontevedra no llegó a los 27 grados y en el caso de Vigo no superó los 26 grados". También admitió que "en las Rías Baixas las temperaturas no han sido tan altas como otros años".

El responsable del Centro Meteorológico Territorial en Galicia sostuvo que también en Ourense y Lugo las temperaturas medias han estado "por debajo de lo normal" y en el caso concreto de la provincia de Ourense subrayó el hecho de que la temperatura máxima estuviese en el mes de junio entorno a los 30 grados "cuando en otras ocasiones se superaron los 35", recordó.

PRECIPITACIONES

Sobre las abundantes precipitaciones que esta semana han caído en Galicia, Infante afirmó que su explicación "hay que encontrarla en un frente que nos ha venido de las Islas Británicas" e indicó que a partir de la próxima semana la previsión es que las temperaturas y precipitaciones estén "dentro de lo normal".

No obstante, evitó hacer un pronóstico sobre lo que pueda ocurrir en el mes de agosto "porque la fiabilidad de las predicciones estacionales es más bien baja", remarcó.