Hernández promete "reforzar" la independencia del CES y la oposición, muy crítica con su "recolocación", lo duda

Publicado 06/09/2019 13:14:46CET
Agustín Hernández comparece en comisión parlamentaria.
Agustín Hernández comparece en comisión parlamentaria.EUROPA PRESS

El exconselleiro aspira a que el CES gane en "proactividad" y la oposición le advierte que la Xunta esquivó su pronunciamiento sobre varias leyes

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El exconselleiro y exalcalde de Santiago, Agustín Hernández, ha cumplido este viernes con el trámite parlamentario preceptivo para asumir la Presidencia del Consello Económico e Social (CES) y ha comparecido en el Parlamento, donde ha reivindicado su trayectoria, ha asegurado que, como en sus etapas laborales previas, aspira a ser "un buen profesional" al frente del órgano consultivo y se ha comprometido a "reforzar" su independencia.

El PPdeG, a través de su portavoz parlamentario, Pedro Puy, ha defendido su designación; mientras toda la oposición ha censurado su "recolocación partidista" y ha puesto en duda que Hernández, dado su perfil político vinculado al PP desde hace años, pueda cumplir el compromiso de presidir un CES independiente, aunque también han manifestado su deseo de que el exdirigente popular logre, con su trabajo, cambiar esta percepción.

La comparecencia ha seguido el guión previsto en el seno de la Comisión de Economía de la Cámara, donde Hernández ha arrancado su intervención manifestando su satisfacción por regresar a una institución y a un órgano del que, ha dicho, guarda "un grato recuerdo". Al tiempo, ha agradecido al Gobierno gallego y a su presidente, Alberto Núñez Feijóo, su confianza al proponerle para el puesto que dejó vacante Corina Porro.

Dicho esto, se ha referido a la independencia como "una de las grandes virtudes" del CES, además de su "composición plural y cualificada". "La independencia es una característica muy marcada en el CES gallego, puesto que, a diferencia de lo que ocurre en otras latitudes, aquí no tiene presencia ningún miembro de la Xunta, y por tanto, ninguna persona vinculada con el partido de Gobierno", ha esgrimido. Así, ha proclamado que considera que sta independencia no solo se debe mantener como "un valor fundamental", sino que es preciso "reforzarla".

Con este fin, ha subrayado que él asumió su "completa desvinculación" con el PP, renunciando a todos los cargos orgánicos y de representación que mantenía desde hace diez años, con el objetivo de centrarse "exclusivamente" en su faceta profesional y de "ciudadano de a pie" para el "mejor desempeño" de sus futuras funciones.

REIVINDICACIÓN DE SU TRAYECTORIA COMO "TÉCNICO"

Esta decisión, según Hernández, le hace "recuperar" su condición "de técnico" --es ingeniero de Caminos, Canales y Puertos-- con la que, ha recordado, inició en Galicia su vida laboral 32 años atrás, y con la que ingresó en la Administración pública cinco años después para dedicarse a la gestión de los recursos hidráulicos gallegos.

"La experiencia acumulada en diez años de militancia política y de 32 años de trabajo por y para Galicia confío en que contribuya de forma positiva al desempeño de mi labor y de las propias funciones del CES, a la hora de elaborar los informes preceptivos para mejorar la actividad de la Xunta y del Parlamento", ha manifestado.

ASPIRACIONES Y RETOS

A renglón seguido, Hernández ha situado como "su gran aspiración" la de potenciar la estructura y las "grandes fortalezas" que hagan del CES "un órgano cada paso más participativo y, si cabe, más relevante e influyente en la evolución futura" de Galicia.

"Poner en valor cuestiones vitales que están en la misma naturaleza de este órgano como son, junto la independencia, la pluralidad, la cualificación, la visión poliédrica de sus miembros y el profundo conocimiento de los retos y necesidades de los sectores productivos, del mundo laboral y, en general, del conjunto de la sociedad en el contexto de Galicia, pero también en el contexto español e internacional", ha proclamado.

