La líder del PSOE de Ourense niega "desobediencia" y pide a la dirección gallega que "se pronuncie"

Publicado 21/01/2014 18:40:44CET
OURENSE: CRISIS PSOE MUNCIPAL DE LA CIUDAD DE OURENSE: Carmen Rodríguez, secreta
EUROPA PRESS/Rosa Veiga

Admite que no es "quien para decir que la ejecutiva provincial esté equivocada" pero defiende que cumple los estatutos

OURENSE, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

La secretaria local del PSOE de Ourense, Carmen Rodríguez, ha negado este martes "desobediencia" en su decisión de celebrar una asamblea de militantes que había instado a aplazar la directiva provincial del partido, de modo que ha pedido a la ejecutiva que capitanea José Ramón Gómez Besteiro que "se pronuncie al respecto".

Preguntada por los periodistas sobre la decisión de la cúpula provincial del PSOE de abrirle un expediente disciplinario por este motivo, Rodríguez Dacosta ha defendido que ella actuó "conforme a los estatutos" al mantener la convocatoria. De hecho, se ha definido como una persona "de partido" y "tremendamente disciplinada".

En todo caso, a su salida de una reunión del Grupo Municipal Socialista a la que no acudió ninguno de los cinco concejales díscolos, la también directora general del Personal del Ayuntamiento ourensano ha dicho no tener todavía "comunicación oficial" de esa resolución, anunciada el lunes pasadas las 22,00 horas.

En cuanto a la asamblea de militantes del pasado 26 de diciembre, ha explicado que tenía carácter informativo y que sirvió para "tener un debate tranquilo y sosegado" y para "pedir opinión" a los afiliados sobre el conflicto abierto en el Grupo Municipal Socialista.

"No se tomó ningún tipo de resolución", ha recalcado Rodríguez, quien ha reivindicado que su partido "se caracteriza" por estar "abierto" a la "voz" de la militancia. Y, tras admitir que recibió la notificación que instaba a aplazar la asamblea, ha insistido en que "la actuación fue conforme a los estatutos".

"HE CUMPLIDO"

"Yo entiendo que una desobediencia es hacer algo que sabes que no puedes hacer y lo haces, y no es el caso", ha sostenido, antes de enfatizar que, en su opinión, ha "cumplido conforme a los estatutos del PSOE".

No obstante, ha admitido que ella no es "quien para decir que la ejecutiva provincial esté equivocada" o para "decirle lo que tiene o no que hacer".

En este punto, ha remitido al acuerdo de la ejecutiva provincial que exigía "respeto" para el alcalde de Ourense y la vuelta a la "normalidad" política en el consistorio de la tercera ciudad de Galicia.