Intervenidas más de 150 toneladas de cigala en A Coruña comercializada sin garantías sanitarias

La Guardia Civil interviene 153 toneladas de cigala en empresas de A Coruña
GUARDIA CIVIL
Actualizado 17/11/2018 18:00:43 CET

   La segunda fase de la operación 'Pinza Roja' se salda con una denuncia contra el responsable de una empresa y un transportista de Guipúzcoa

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil, en colaboración con el servicio de inspección veterinaria de Guardacostas de la Xunta, ha inmovilizado un total de 153,5 toneladas de cigala sin trazabilidad ni garantías sanitarias en empresas con base en el Puerto de A Coruña destinadas a la distribución de productos alimenticios. En total, se calcula que el valor de la mercancía inmovilizada asciende a 4,5 millones de euros.

   Según informa la Benemérita, esta se trata de la segunda fase de la operación 'Pinza Roja', pues la primera se realizó el pasado 4 de julio y en la que se intervinieron otras 45 toneladas de cigala.

   El operativo se inició cuando la Guardia Civil tuvo nuevos indicios de comercialización de esta especie sin las debidas garantías, de modo que se realizó una inspección en la empresa en el Puerto de A Coruña, donde se inmovilizaron 863 cajas de cigala congelada que pesaban más de 2 toneladas y que carecía de documento alguno que garantizase su trazabilidad.

   Como la mercancía procedía de otra empresa, se procedió a la inspección de sus instalaciones, donde se localizaron otros 746 lotes del producto con un peso de más de 153 toneladas.

   Además, en esta compañía distribuidora se intervinieron 165 sacos de antioxidante para la conservación de crustáceos, una cantidad que se estimó "muy superior a la necesaria", según indica la Guardia Civil. Los posteriores análisis del Laboratorio de Saúde Pública de Galicia determinará las actuaciones en el ámbito penal o administrativo.

LA OPERACIÓN CONTINÚA ABIERTA

   Así, la operación continúa abierta debido al ingente volumen de marisco que se tiene que inspeccionar y a las difíciles condiciones de trabajo en el interior de las cámaras frigoríficas, con temperaturas aproximadas de -22 grados y que, en sensación térmica, bajan hasta los -40.

   Por todo ello, se ha levantado acta de denuncia al responsable de la empresa y a un transportista de Guipúzcoa que fue sorprendido descargando tres palés de cigalas, sin documentación ni facturas de compra, en las instalaciones de la empresa congeladora.

   Toda las actuaciones incluidas dentro de esta operación han sido remitidas al jefe territorial del servicio marítimo de la Guardia Civil en A Coruña.

Contador