Así, ha asegurado que el CES tiene que "ganar en proactividad, iniciativa y mayor presencia pública, mejorando la difusión de su trabajo y de los valores estudios e informes que elabora". También se ha comprometido a "incrementar la conciencia de la necesidad de impulsar la igualdad y una mayor participación en el seno de la institución".

Ha reivindicado el "relevante" papel del CES desde su activación, de la que pronto se celebrará su 25 aniversario, y ha agradecido la labor de sus antecesores, antes de enumerar "retos y exigencias" pendientes como "la reorientación de la economía gallega", dando mayor protagonismo a una economía verde y circular que genere menos impactos y más empleo estable y duradero".

También ha mencionado la respuesta sobre vías para alcanzar un crecimiento "más inclusivo e igualitario, afrontar el envejecimiento poblacional, continuar la ordenación de los recursos sanitarios, abordar la problemática de la incorporación de la mujer en el mercado laboral, y también analizar la huella de las posibles transformaciones en el escenario y en los fondos europeos, o la promoción e impacto del turismo, y el futuro de las pensiones, entre otras.

"Todas ellas son cuestiones que precisan disponer de sólidos y rigurosos criterios como los que el CES tiene que seguir aportando", ha sentenciado, antes de apelar al reclamo que hace más de medio siglo formuló Ramón Piñeiro en alusión a que era "la hora de los técnicos y de los economistas". A su modo de ver, esta idea acabó plasmada en el CES, y él seguirá trabajando para que en la nueva etapa que se abre en el organismo siga "muy presente".

DUDAS DE LA OPOSICIÓN

Por su parte, todos los grupos de la oposición han criticado el nombramiento de Hernández y han puesto en duda que cumpla su compromiso de "reforzar" la independencia en el CES. "Espero que nos haga cambiar la perspectiva", ha manifestado Francisco Casal, del Grupo Mixto, tras subrayar su rechazo al "uso partidista" de las instituciones y advertir que, si se pierden las elecciones, tocaría "marcharse a casa o ejercer la oposición, aunque el puesto no esté bien remunerado".

"Le instamos a ejercer su mandato con independencia y al servicio de la sociedad", ha instado Casal, en la misma línea que Noa Presas (BNG), quien ha puesto en duda que se pueda "sacar el traje del PP" para cumplir su compromiso de independencia al frente del CES. Como "mal punto de partida", ha señalado que, aunque el procedimiento lo determina, "no se habló previamente" con las organizaciones que participan en el organismo.

Presas ha garantizado que el BNG concederá "un periodo de gracia" a Hernández, pero con "vigilancia", mientras Manuel Lago, portavoz del Grupo Común da Esquerda, ha señalado que la "recolocación" de Hernández supone "un escándalo democrático". "Es inaceptable y deturpa la democracia, el PP usa cargos institucionales para resolver los asuntos del partido", ha lamentado.

INFORME EN TEXTOS LEGISLATIVOS

También la socialista Begoña Rodríguez Rumbo ha censurado que Feijóo haga "prevalecer los intereses del PP por encima de los de Galicia". "A usted no se le conoce experiencia en materia económica o social, pero sí su experiencia política", ha apuntado, y ha recordado, al igual que hizo Presas, que confía en que Hernández cumpla con sus compromisos de reforzar la presencia del CES.

Y es que ambas diputadas han subrayado que la Xunta ha esquivado el pronunciamiento del órgano consultivo en varios de los textos legislativos tramitados en la actual legislatura.

Enfrente, el popular Pedro Puy ha manifestado su confianza en el trabajo que pueda hacer Hernández, ha tildado de "mentira" que no se consultase a las organizaciones económicas y sociales y ha garantizado que el procedimiento se siguió de forma escrupulosa por parte de la Xunta. Hernández, por su parte, ha cerrado su intervención con la promesa de intentar "estar a la altura".

Contador