Investigan a una empresa 'pirata' de A Coruña que transportaba a personas con discapacidad en autobuses deteriorados

Actualizado 27/11/2019 13:16:47 CET
Detectada una empresa de autobuses que operaba desde A Coruña sin las correspondientes autorizaciones.
Detectada una empresa de autobuses que operaba desde A Coruña sin las correspondientes autorizaciones. - GUARDIA CIVIL

La compañía acumula 18 denuncias por infracciones graves o muy graves y las sanciones podrían ascender a 4.000 euros por vehículo

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una investigación de la Guardia Civil ha detectado a una empresa que operaba desde A Coruña y que realizaba servicios de transporte de viajeros en autobús con personas con discapacidad, movilidad reducida y colectivos vulnerables, en vehículos deteriorados y dañados y que carecían de las licencias necesarias para realizar este tipo de servicios.

El caso se inició después de que agentes especialistas en la inspección de transportes del Sector de Tráfico interceptasen a un autobús que había realizado un transporte internacional de viajeros, a Francia, que había sido contratado por una asociación, según han trasladado a Europa Press fuentes de la investigación. El autocar fue sorprendido cuando circulaba por la AP-9 y desviado al área de servicio de Ordes para su control.

El vehículo transportaba en diversas rutas a personas con discapacidad intelectual y movilidad reducida a un centro ocupacional de la provincia de A Coruña. Una vez inspeccionado se comprobó que carecía de las autorizaciones necesarias, entre ellas la licencia de uso especial que requiere la Xunta de Galicia para este tipo de servicios con colectivos vulnerables y la 'Licencia Comunitaria', que ampara el transporte internacional dentro de la Unión Europea.

Esta inspección suscitó las sospechas de los agentes, que corroboraron posteriormente que la empresa 'pirata' prestaba un servicio regular de uso especial de viajeros sin la correspondiente autorización para efectuar este desplazamiento.

INFRACCIONES "MUY GRAVES"

Los agentes inspeccionaron ocho autobuses, todos de la misma compañía, y detectaron una gran cantidad de irregularidades técnicas, administrativas y sobre el estado de los propios vehículos, algunos "severamente degradados" y deteriorados.

Entre los problemas registrados la Guardia Civil denunció la falta de dispositivo acústico de marchas atrás, fallos en la apertura de las puertas de emergencias, carencia de botiquín, extintores caducados desde marzo de 2018 y roturas en diversos asientos tanto en tapizado como en parte acolchada, "que podrían ocasionar lesiones en caso de siniestro al no estar protegidas las partes metálicas de los mismos".

Los agentes tampoco lograron verificar si los vehículos tenían contratado el seguro de responsabilidad civil ilimitada, obligatorio para transportar viajeros de este tipo, cuestión que deberán acreditar ante la Jefatura de Tráfico de A Coruña.

En suma han sido once denuncias en materia de transportes y otras siete por infracciones al Reglamento General de Vehículos, por infracciones graves y muy graves, y que podrían acarrear sanciones económicas de 4.000 euros por vehículo, han explicado.

SIN PRECEDENTES EN LA ZONA

El llamado transporte 'pirata' es un fenómeno en auge en el Estado. El pasado año, la Comunidad de Madrid interpuso un total de 3.081 denuncias a vehículos VTC por captación irregular de clientes o no disponer de hoja de ruta de trayecto, un requisito previo de la precontratación de esta modalidad.

Este tipo de denuncias se han repetido en otros puntos de la geografía, sobre todo taxis que trabajaban de forma ilegal. A pesar de ello, fuentes de la investigación han aclarado que la detección de este servicio de autobuses 'pirata' que operaba en A Coruña representa un caso puntual y "excepcional" en la zona, del que no constan precedentes.

La Guardia Civil realiza tareas de inspección y control de este tipo de transporte de viajeros, tanto de uso regular como de uso especial, y de escolares durante todo el año, al margen de las campañas específicas.

En ellas se verifican cuestiones como el uso del cinturón de seguridad, los tiempos de conducción y descanso, velocidad, alcohol, drogas, o que las autorizaciones y documentos estén en regla, tanto del vehículo como del conductor.

Contador

Para leer más