El Gobierno local de Vigo cierra un acuerdo sobre los 9 ámbitos del rural y mantendrá la actividad industrial en Candeán

Actualizado 26/11/2007 19:46:11 CET

El PP critica el "oscurantismo" del grupo de gobierno en el acceso a información para alcanzar consensos

VIGO, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno municipal de Vigo da por cerrado el acuerdo sobre los ajustes realizados en un total de 9 ámbitos del rural vigués afectados por la orden de la Consellería de Política Territorial del pasado 19 enero en el que se exigían una serie de modificaciones al Plan General de Ordenación Municipal (PGOM).

Según este acuerdo, en el que se han compaginado las exigencias del BNG con las de la Xunta, se mantendrá la actividad de la fábrica de casas de madera 'Las 5 Jotas', ubicada en al parroquia de Candeán.

En declaraciones a los medios posteriores a la celebración del pleno ordinario correspondiente a noviembre, el alcalde, el socialista Abel Caballero, destacó que existe una "decisión cerrada" en cuanto a los nueve ámbitos, ubicados en las parroquias de Matamá, Candeán y Beade, un acuerdo que, según añadió, se satisface las demandas vecinales, la propuesta de los nacionalistas y la orden de Política Territorial.

Así, Caballero consideró que los ajustes en los nueve ámbitos que exigió el BNG, y que figuran en el pacto de gobierno, fueron un planteamiento "razonable" y destacó la "capacidad" de la gerente de Urbanismo, Julia Chamosa, para negociar un acuerdo por el que se "concilian las demandas vecinales conjuntamente con la lógica de la Xunta".

El regidor destacó que, actualmente, el PGOM está siendo impreso para que, en el momento de que se disponga de la totalidad de la información, sea entregada "exactamente al mismo tiempo" a los socios de gobierno y a la oposición.

En este sentido, aseguró que también mantendrá una reunión con la portavoz del PP y ex-alcaldesa, Corina Porro, y recalcó que "no se escatimarán esfuerzos" para que el plan cuente con un apoyo unánime. Finalmente, el regidor confió en que "con el esfuerzo de todos" el plan sea aprobado definitivamente el 31 de diciembre de este año.

BNG.

Por su parte, fuentes nacionalistas confirmaron que se ha logrado compatibilizar las exigencias de la Xunta con las demandas de ciudadanos que, en el caso de Candeán, piden la permanencia de la fábrica Las 5 Jotas que no se permitía según la orden de Política Territorial.

De este modo, en este caso, aunque se mantiene el suelo forestal en la zona, también se genera una zona industrial que abarca algo más que las actuales instalaciones de la fábrica de casa de madera, por lo que se garantiza la permanencia de esta empresa, que lleva unos 30 años ubicada en esta parroquia y da empleo a un centenar de personas.

Así, estas mismas fuentes explicaron que el acuerdo en estos nueve ámbitos es "un paso más" aunque recordaron que "todavía queda trabajo por hacer" con el objetivo de que el documento cuente con el mayor consenso posible.

Una vez se cuente con toda la documentación impresa y se haya informado a los distintos actores sociales, políticos y económicos, se convocará al Consello Sectorial de Urbanismo para que se pronuncie al respecto. Después se celebrará el pleno de aprobación del documento y se remitirá a la Xunta para que dé el visto bueno definitivo.

PLENO.

Por otra parte, el debate del pleno ordinario de esta mañana se centró especialmente en la moción presentada por el viceportavoz del grupo municipal popular, José Manuel Figueroa, para pedir que el bipartito local "retire" las medidas que, según él, se han puesto en marcha para dificultar el acceso de la oposición a información. La iniciativa sólo obtuvo el apoyo del PP, por lo que finalmente no salió adelante.

Así, Figueroa denunció el "oscurantismo no propio de la democracia" con el que, según él, trabaja el Ejecutivo vigués al no permitir el acceso a los expedientes "antes de ser aprobados por la Xunta de Goberno Local" o la "prohibición a los técnicos" a facilitar información, puesto que la oposición, según recordó, "debe solicitarlo por escrito".

Por ello, pidió que "se retome la normalidad" en el acceso a la documentación o "si no, que no pidan consensos". "Cómo quieren consenso si no tenemos criterios para tomar decisiones", espetó, al tiempo que denunció que la oposición todavía no ha tenido acceso a la totalidad de la documentación sobre el PGOM.

De este modo, tanto el portavoz socialista, Carlos López Font, como el teniente de alcalde, Santiago Domínguez Olveira, negaron la existencia de algún tipo de "medida" para restringir el acceso a la información y defendieron el cumplimiento de la legalidad en el procedimiento que se sigue actualmente.

En cuanto al PGOM, Santiago Domínguez aseguró haber sido "quien más defiende un plan consensuado". Así, afirmó que el Consello Sectorial de Urbanismo será convocado una vez se disponga de toda la información y se dé el tiempo suficiente a sus miembros para que puedan estudiarla, por lo que afirmó que, en aras de lograr un acuerdo unánime, consentiría un retraso de "una semana o 10 días" en la tramitación del documento.

MOCIONES.

En el pleno de hoy, los populares presentaron 11 mociones de las que ocho fueron rechazadas por PSdeG y BNG y entre las que se encuentra la que versa sobre el acceso a la información de expedientes. Una de las tres aprobadas por unanimidad fue la petición de aprobación de la modificación de la ordenanza de ruidos, la Declaración de Zonas Saturadas y la convocatoria inmediata de la comisión municipal de ruidos.

También salió adelante la iniciativa relativa al arreglo de 4 rotondas en Navia y se dio luz verde a la propuesta de alcanzar una mayor implicación social y apoyos institucional y económico a las víctimas de la violencia de género, así como la apertura de tres pisos de acogida.

Además, en la sesión plenaria de hoy se aprobaron por unanimidad dos mociones de la Xunta de Portavoces sobre el apoyo de Vigo como ciudad candidata a albergar la Universiada en 2013 y sobre una petición internacional de suspensión de la pena de muerte.

Finalmente, entre las mociones rechazadas, con los votos en contra del bipartito local, estuvieron las relativas a la creación de una Oficina Municipal de Dependencia, la ampliación de la gratuidad del transporte público, una petición para instar a la Xunta a que urja la ampliación del Instituto Ferial de Vigo (Ifevi) o la modificación del decreto que regula el programa de vivienda en alquiler.