El juzgado estima la demanda de la SGAE y condena a la Coral Casablanca de Vigo a pagar más de 7.000 euros

Publicado 15/01/2019 19:35:44CET

El director de la coral viguesa asegura que "merecen" otro trato

   VIGO, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Pontevedra, con sede en Vigo, ha estimado en su totalidad la demanda presentada por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) contra la Coral Casablanca de Vigo y la condena a pagar 7.362 euros en concepto de derechos de autor, según ha confirmado la SGAE a Europa Press.

   La demanda de la SGAE se correspondía con las cantidades adeudadas por el grupo, constituido en una fundación, en relación con los derechos de autor del repertorio que interpretaron en los eventos que realizaron entre julio de 2013 y diciembre de 2016.

   Para Miguel Diéguez, director de la SGAE para la zona noroeste del país, se trata de una sentencia "razonable" porque "aplica la ley y la razón", pues desde la entidad consideran que las actividades con ingresos de taquilla llevadas a cabo por la coral no se distinguen en nada de cualquier otra actividad lucrativa hecha por otro promotor cultural.

   Desde la SGAE han manifestado que su comunicación con la Coral Casablanca no ha cesado, solo que el grupo consideró a partir de un momento que no tenía que pedir autorización para interpretar las piezas de sus repertorios.

   En este sentido, desde la SGAE han trasladado que lo "único imprescindible" para un concierto de la coral es el repertorio y que, sin embargo, en su presupuesto no se contempla el valor de las composiciones y sí figuran apartados para cuestiones logísticas como el alquiler del recinto, el sonido o incluso el pago a los músicos.

   "La clave es que la coral está conformada por personas sensibles a la cultura y esperamos que entiendan que esta sentencia recoge que lo único que parecía que ellos ponían en cuestión es el valor del repertorio", ha sostenido Diéguez, que ha puesto en valor el trabajo "encomiable" de la Coral Casablanca acercando la cultura a la población.

SENTENCIA "INSÓLITA"

   Por su parte, el director de la Coral Casablanca, Óscar Villar, ha asegurado a Europa Press que esta sentencia le resulta "insólita" y "decepcionante" porque, según sus palabras, "merecen" otro trato después de sesenta años de actividad cultural en Vigo.

   "Me dan ganas de dejarlo todo y dedicarme a otra cosa", ha afirmado Villar, afectado por la decisión judicial pues ha explicado que realizan una "labor social y cultural de iniciativa popular" y que no se lucran con ello.

   En este sentido, Villar ha trasladado que hasta el año 2013 la Coral Casablanca dependía del Círculo Mercantil de Vigo y estaba al día en sus pagos con la SGAE, pero que actualmente es un grupo totalmente independiente y que hacen "bolillos" para mantenerse.

   "Esto es insufrible, no podemos acarrear estos costes", ha aseverado Villar, para insistir en que realizan "versiones de canciones" sin lucrarse por ello en ningún caso. "Esto es una cuestión de sensibilidad, no de derecho", ha concluido.