Publicado 17/12/2021 13:59CET

Médicos residentes del CHUS apuntan a que contagios del brote vinculado a una cena pudieron ser en el hospital

Archivo - Zona de toma de muestras 'covidauto' del Hospital Clínico de Santiago de Compostela (CHUS) durante la epidemia de coronavirus.
Archivo - Zona de toma de muestras 'covidauto' del Hospital Clínico de Santiago de Compostela (CHUS) durante la epidemia de coronavirus. - EUROPA PRESS - Archivo

Defienden que esa reunión "se realizó siguiendo los protocolos sanitarios" y reivindican su "responsabilidad y compromiso"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El colectivo de médicos internos residentes del Hospital Clínico de Santiago de Compostela han apuntado que "el aumento de contagios" de Covid-19 relacionados con una cena celebrada el pasado día 7 con sobre un centenar de asistentes "podría haber sido generado" en el hospital o "en ámbitos externos al círculo exclusivo de los residentes".

   Así lo exponen en un escrito con fecha del 16 de diciembre remitido a la atención de la gerencia del Hospital Clínico en el que lamentan que se les acuse de "irresponsables y de haber incumplido las normas y recomendaciones vigentes". "En ningún caso nos sentimos merecedores de estas afirmaciones; puesto que, aunque efectivamente la reunión sí se celebró el día 7 de diciembre de 2021, la entrada a dicho recinto fue precedida de la correspondiente comprobación del certificado Covid personal, tal y como dictaba la normativa en ese momento, con cumplimiento de la restricción de comensales por mesa, del aforo del local, etc", han explicado.

   Por ello, defienden que esa reunión se realizó "siguiendo los protocolos sanitarios establecidos al no haber restricciones a la posibilidad de realizar eventos públicos como congresos, bodas y reuniones de cualquier índole", puesto que "en ese momento no existían otras limitaciones en el ámbito de la hostelería", abundan en el escrito.

   "Por otro lado, encontramos incoherente que desde los puestos de gestión se anime a acudir al centro de trabajo y desempeñar labor asistencial a aquellos compañeros considerados contactos estrechos de pacientes con PCR positiva; mientras que a sanitarios con estado epidemiológico a priori normal se les recomiende evitar contacto fuera del trabajo con los mismos compañeros con los que comparten jornadas laborales y guardias", critican.

   En este sentido, insisten en que "no se puede afirmar que el aumento de contagios tan solo haya sido derivado de la reunión citada, sino que podría haber sido generado durante las jornadas laborales matutinas y de guardia". "Las condiciones en las que trabajamos, los despachos y las salas de descanso asignadas para cada servicio no cumplen ni se aproximan a las recomendaciones indicadas por las autoridades sanitarias", exponen.

   También apuntan a "ámbitos externos al círculo exclusivo de los residentes", como contactos familiares, ocasionales, entre otros, como posible origen de contagios.

"RESPONSABILIDAD Y COMPROMISO"

   "A lo largo de la pandemia los residentes hemos demostrado nuestra responsabilidad y compromiso con la atención sanitaria, formando parte activa de esta en todo momento, incluso en ocasiones asumiendo un alto riesgo de contagio personal por cumplir con nuestra labor de proteger la salud de la población, siendo con frecuencia los primeros en atender a los pacientes del sistema de salud público", reivindican.

   Así, consideran "injusto y desmedido" el "señalamiento público". "Criminalizar, y más públicamente de la manera en que la que se está haciendo, los actos llevados a cabo por el personal sanitario, cuando se han producido en conformidad con la normativa y protocolos sanitarios vigente, desde el propio centro de trabajo, genera en primer lugar, un aumento del descontento que venimos sufriendo desde el colectivo y el menosprecio general hacia nuestro trabajo desde algunas autoridades sanitarias; sintiéndonos desamparados y sin protección por su parte, como en tantas otras ocasiones", sostienen.

   Además, consideran que "fomentar en la población general una sensación de desconfianza creciente hacia la sanidad pública y sus trabajadores" supone "una estrategia poco efectiva y contraproducente si de lo que se trata es de superar la crisis sanitaria a la mayor brevedad posible".

   Con todo, en su escrito, reiteran su "compromiso con el sistema sanitario público y con cumplir con todas las medidas pertinentes" que, de acuerdo a la situación epidemiológica, "prevengan el descontrol de esta enfermedad". Así, resaltan la importancia de la vacunación, "que es la mejor medida para evitar la expresión grave de la Covid-19 y la sobrecarga del sistema sanitario".

CRIBADO

   A raíz de conocerse la situación, se programó un cribado específico para todo el colectivo de médicos internos residentes del área de Santiago, al que fueron citadas 300 personas.

   Por parte del área sanitaria de Santiago se ha informado que acudieron casi el 70 por ciento de los citados y se detectaron otros siete positivos, además de los 11 anteriores. Sobre la participación, las mismas fuentes indicaron que "en estos momentos muchos residentes ya no se encuentran en Santiago".