Un juzgado de Vigo autoriza el enterramiento del bebé fallecido en un parto domiciliario

Publicado 13/12/2018 15:47:40CET

   VIGO, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El juzgado número 4 de Vigo ha autorizado el enterramiento del bebé que falleció en un parto domiciliario, que había sido solicitado por los padres, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

   El juzgado vigués recibió el informe preliminar de la autopsia del menor fallecido durante el parto en el día de ayer y fuentes del TSXG han confirmado a Europa Press que, hasta el momento, no hay ninguna persona investigada judicialmente por esta causa.

   El fallecimiento se produjo el pasado lunes en Vigo. El Hospital Álvaro Cunqueiro (HAC) remitió un informe al juzgado, como es habitual en estos casos, y el Sergas confirmó que el menor murió fuera del centro hospitalario público.

   Por su parte, el 061 ratificó que envió dos ambulancias al domicilio de estos padres, una medicalizada y otra asistencial, que trasladaron a la madre, T.M.D., de 33 años de edad, y al menor hasta el HAC.

   En un principio, el informe del hospital llegó al juzgado número cinco de Vigo, que estaba en funciones de guardia. Pero según informaron desde el TSXG, este se inhibió al juzgado número cuatro porque era el que estaba de guardia en la fecha en la que ocurrieron los hechos.

   A raíz de lo ocurrido en este parto domiciliario el Sergas ha recordado la necesidad de acudir a todos los controles sanitarios durante el embarazo y que la seguridad en los partos está "plenamente garantizada" en los hospitales públicos. Asimismo, ha destacado la importancia de que todos los partos sean atendidos "por profesionales sanitarios capacitados".

   Del mismo modo, el Consejo General de Enfermería ha alertado de que "los partos con una doula y sin matrona suponen una amenaza para la vida de las embarazadas y sus bebés". Y desde la Asociación Galega de Matronas han pedido "sororidad" con esta madre y "respeto" en relación a las decisiones tomadas por esta familia.